La Sala del Senado aprobó con 17 votos a favor, tres en contra, una abstención y un pareo el nuevo proyecto de reajuste al sector público ingresado la tarde de este miércoles por el Gobierno al Parlamento, con lo que la iniciativa quedó despachada para su promulgación.

Previamente, la comisión de Hacienda del Senado aprobó de forma unánime la propuesta, luego que fuera despachado en la Cámara de Diputados, por lo que la tramitación completa en el Congreso duró menos de cuatro horas.

Luego de la votación, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, comentó que “queremos agradecer desde el Gobierno a todos los diputados y senadores que nos acompañaron en este proyecto de ley, éste es un proyecto de ley difícil para todos, nos gustaría tener reajustes mayores, pero tenemos otras prioridades también como país”.

“La educación, la salud son muy importantes y el Presupuesto también gasta en eso, además los funcionarios públicos han tenido en los últimos años otras leyes sobre el reajuste que han ido mejorando también sus condiciones y, por lo tanto, tenemos que balancear distintas necesidades con los recursos que tenemos”, añadió.

El secretario de Estado apuntó que “para la ciudadanía han sido difíciles estos últimos días y creo que todos nosotros que trabajamos en el sector público tenemos que volver a trabajar normalmente mañana”.

Valdés recalcó que “me siento como un ministro que le pone todo el hombro posible al trabajo que nos ha encomendado la Presidenta y me siento como un ministro parte del comité político que hoy se desplegó y que logró cumplir con las instrucciones de la Presidenta en un día”.

“Tengo que sacar mis propias lecciones, como todos en la vida aprendemos de tropezones, pero lo importante es que hoy tenemos reajuste”, sentenció.

El senador Jorge Pizarro¨(DC) sostuvo que “hay que hacerse una autocrítica, como todo en estas cosas, los partidos no hemos actuado bien, los parlamentarios tampoco y el gobierno tampoco, de manera en que de aquí en adelante hay que trabajar mejor, siempre se puede hacer mejor”.

Oposición hizo la diferencia en la Cámara de Diputados

En esta oportunidad, tras el fracaso anterior en la Cámara de Diputados, la diferencia la hicieron en aquella instancia los parlamentarios de oposición. 21 de la UDI, siete de RN, más uno de Evópoli y un independiente pusieron su voto favorable y, de esta manera, el Gobierno logró el apoyo necesario.

El diputado de la UDI, Javier Macaya, explicó las razones, asegurando que “la primera tiene relación con que el Gobierno ha recogido una regla de reajuste al sector público para adelante. Se comprometió con una nueva institucionalidad con un proyecto de ley en esta materia y eso es algo que valoramos y esperamos que pueda cumplir esa promesa el Gobierno”.

“Lo segundo es que nuestro país seguir funcionando a medias”, agregó.

En la Nueva Mayoría, esta vez hubo en la DC ocho votos en contra, dos en el PPD, uno en contra y dos abstenciones en el PS, tres votos de rechazo entre los radicales y la bancada comunista esta vez se abstuvo.

El timonel comunista Guillermo Teillier manifestó que no les gustó el reajuste del Gobierno: “No, no nos gustó el guarismo, no nos gustan también los bonos”.

“A pesar de que después del rechazo del veto, por ejemplo, se consiguió en caso de que el IPC sea superior al reajuste el Gobierno se comprometió a hacer una nueva ley para compensar a los trabajadores con un bono de 15 mil pesos para compensar eso. Es primera vez que los trabajadores tienen esa garantía”, aseveró.

El ministro Rodrigo Valdés agradeció el respaldo al reajuste y llamó a deponer la paralización del sector público.

Sector público: “No vamos a llamar a trabajar mañana”

Tras la aprobación en la Cámara Baja, el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, afirmó que “no vamos a llamar a trabajar a la gente mañana, nosotros no dijimos que terminado el proceso de votación inmediatamente se suspendía el paro, eso no lo dijimos. Lo que dijimos es que obviamente con esto se consolida una pérdida”.

“Tenemos claro que esta movilización no tuvo el resultado esperado de lograr un reajuste decente para los trabajadores del sistema público, que hemos perdido una batalla, pero no hemos perdido la guerra”, añadió Maturana, quien además es uno de los coordinadores de la mesa del sector público.

“A la clase política, lo queremos decir con mucha responsabilidad, le vamos a recordar el año 2017, cuando vayan a pedirnos el voto, sea para diputado o diputada, senador o senadora, Presidente o Presidenta de la República, que hay 700 mil votos menos para ellos”, concluyó.

La iniciativa establece un guarismo del 3,2 por ciento de aumento en las remuneraciones de los trabajadores, pero aumenta los bonos a los sueldos más bajos, lo que fue calificado como un “esfuerzo especial” por el ministro Valdés.

En concreto, se pagarán 114 mil pesos a quienes ganan un sueldo de hasta 550 mil pesos mensuales, mientras que los que reciben entre 550 mil y dos millones 345 mil pesos brutos recibirán 35 mil pesos.

Cooperativa