Colectivos sociales realizarán la Cumbre de los Pueblos en el marco de la reunión de presidentes del Mercosur

Macri suspendió la Cumbre Social del Mercosur

Esta semana se realiza la Cumbre de Jefes del Estado del Mercosur y Estados Asociados en Mendoza, Argentina. Sin embargo, después de 10 años ininterrumpidos de Cumbres Sociales, el presidente Mauricio Macri, quien es además actual presidente pro tempore del Mercosur, decidió no realizar la Cumbre Social, supuestamente porque no están dadas “las condiciones de seguridad”.

A partir de 2005, se constituyeron en el Mercosur mecanismos de participación ampliada, con la creación del Programa Somos Mercosur, durante la presidencia pro tempore uruguaya. Al año siguiente comenzaron a organizarse las Cumbres Sociales que rápidamente se transformaron en el principal canal de participación y representación de la sociedad civil en el bloque regional, que permitieron la incorporación de nuevos sujetos colectivos, impulsando la agenda no exclusivamente económica de la integración.

Sin embargo, la Cumbre de los Pueblos será realizada de todos modos el día 20 de julio en la ciudad de Mendoza, en la Facultad de Artes y Diseño de la Uncuyo a partir de las 9. En diálogo con Va Con Firma Mendoza, uno de los principales organizadores, Ariel Basteiro, quien fue además embajador argentino en Bolivia durante el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, afirmó: “Históricamente en los últimos 10 años cada vez que hubo una cumbre de presidentes hubo una cumbre de movimientos sociales oficial, financiada por cada uno de los gobiernos. Esta es la primera vez en la que no se realiza. Por decisión del gobierno de Macri se determinó no hacer la convocatoria a los movimientos sociales”.

Respecto a los motivos de la suspensión, Basteiro afirmó que “residen en una visión ideológica propia del gobierno de Macri, al cual no le interesa la participación de los sectores populares y de aquellos que puedan expresar un discurso diferenciado del que tiene en este momento el poder real en la región, que lo encarna Macri en Argentina, y Temer en Brasil”.

Ante esta situación “las organizaciones sociales, políticas, sindicales, y culturales de Latinoamérica, organizada junto con los compañeros de Uruguay, Brasil, Paraguay y Venezuela, determinamos auto convocarnos y estar presentes en Mendoza en el mismo momento en el que estén los presidentes para que como en todos los años anteriores se escuchara la palabra de los sectores que representan a los más necesitados”, explicó Basteiro.

En la Cumbre se harán presentes más de 60 organizaciones de Argentina y en total otras 50 de diferentes países integrantes del Mercosur, las cuales debatirán sobre los temas que les preocupan, “y fundamentalmente se intentará que el documento que se redacte en esa Cumbre llegue a manos de los presidentes”.

La persona que hará llegar el documento de las organizaciones sociales, podrá ser el presidente de Bolivia Evo Morales, quien es miembro de la Cumbre Social. “He contactado a Evo Morales, quien es parte integrante de la cumbre de presidentes del Mercosur, pero también a su vez tiene la particularidad de ser reconocido por todos los movimientos sociales de Latinoamérica y el mundo como un representante de todos esos movimientos. Más allá que es presidente de Bolivia, se autoproclama como un integrante de los movimientos sociales y la comunidad indígena”, explicó el ex embajador argentino en Bolivia.

Además agregó: “Evo Morales podrá trasladar la voz de los sin voz. Además, por cómo está la situación en la región también es el único que está en condiciones de pararse delante de los movimientos sociales sin que sea abucheado”.

Los ejes principales que se tratarán en el encuentro serán la situación geopolítica internacional, la situación en América Latina y en el Mercosur, y el rol de los sectores populares y el camino a seguir. Antes de la reunión, los diferentes grupos sociales realizarán reuniones en cada uno de los países para arribar a la Cumbre con propuestas que podrán ser incluidas en el documento final.

Los temas que verdaderamente preocupan a Macri para esta Cumbre, son, en primer lugar conseguir apoyos para generar acuerdos y acercamientos a la Alianza del Pacífico, y por otro lado, recibir apoyos para la candidatura de José Octavio Bordón, actual embajador argentino en Chile, como secretario general de Unasur.

En este sentido, Basteiro afirmó que “avanzar sobre un acuerdo o integración con la Alianza del pacífico es una intencionalidad de Argentina y de Brasil, pero para poder conquistar ese objetivo van a tener que encontrar acuerdos absolutos porque el Mercosur plantea que todo tiene que ser fruto del consenso. Si hay alguno de los países que se oponga a esa situación entraríamos en conflicto”.

“Es cierto que entre los seis socios hay cuatro que son plenos, y Venezuela era el quinto pero la sacaron de la cancha, y la suspendieron, quizá con el objetivo de poder avanzar en este proyecto de integración o de unidad entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico toda vez que Bolivia es socia adherente, porque todavía no terminó el proceso de asociación. Creo que lo que busca esto fundamentalmente es enterrar el Mercosur, que es visto tan solo como una alianza comercial, y no cómo se estuvo trabajando en los últimos años, es decir, un Mercosur también para los pueblos. Hay una visión diferente que se suma a la ideología que ostentan fundamentalmente todos los socios de la Alianza del Pacífico”.

Basteiro, quien es además miembro de la mesa directiva del Instituto de Estudio América Latina, también se refirió a la candidatura de Bordón para la Unasur: “No creo que su figura tenga la suficiente envergadura para poder ser el referente principal de esta alianza que tuvo entre sus representantes a ex presidentes, vicepresidentes, personajes de Latinoamérica que en verdad han sabido llevar adelante el proceso de unidad y de integración de los pueblos del Mercosur. Sin embargo, Pilo Bordón está obviamente siendo un referente del gobierno de Cambiemos y eso no es bueno ni para el Mercosur, ni para el país, ni para el propio gobierno argentino”.

Los actuales estados miembro del Mercosur son Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Este último país se encuentra suspendido del bloque regional, por la decisión de los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay. Los argumentos que sostiene esta triple alianza es que Venezuela no adecuó algunas normas del Mercosur, aunque no existe en la normativa de la organización ningún artículo que contemple la expulsión de un miembro pleno por incumplimiento de la normativa, ya que en los principios del derecho internacional se parte de la “buena fe” en el acatamiento de los tratados y acuerdos, ya que se firman en base a la voluntad de los estados nacionales. Mientras tanto, los estados asociados son Bolivia, que se encuentra en proceso de adhesión como estado miembro, Chile, Colombia, Ecuador, y Perú.

Va Con Firma Mendoza


Convocatoria de colectivos sociales a la Cumbre de los Pueblos