ONU ya registró siete mil armas de las Farc y guerrilleros se preparan para el desminado

La Misión de la ONU en Colombia “prácticamente” ha terminado el registro de las cerca de 7.000 armas que tienen las Farc, cuyos guerrilleros se encuentran hace meses en las zonas de reunión, informó este lunes el jefe de los observadores internacionales, el general Javier Pérez Aquino.

“Podemos decir que prácticamente hemos terminado el registro e identificación de todo el armamento que tienen las Farc en sus campamentos. Eso implica que en todos los campamentos de las Farc está la presencia de la ONU las 24 horas”, dijo Pérez Aquino en una rueda de prensa en Bogotá.

Asimismo, indicó que todavía falta “un detalle” para dar por concluida la operación de registro de armas que el enviado especial del secretario general de la ONU, Jean Arnault, cifró en 8.000.

Pérez Aquino también reiteró que ya han recibido 140 de ellas, las de los primeros miembros de las Farc que están desplegados en el mecanismo tripartito de monitoreo y verificación (MMV) del cese el fuego, en el que también hay observadores de la ONU y miembros de la Fuerza Pública.

También explicó que han empezado a hacer “planeamiento” para la destrucción de material inestable y armamento en los escondites, si bien subrayó la dificultad del proceso por la geografía y compleja seguridad.

“Estamos listos para recibir el armamento del personal de las Farc que estará incorporándose al transito a la legalidad de todos los miembros que harán parte del proceso de sustitución de cultivos, desminado, además del resto de personal que va a ser integrante del MMV y del equipo de protección”, detalló.

El general también destacó que más de cien días después del inicio del cese el fuego, este se ha mantenido “sólido” gracias al firme compromiso y voluntad de las partes”, que considera que “han respetado las reglas que lo rigen”.
“Podemos afirmar que es un proceso que tiene y tendrá retrasos pero se mantiene el compromiso y férrea voluntad de las partes y es irreversible”, subrayó.

Por su parte, el contralmirante Orlando Romero Reyes, representante del Gobierno en el MMV, comentó que el Ejecutivo mantiene su compromiso para que la infraestructura necesaria en las zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN) en que se encuentran reunidos alrededor de 7.000 guerrilleros de las Farc esté lista en abril.

Asimismo, indicó que han facilitado atención médica, abastecimiento y han acompañado a los menores que están en las filas de la guerrilla.

Hasta el momento 60 de esos jóvenes han dejado ya la guerrilla y se encuentran en hogares tutelados por el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El representante de las Farc en la ONU, Luis Alberto Albán Burbano, alias “Marco Calarcá”, también destacó que ha habido avances en diferentes materias como el abastecimiento o el despliegue de unidades médicas.

Sin embargo, afirmó que ha habido “inconvenientes” por medidas que ha tomado “de manera unilateral” el Gobierno. Entre ellas está que Defensa Civil sea responsable de parte del transporte de los enfermos, porque tuvieron “injerencia en la confrontación”.

Por último, aseveró que han cumplido con su compromiso de caminar hacia la paz.

El Colombiano


Cerca de 1.500 guerrilleros se alistan para apoyar el desminado

Se espera que la participación de las Farc en el desminado del país, que será posible gracias al proceso de paz, agilice la limpieza de los territorios contaminados con explosivos.

De hecho, cerca de 1.500 guerrilleros se preparan para esta tarea, y de ellos 10, que serán multiplicadores, ya hicieron el primer taller de entrenamiento con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (Daicma).

Los miembros de las Farc serán claves para ubicar y cuantificar los artefactos, pues hasta ahora la lucha contra las minas ha sido a ciegas porque no se sabe dónde están.

En Colombia hay 52 millones de metros cuadrados contaminados. Para medir el territorio afectado, se evaluaban los eventos ocurridos y, por cada uno, se calculaba que debían ser despejados 5.000 metros cuadrados a la redonda. “Todo el despeje puede valer 325 millones de dólares”, dice Sergio Bueno, director del Daicma.

Actualmente, están siendo intervenidos 207 municipios de los 673 contaminados por artefactos explosivos.

Bueno explica que muchas de las minas son difíciles de ubicar porque “son explosivos químicos” que “no tienen un componente metálico”.

Por eso, el apoyo de las Farc representa la posibilidad de obtener mejores resultados.
Al referirse a la participación de esta guerrilla en los planes de desminado, el jefe de las Farc Pastor Alape afirma que los integrantes de la organización saben cuáles territorios quedaron contaminados. “Haremos una demarcación de ellos para neutralizar los riesgos”, afirma el jefe guerrillero. Y asegura que las Farc conocen la ubicación de “bombas” que fueron lanzadas por el Ejército desde aviones y que no alcanzaron a estallar.

Aunque no hay una fecha exacta para el inicio del trabajo de esta guerrilla en el desminado, este podría comenzar este año porque, afirma Alape, “las necesidades así lo ameritan”.

Dice que Humanicemos, como se llamará la organización de desminado de las Farc, tendrá que darles apoyo a las otras organizaciones.

Hoy día, la Brigada de Desminado Humanitario la conforman 4.684 personas, entre militares y ONG con experiencia en este trabajo, como Handicap International, Ayuda Popular Noruega, Campaña Colombiana Contra Minas, Atexx, Perigeo y The Halo Trust.

La nueva situación de paz que se vive con las Farc ha cambiado la metodología del desminado. Antes se realizaban operaciones en zonas seguras, a las cuales el equipo de desminado podía entrar, y ahora se priorizan los territorios por su grado de contaminación. Este es uno de los beneficios más grandes que ha traído el proceso de paz.

Para rastrear y desactivar los artefactos explosivos, se están utilizando 8 barreminas y cerca de 45 caninos como el pastor belga malinois.

El Tiempo