México: Peña Nieto rechaza las amenazas de Trump y reitera que su país no pagará el muro

México no pagará el muro, reitera Peña; critica amenazas contra empresas extranjeras en el país

El presidente Enrique Peña Nieto reiteró que México no pagará el muro que planea construir el presidente electo de EU, Donald Trump, y que su gobierno defenderá las inversiones extranjeras en el país.

“Rechazamos que induzcan a empresas a no invertir en México con base en el miedo y amenazas”, dijo el mandatario federal este miércoles en una reunión con cónsules y embajadores.

Peña expuso los cuatro ejes que deberán establecerse en cualquier relación con el nuevo gobierno de estadunidense.

Entre ellos señaló que se debe trabajar de forma corresponsable para frenar el tráfico de armas y recursos de Estados Unidos a organizaciones criminales en México y la protección a los connacionales en la Unión Americana.

“Negociaremos con seguridad en nuestras fortalezas y con sentido práctico”, dijo el mandatario, y agregó que sobre el Tratado de Libre Comercio con América del Norte se buscarán acuerdos que den certidumbre al comercio e inversión entre los países que lo integran, “vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México”.

Dijo que uno de los principales retos de este año es la relación que tendrá México con el nuevo presidente de aquel país, Donald Trump, con el que “evidentemente tenemos algunas diferencias, como el tema del muro, que México por supuesto, no pagará”.

Aseguró que México tendrá “una buena relación con Estados Unidos y su presidente, que sea buena para México y para los mexicanos”, y el mundo verá a un país que con audacia y patriotismo privilegiará el diálogo y el entendimiento.

Este mensaje ocurre horas después de que Trump dijera –durante su primera conferencia de prensa desde que ganó las elecciones en EU– que no esperará a construir el muro hasta negociarlo con México, sino que después se le reembolsará a su país el dinero.

“Podría esperar un año y medio hasta que terminemos nuestras negociaciones con México, las cuales empezarán de forma inmediata tras llegar a la Casa Blanca; pero no quiero esperar“, señaló Trump.

“México, de alguna forma, nos reembolsará por el coste del muro. Eso ocurrirá, sea a través de un impuesto o un pago. Es menos probable que sea un pago, pero ocurrirá”, agregó.

La propuesta de construir un muro para frenar la inmigración ilegal que llega a Estados Unidos fue uno de los temas centrales de la campaña electoral de Trump, quien también se mostró a favor de deportar a muchos de los inmigrantes no autorizados que viven en el país.

El magnate destacó que el futuro vicepresidente, Mike Pence, dirige los esfuerzos para lograr a través de varias agencias y el Congreso la aprobación de la construcción.

Durante la rueda de prensa Trump sostuvo que respeta al gobierno de México, al que describió como muy amable, y a los mexicanos.

“Tengo a mucha gente que proviene de México trabajando para mí. Son fenomenales”, dijo.

Funcionarios mexicanos han insistido en que México no pagará por el muro.

Animal Político


De alguna forma México pagará por el muro: Trump

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró que construirá un muro fronterizo que México pagará, desmantelará lo antes posible la corona del legado de Barack Obama –su reforma de salud– y atacó a medios de comunicación y agencias de inteligencia por difundir versiones de actos financieros y sexuales comprometedores en Rusia.

Fue su primera conferencia de prensa en casi seis meses y a sólo 10 días de ingresar a la Casa Blanca. El republicano había convocado la reunión con medios en el lobby de su Torre Trump en esta ciudad con el propósito de informar sobre las medidas que tomará para evitar un conflicto de intereses entre su imperio de negocios y su presidencia; pero desde anoche, cuando se difundió la noticia de que agencias de seguridad habían incluido un resumen de una investigación privada sobre posibles relaciones ocultas con el gobierno de Vladimir Putin, ese tema pasó a ser el enfoque del acto.

El tema de México y la frontera también fue abordado por el presidente electo cuando aseguró que su promesa de campaña de construir un muro pagado por México procederá casi de inmediato.

Vamos a construir un muro, afirmó, aclarando que no desea esperar un año y medio hasta acabar nuestras negociaciones con México, las cuales se iniciarán inmediatamente después de ocupar el puesto, sino que se empezará a construir con fondos estadunidenses. “México de alguna forma, y hay muchas diferentes formas, nos rembolsará… el costo del muro. Eso ocurrirá, sea por un impuesto o por un pago”.

Afirmó que nuestros acuerdos comerciales son un desastre. Festejó que Ford haya cancelado su inversión en una nueva planta en México, recordó que Carrier tampoco trasladará a México los empleos de una planta en Indiana. En este contexto amenazó con que si una compañía desea trasladar plantas a México, habrá una frontera muy, muy fuerte, no como la que está. Tendrá que pagar un impuesto fronterizo muy grande.

Trump aclaró, al abordar el tema del muro y del tratado de libre comercio, que en “México han sido lindos, muy lindos. Respeto al gobierno de México. Respeto al pueblo de México. Quiero al pueblo de México. Tengo a mucha gente de México trabajando para mí. Es gente fenomenal. El gobierno de México es estupendo. No los culpo por lo ocurrido… por tomar ventaja de Estados Unidos…. no los culpo. Lo que estoy diciendo es que no deberíamos haber permitido que eso ocurriera. Y no ocurrirá más”.

Rusia, sobre todo la relación entre su mandatario con Trump y su equipo, se mantiene en el centro del debate político poselectoral. Ayer, por primera vez, Trump declaró que creía que Rusia “estaba detrás de los hackeos” a los demócratas durante la elección, algo que había rechazado repetidamente, pero de inmediato agregó que todos los países hackean a Estados Unidos y nombró a China entre otros.

Reiteró su admiración al mandatario ruso, al afirmar: Si a Putin le gusta Donald Trump, pues ¿adivinen qué, cuates? Eso se llama un activo, no un pasivo, porque tenemos una relación horrible con Rusia.

La caótica conferencia de prensa arrancó con el tema que estalló anoche, sobre un informe aparentemente elaborado por un ex agente de contrainteligencia occidental especializado en asuntos rusos para un contrincante electoral republicano de Trump el año pasado, el cual fue entregado a la FBI –primero por el propio ex agente y posteriormente por el senador John McCain–, porque contenía información financiera delicada, así como de actos sexuales de Trump en Rusia (incluso con prostitutas en un hotel en Moscú), que podría ser empleada para chantajear o manipular al presidente electo.

CNN informó la noche del martes que Trump y Barack Obama habían sido avisados de un resumen de una investigación privada sobre los vínculos y actos del presidente electo con Moscú, lo cual llevó a que casi todos los medios nacionales abordaran el asunto, aunque subrayaron que la información no podía ser verificada o no lo estaba. Buzzfeed decidió publicar el informe completo (algo que provocó un gran debate entre los medios), el cual indicaba que la inteligencia rusa contaba con material comprometedor contra Trump.

Ayer Trump atacó por nombre a CNN y Buzzfeed por promover noticias falsas y sostuvo que era deplorable que la agencias de inteligencia permitieran que cualquier información comprobada como falsa fuera filtrada. Eso es algo que la Alemania nazi hubiera hecho, e hizo. Esa información es falsa y fabricada. Más aún, cuando un reportero de CNN intentó hacer una pregunta, Trump le negó la palabra declarando que ese medio era terrible. Ustedes son noticias fabricadas, después de que condenó a Buzzfeed como un montón de basura que sufrirá las consecuencias.

Los otros temas centrales abordados a lo largo de la hora que duró el intercambio con los medios fueron las medidas adoptadas para evitar los conflictos de intereses del magnate al ocupar la Casa Blanca. Trump y una abogada detallaron mecanismos en los que el control del imperio de negocios conocido como la Organización Trump será trasladado a sus dos hijos mayores y romperá todo vínculo empresarial que tiene.

Pronostican demandas contra el republicano

Pero el jefe de la Oficina de Ética Gubernamental Walter Schaub calificó el plan de insignificante. En comentarios en un acto en Washington, afirmó que no cumple con las normas que los mejores de sus nominados y que todo presidente en las pasadas cuatro décadas han cumplido. Por lo tanto, advirtió, esto colocará a su gobierno ante percepciones y controversias constantes, reportó la página Politico. Otros expertos coincidieron e indicaron que podría detonar hasta demandas legales en su contra.

Trump también anunció que casi de inmediato procederá a revocar y sustituir la reforma de salud que es la corona del legado de Obama, afirmando una vez más que es un fracaso total. Informó que dentro de sus primeras dos semanas anunciará su nominación para el puesto vacío en la Suprema Corte, algo que opositores temen porque tendrá repercusiones a largo plazo (son puestos vitalicios) y que dentro de los primeros 90 días tendrá un informe para enfrentar los ciberataques contra Estados Unidos, entre otros asuntos.

No faltaron los ya conocidos autoelogios y el constante uso de adjetivos superlativos; ‘fantástico y grandioso estuvieron entre los favoritos ayer. Dije que sería el productor de empleos más grandioso que Dios jamás haya creado, afirmó al prometer que generará más empleo.

La Jornada