Recordamos a nuestro compañero de Nodal a un año de su fallecimiento

Reproducimos el texto que escribió Pedro Brieger, director de Nodal, en enero de 2016:

Cuando la muerte golpea de manera sorpresiva uno se queda mudo. Más si se trata de un amigo, colega y compañero. Agustín Lewit nos dejó cuando un gigantesco mundo apenas comenzaba a abrirle las puertas.

El periodismo nos obliga a reaccionar aun antes de poder realizar un duelo, o nos compele a decir algo mientras todavía no se sale del asombro y uno trata de que las lágrimas no enturbien la vista. No es casual que en algunas culturas milenarias las familias y amigos se junten durante días para llorar y recordar al que ha partido. Las crónicas podían esperar. Había que juntarse para reforzar el vínculo con quien ya no estaba. Hoy no podemos reposar nuestras sensaciones y sentimientos aunque a veces no encontremos las palabras. Es más, queremos contarle a todos y todas que alguien se fue, para que su ausencia se convierta en presencia.

Agustín llegó a NODAL cuando este portal de noticias apenas era un proyecto en ciernes. Traía en sus alforjas una formación intelectual crítica y un bagaje cultural que aprendió de su padre y que sintonizaron desde un primer momento con la construcción de un portal de noticias sobre América Latina y el Caribe que tuviera como objetivo disputar la hegemonía comunicacional.

El desafío no lo amilanó porque engarzaba con su idea de dedicarse de lleno al periodismo.

Con rapidez incorporó nuevos conceptos que supo transmitir como parte de una disputa mucho más amplia que la comunicacional. Con pasión estaba todas las mañanas analizando y seleccionando las noticias que luego tendrían un lugar en NODAL, y cuando hubo que construir nodaleconomia.am no dudó un instante en ponerse al hombro la tarea.

Pero además, y tal vez por sobre todas las cosas, Agustín era muy querible como lo atestiguan los mensajes estupefactos por su partida de aquellos que lo han sabido tratar, escuchar o leer.

Y así lo recordaremos todos los que hacemos NODAL, del que Agustín es y será arte y parte.

Como director de NODAL, y en nombre de todos y todas los que hacemos NODAL, compartimos el dolor con su familia, con su compañera Luciana, con su hijo Simón. Y estoy seguro que haremos honor a lo que Agustín Lewit pensaba y proyectaba.

Y sí… ¡hasta siempre!


Perfil de Agustín Lewit

Nació el 4 de noviembre de 1983. Licenciado en Ciencia Política de la UBA y maestrando en Ciencia Política y Sociología (FLACSO). Era Coordinador del Área de Estudios Nuestroamericanos del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (CCC) y miembro del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).También ha sido becario doctoral del Consejo de Investigación Científica (CIIPIME-Conicet). Como periodista especializado en América Latina trabajaba como editor de NODAL y NodalEconomía. Fue columnista de Página|12, Tiempo Argentino, TeleSur, de los portales de noticias Política Argentina, Marcha y Arte Política. Junto con Juan Manuel Karg coordinó el libro “Del No al ALCA a Unasur. Diez años después de Mar del Plata”. Ha escrito diversos capítulos de libros referidos a la Teoría Crítica y a la coyuntura latinoamericana, como así también varios artículos académicos en distintas revistas especializadas. Papá de Simón, compañero de Luciana. Su padre, Jorge Mario Lewit, escribió para despedirlo: “su nombre completo era Agustín Leónidas. Agustín por Tosco y Leónidas por Leónidas Barletta, un histórico militante y dirigente del Partido Comunista de la Capital Federal, fundador del periódico Propósitos y del Teatro del Pueblo. En Alta Gracia (Córdoba) descansará al lado de su madre, Adriana Saltanovich. Lo vamos a recordar con sus hermanos, con su esposa Luciana y su hijo Simón, en cada marcha, en cada protesta, en cada avance que tengamos en nuestro país y en el continente. Hasta siempre Color Eterno”.

Aquí sus notas publicadas en Nodal

– http://www.nodal.am/category/columnistas-de-nodal/agustin-lewit/