Ex director ejecutivo de Odebrecht afirma que entregó US$3 millones para la campaña de Ollanta Humala en el 2011

Marcelo Odebrecht confirma entrega de US$ 3 millones para campaña de Humala

Marcelo Odebrecht, el hombre fuerte de la cuestionada constructora que entregó sobornos a 12 países, confirmó que el expresidente del Perú, Ollanta Humala, recibió US$ 3 millones de la firma brasileña para la campaña del Partido Nacionalista en el 2011.

“El Grupo Odebrecht, a pedido de Antonio Palocci Filho, entregó US$ 3 millones al candidato presidencial Ollanta Humala a través de la División de Operaciones Estructuradas”, se lee en el documento firmado por el magistrado Edson Fachín.

Esta declaración es parte del documento que la Corte Suprema de la Justicia de Brasil hizo pública. Esta manifestación será remitido a la Fiscalía de Paraná debido a que el Distrito Federal de la Corte Suprema de Brasil señaló que lo dicho por el mandamás de Odebrecht no es de su competencia.
“De acuerdo con el informe de la fiscalía, en esta etapa, esta Corte no es competentes, por lo que dispone el envío copia de las declaraciones hechas por los empleados de la sentencia indicada”, exponen.
La declaración del expresidente de la compañía cuestionada fortalece la confesión del ex CEO de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, quien en febrero pasado señaló que a mediados del 2010, en plena campaña electoral, Marcelo ordenó dar una “donación” para el nacionalismo.
Incluso, en una entrevista que ofreció Barata a “El Comercio”, dijo que “fueron tres o cuatro entregas”. Contó que Nadine Heredia era la que se comunicaba con él para coordinar la transacción de los “recursos”.
“Ella me llamaba, me pregunta cuando iba a llegar el recurso, y yo le decía que de acuerdo a las circunstancias, en una semana o algunos días. La presión era grande, porque necesitaban para la campaña, pero no era tan sencillo realizar la operatividad para hacernos de ese dinero”, anotó.
El expresidente de Odebrecht en nuestro país contó también que el aporte se dio en un departamento ubicado en el distrito de Miraflores que pertenecía a Humala. “Entrábamos en la habitación pequeña, conversábamos, hacía la entrega y eso era todo. En una oportunidad, no recuerdo si antes o después de la entrega, llegó Ollanta Humala, el cual comenzó a hablar de su proyecto político”, añadió.
Desde esa declaración la expareja presidencial ha negado haber recibido dinero de Odebrecht e instaron a Barata a demostrar sus aseveraciones. También ensayaron la posibilidad de desestimar el presunto aporte de una empresa extranjera como delito.

Ollanta Humala y la importancia de la revelación de Odebrecht

Por René Zubieta Pacco

El ex director ejecutivo de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, confirmó lo que también había expresado Jorge Barata, ex representante de la empresa brasileña en el Perú: la entrega de US$3 millones para la campaña del ex presidente Ollanta Humala en el 2011.

La declaración de Odebrecht fue hecha pública por la Corte Suprema de la Justicia de Brasil. ¿Cuánto aporta el testimonio del ex directivo y qué consecuencias traería?

“Eso agrega un indicio adicional, no cambian mucho las circunstancias. Imagino que en el plan de la fiscalía está determinar a dónde ha ido ese dinero, para determinar si ha ido a la campaña o si ha tenido otro destino. O si ha sido usado por el ex presidente u otra persona. Hay que completar la investigación”, comentó a El Comercio el ex procurador anticorrupción José Ugaz.

En ese sentido, agregó que toca a la fiscalía realizar actos de verificación para conocer cuál ha sido el destino de ese dinero. “Si Barata ya lo había anticipado, esto simplemente viene a confirmar una primera versión. Pero no basta lo que dicen los otros imputados, sino que tiene que seguirse la ruta del dinero”, precisó.

Asimismo, consideró que Humala y su esposa Nadine Heredia, presidenta del partido, deberían de ser citados para explicar el destino del dinero.

Al respecto, cabe recordar que a fines de febrero se conoció que el fiscal Germán Juárez, quien investiga a Humala y Heredia por el presunto delito de lavado de activos, ha incorporado las declaraciones de Barata a la investigación sobre los aportes del Partido Nacionalista. El testimonio fue enviado por el fiscal anticorrupción Hamilton Castro.

—Pide medidas más drásticas—
A juicio de la congresista y ex procuradora anticorrupción Yeni Vilcatoma, la declaración de Marcelo Odebrecht cobra mayor relevancia considerando que es el colaborador más importante para la investigación en su calidad de ex director ejecutivo. Así, consideró que la fiscalía tiene que tomar ahora medidas más drásticas contra Humala y Heredia. Una de ellas, según dijo, sería la prisión preventiva.

“Las mismas medidas que ha pedido contra el resto de personas con las que ha tenido estos mismos elementos de convicción, los cuales ya han sido aprobados por los jueces. Tanto en el caso del ex presidente Alejandro Toledo, o de los señores Edwin Luyo (ex funcionario del segundo gobierno aprista) y Félix Moreno (suspendido gobernador regional del Callao”, señaló a este Diario.

Como se recuerda, la Unidad de Investigación de El Comercio reveló en febrero de este año el testimonio de Barata al grupo de fiscales peruanos que lo entrevistó en Brasil. Ahí confesó que, a mediados del 2010, Marcelo Odebrecht le indicó que debía donar US$3 millones para la campaña presidencial de Humala. Según Barata, esto se hizo a solicitud del Partido de los Trabajadores de Brasil, del ex presidente de ese país Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras esta revelación, Humala negó la recepción de fondos y dijo no reconocer “como ciertas” las declaraciones de Barata. En esa línea, pidió que la fiscalía investigue, “porque todo lo que diga un aspirante a colaborador eficaz tiene que ser corroborado plenamente”.

—¿Aporte configura un delito?—
Penalistas consultados anteriormente por este Diario manifestaron que la sola entrega de dinero entre dos privados no constituye delito sancionable -considerando además que Humala no era funcionario público cuando lo recibió- y que en el Perú no existe el delito de financiación ilegal de partidos.

Sin embargo, señalaron que las confesiones de los directivos de Odebrecht se podrían sumar a otros elementos probatorios que sí podrían configurar delito. Ello dependerá de si el dinero donado tiene un origen ilícito, si se utilizó en beneficio propio o si se dio como un favor para adjudicar obras cuando Humala estuvo en el gobierno.

El Comercio