Farc dicen que órdenes de captura frenan la movilización para la dejación de armas

Farc esperan que se levanten órdenes de captura para iniciar su movilización

Para las Farc sigue siendo claro que luego de la refrendación del acuerdo de paz en el Congreso, el jueves de la semana pasada, se activaron todos los compromisos adquiridos con el gobierno para el tránsito hacia un país sin conflicto armado. Eso sí, sin desconocer que los tiempos se han tenido que ajustar. Por eso, el cronograma acordado no ha sido del todo exacto, empezando por el momento en el que los guerrilleros de las Farc debían comenzar a movilizarse hacia las zonas de concentración en donde se hará el proceso de dejación de armas.

Este martes, precisamente, arrancaba el día en el que las Farc debían emprender su camino desde los Puntos de Preagrupamiento Temporal hacia las zonas veredales. Camino que ya comienza a tener sus primeras trabas. Primero, por una solicitud concreta que, según Iván Márquez, jefe de la delegación de paz de las Farc, debe salir en los próximos días. Se trata del levantamiento de las órdenes de captura de los guerrilleros cuya responsabilidad está en manos de las autoridades judiciales. “Por eso, es comprensible que nadie emprenda movimientos hacia las zonas de concentración si se corre el riesgo de ser detenidos”, dijo Márquez.

El otro camino que también ha enredado el tránsito hacia estas zonas tiene que ver con que todavía no está lista su infraestructura. Así lo aseguró Joaquín Gómez, integrante de las Farc. “No podemos ser irresponsables de meternos a un lugar donde no hay dónde dormir ni los recursos básicos que pongan en riesgo asuntos de salubridad”, afirmó. A propósito, las Farc se ofrecieron a contribuir en las adecuaciones de las zonas donde ellas mismas permanecerán y que el tiempo trabajado pueda ser descontado de las sanciones restaurativas que se les impondrá a través de al Jurisdicción Especial de Paz.

Pero la orden del gobierno nacional es clara. Dada la tardanza del establecimiento de las condiciones precisas para que las Zonas Veredales Transitorias puedan funcionar, ya emitió la directriz de acelerar el proceso de adecuación. Mientras tanto, ¿qué más esperan las Farc? Un indulto generalizado, tal y como lo anticipó El Espectador, antes de que se comience a tramitar la ley de amnistía. “Superando trámites interminables, esperamos muy pronto las primeras excarcelaciones de guerrilleros de las Farc y de colaboradores privados de la libertad por delitos indultables”. Siendo así, podrían salir de las cárceles alrededor de 300 guerrilleros que se beneficiarían del indulto y no tendrían la obligación de acudir a las zonas de concentración.

‘Fast track’, la única salida para las Farc

Pese a la urgencia que requiere el trámite de los primeros proyectos que permitan implementar el acuerdo de paz, ha generado debate el hecho de que algunos magistrados de la Corte Constitucional acepten invitaciones a otros países ad portas de la vacancia judicial. Más aún, cuando sigue en vilo la decisión sobre el procedimiento especial legislativo o ‘fast track’ que permitirá sacar en tiempo récord las leyes más urgentes como la ley de amnistía. De hecho, ese es el único camino viable para las Farc.

Según expresó Iván Márquez, los integrantes de las Farc no están de acuerdo con que se tramite por la vía ordinaria ni con mensaje de urgencia la ley de amnistía. Por eso, acogió la decisión del gobierno de esperar hasta el 12 de diciembre –día en el que se espera que el alto tribunal decida sobre el ‘fast track’- y solo a partir de allí se comiencen a tramitar los proyectos que requerirá el acuerdo de paz. “En pocos días esperamos que se inicie el procedimiento legislativo especial para la paz para sacar adelante la ley de amnistía antes de finalizar el año. Esto supone que no debe haber proyecto de amnistía discutida en sesiones ordinarias del Congreso con mensaje de urgencia”, señaló.

De ser así, se activaría de inmediato el Acto Legislativo para la Paz que además de darle vía libre al ‘fast track’, permitirá la presencia de seis integrantes de las Farc (3 en Senado y 3 en Cámara) que harán seguimiento al procedimiento con voz pero sin voto. “Esperamos que la Corte Constitucional actúe con sensatez y mire el interés de la nación y que sobre esa base tome las decisiones. Colombia no debe esperar más tiempo”, enfatizó Márquez.

Lo cierto es que la decisión de las Farc de desaparecer como grupo armado sigue siendo clara. Así lo expresaron sus integrantes y, por eso, según afirmaron, los colombianos deben estar tranquilos. Sobre todo, porque el cese bilateral del fuego y hostilidades permanecerá activo. Lo que esperan, eso sí, son también gestos que les permitan generar confianza en sus filas y la implementación pueda darse completa y en la forma correcta. De todas maneras, la guerrilla todavía tiene 30 días más para concluir con el proceso de movilización y establecerse en las zonas veredales donde permanecerán, al menos, por unos cinco meses más.

El Espectador