EEUU entrega nuevos documentos desclasificados sobre la última dictadura

Archivos secretos: EEUU desclasificó documentos de la CIA

“Nunca más”, sentenció Noah Mamet ante un auditorio en el predio donde funcionó la ex ESMA. El embajador de Estados Unidos en la Argentina hizo entrega ayer al Gobierno de una nueva ronda de documentos desclasificados con información relacionada con el período comprendido entre 1975 y 1984, que además de abarcar la totalidad de la última dictadura militar, también alcanza los últimos momentos del gobierno de Isabel Perón y los primeros de Raúl Alfonsín.

El encargado de recibir el material -unas 550 fojas distribuidas en dos discos- fue el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien dijo que este segundo bloque de informes -el primero fue el que entregó el secretario de Estado John Kerry al presidente Mauricio Macri en agosto- “era muy esperado”.

Hasta ayer a la tarde, el funcionario no había tenido acceso a los documentos, así como tampoco el público en general. Sin embargo, la información fue publicada anoche en un sitio que el embajador Mamet compartió en las redes sociales (https://icontherecord.tumblr.com/). La administración de Mauricio Macri confirmó que los datos estarán disponibles en el Museo de la Memoria.

Reportes a los presidentes Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan y George Bush; memos e informes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés). La información es vasta. Según pudo revisar la nacion hasta el cierre de esta edición, el material comprendía perfiles de -entre otros- funcionarios de la última dictadura, como Alfredo Martínez de Hoz, ex ministro de Economía, a quien calificaron de “admirador de Estados Unidos”. Los documentos de la Central de Inteligencia de Estados Unidos también califican de “organización terrorista” a Montoneros.

“Este proyecto es un esfuerzo histórico de Estados Unidos para buscar, identificar y proporcionar registros que echen luz sobre estas cuestiones de derechos humanos en la Argentina. Confío en que académicos, investigadores y activistas de derechos humanos echen luz sobre estos documentos para que todos los puedan ver y comprender mejor esta etapa tan oscura”, sostuvo Mamet en un breve discurso, y adelantó que durante 2017 habrá nuevas entregas.

Más tarde, en diálogo con la prensa, Avruj desestimó que la llegada de Donald Trump al gobierno en Estados Unidos en enero próximo pueda generar algún cambio en el compromiso que asumió Washington y que afecte las desclasificaciones. “Las políticas de Estado continúan y esto no está en tela de juicio”, sostuvo. El funcionario también afirmó que espera desclasificaciones de parte del gobierno de Francia y del Vaticano.

En el encuentro también estuvieron el representante especial para los Derechos Humanos de la Cancillería, Leandro Despouy, y el periodista Robert Cox.

El evento de ayer se llevó a cabo en el marco del homenaje a Patricia Derian, ex subsecretaria de Derechos Humanos de Estados Unidos durante el gobierno de Carter. La funcionaria, que falleció en mayo, visitó el país durante la dictadura e hizo públicas en el mundo más de 5000 denuncias de personas detenidas o desaparecidas. Según el embajador, su trabajo “ejerció presión” al facilitar la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al país en 1979.

En una de sus visitas, Derian se entrevistó con el entonces jefe de la Armada Emilio Massera en el predio de la ex ESMA. Allí, el militar le negó que el gobierno violara los derechos humanos. En ese entonces, ella le mostró un plano dibujado a mano y le preguntó: “¿Es posible que mientras estemos hablando, en el piso de abajo ustedes estén torturando a alguien?”
Los datos ya están en la web

El acceso

El embajador de Estados Unidos en la Argentina difundió ayer por las redes sociales el link adonde está subido el nuevo material desclasificado. Se puede encontrar en https://icontherecord.tumblr.com/

El contenido

Los reportes y memos (en inglés) están distribuidos en varios archivos, correspondientes a las presidencias de Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan y George Bush. Son unas 550 fojas en total. El Gobierno las traducirá y publicará
Reconstruir la verdad histórica

Noah Mamet

Embajador de Estados Unidos en la Argentina

“Confío en que académicos, investigadores y activistas de derechos humanos echen luz sobre estos documentos para que todos los puedan ver y comprender mejor esta etapa tan oscura. Nunca más”

Claudio Avruj

Secretario de Derechos Humanos

“[La entrega de informes] Continúa marcando el camino de compromiso entre los dos gobiernos que entienden la importancia y el valor de la memoria”

La Nación


Ver todos los documentos aquí


Amnistía en la mira del Plan Cóndor

El Archivo Nacional de Seguridad, una ONG que se dedica a estudiar los documentos desclasificados por el gobierno de los Estados Unidos, difundió ayer los primeros documentos de inteligencia desclasificados por el gobierno de Barack Obama sobre la represión argentina, que muestra que la Operación Cóndor había identificado a integrantes de Amnistía Internacional para su “liquidación”.

En 2002, ante el pedido de los organismos de derechos humanos, Estados Unidos había desclasificado 4700 documentos del Departamento de Estado. Este año, el Gobierno de Obama decidió ampliarlo a documentos militares y de inteligencia.

El Archivo de Seguridad Nacional, que dirige Carlos Osorio y se dedica a analizar los documentos desclasificados, emitió un comunicado en el que indicó que “nuevos documentos echan luz sobre las misiones que la Operación Cóndor planificó en Europa”.

Según uno de los documentos de la CIA, las dictaduras del Cono Sur involucradas en la Operación Cóndor habían elegido a dirigentes de Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos en París y Londres como objetivos. Según el informe de inteligencia de la CIA de mayo de 1977, “la misión de los grupos de tarea de la Operación Cóndor es ser enviados fuera del país a liquidar a líderes terroristas del más alto nivel. Dirigentes no terroristas también fueron elegidos para ser asesinados; algunos líderes de Amnistía fueron mencionados como blancos”. “Un curso de entrenamiento se llevó acabo en Buenos Aires antes de enviar a los grupos de tareas”, dice el documento de la CIA, que detalla que los represores serían enviados disfrazados como empresarios. Otra tarea que tenían era hacer inteligencia sobre grupos de derechos humanos europeos “para exponer sus conexiones marxistas y socialistas”. La misma tarea se debía efectuar con grupos religiosos y del tercer mundo. Entre los documentos, hay un sumario del National Security Council sobre las torturas a Alfredo Bravo, presidente de la APDH.

Página 12