Argentina: fuertes críticas del oficialismo a los maestros por tratar la desaparición de Santiago Maldonado en las escuelas

“Temen al debate en las aulas”

La campaña nacional que los docentes de Ctera lanzó ayer para trabajar en las escuelas sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado generó una fuerte reacción de funcionarios de Cambiemos. “En el marco del Día Internacional del Detenido Desaparecido propusimos debatir con los alumnos el caso de Santiago Maldonado, que está presente en gran parte de la sociedad y el Gobierno se alarma. Lo alarmante es que, en democracia, le tengan miedo al debate”, apuntó el dirigente de Ctera, Alejandro Demichelis, en respuesta a las críticas del ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro; su colega porteña, Soledad Acuña, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quienes sintonizaron con la contracampaña que surgió en Twitter con el hashtag #ConMisHijosNo. “Esa campaña tiene el mismo tono y mecánica que la que lanzaron cuando los docentes reclamamos por mejoras salariales. Fue pensada desde el Gobierno y fomentada por las corporaciones, que están furiosas porque en las aulas proponemos una versión de los hechos diferente que Santiago está perdido, que es lo que quieren instalar está perdido”, advirtió Roberto Baradel, titular de Suteba, el sindicato docente bonaerense de Ctera.

Con la pregunta “¿Dónde está Santiago Maldonado?”, el sindicato docente difundió ayer una serie de cuadernillos con actividades pensadas para trabajar con alumnos de jardín de infantes, primarios y secundarios en torno de la desaparición forzada del joven. La reacción inmediata de los oficialistas fue acusar a los docente de “politizar” las aulas.

“Usan un tema delicado para hacer política en las escuelas”, salió al cruce Finocchiaro. Su par porteña señaló que los cuadernillos “supuestamente pedagógicos” fueron distribuidos por “una confederación de sindicatos que está en pleno proceso eleccionario y en ese contexto toman este tipo de medidas sobrepolitizadas, extremas e irracionales”.

Cosa habitual en la comunicación PRO, la línea que marcó el Gobierno tuvo su correlato en las redes sociales, donde proliferaron críticas con el rechazo creció al calor del hashtag #ConMisHijosNo. “Entiendo a los padres que dicen #ConMisHijosNo. Llevar el caso de Santiago Maldonado a las aulas es muy bajo, doloroso y peligroso”, se sumó Avruj.

“Ctera tiene una larga trayectoria en proponer el debate en las aulas sobre temas que atraviesan la sociedad. Lo hicimos con el asesinato del docente Carlos Fuentealba, lo hicimos con el #NiUnaMenos, lo hacemos cada 24 de marzo. La desaparición de Santiago Maldonado hace un mes está presente en la sociedad, la atraviesa, por eso decidimos incentivar su trabajo con los chicos y chicas en las aulas”, apuntó Demichelis, y cuestionó a los funcionarios: “Es alarmante que le teman al debate en las aulas. El mismo énfasis que ponen en difamar la campaña de Ctera deberían haberlo puesto rechazar la presencia de Gendarmería en la escuela de Moreno o en buscar a Santiago”, remarcó.

La campaña de los gremios docentes comenzó ayer, a propósito del Día Internacional del Detenido Desaparecido, y culminará el 6 de septiembre. A través de los cuadernillos, la Ctera propone a los maestros diferentes actividades para debatir sobre lo ocurrido con el joven artesano en Chubut. Como parte de la campaña #ConMisHijosNo, circuló también una carta modelo, cuyo origen se desconoce, destinada a los padres y madres con el siguiente contenido: “Prohíbo terminantemente que mi hijo presencia una clase sobre Santiago Maldonado y exijo que se me avise previamente el día que se haga militancia política para retirarlo del establecimiento”. Muchos compartieron, además, el número de la línea telefónica que siendo ministro de Educación porteño Esteban Bullrich habilitó en el 2014 para denunciar casos de “intromisión política” en las escuelas.

“Las corporaciones mediáticas y de Gobierno están furiosas. Se indignan por que planteamos reflexionar con los alumnos sobre la desaparición forzada de una persona en democracia y exijamos su aparición, pero no cuando el ex ministro –en relación a Bullrich– recorre las escuelas e interrumpe las clases para hacer campaña electoral”, señaló Baradel. El gremialista advirtió que la campaña “es una propuesta de trabajo, no una orden” y que, en este sentido, “es vergonzosa la actitud fascista de Finocchiaro, intentando deslegitimar el trabajo de docentes en las aulas. Su intención es que no se debata con los chicos estos temas para que ellos y sus familias se enteren de Santiago Maldonado por lo que informan las corporaciones mediáticas, que dan la versión de la situación que quiere instalar el Gobierno”.

Página 12


Santiago Maldonado: denuncian que la fiscal “demoró la causa y perdió pruebas

La abogada Verónica Heredia, que patrocina a la familia del joven Santiago Maldonado, acusó a la fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila, de “demorar la causa y perder pruebas” contra la Gendarmería.

“No sorprenden las evaluaciones de la fiscal. Por eso estamos pidiendo una investigación imparcial, independiente, pronta y exhaustiva que obviamente todavía no ha iniciado”, sostuvo, ante el informe remitido a la ONU.

Dijo además, en una entrevista en Radio 10, que “la fiscal y el juez (federal de Esquel, Guido Otranto) están investigando a Santiago, escuchándolo, qué hacía, si estaba vivo, con quién hablaba”.

“Todo lo que está haciendo la fiscal es demorar la causa y perder pruebas. Va a ser responsable de lo que en este momento no está haciendo y que las pruebas se diluyan en el tiempo”, subrayó.

“La fiscal dice que son débiles las pruebas, pero débil es lo suyo”. Agregó que “la familia no tiene dudas de que Santiago estuvo en la ruta”

“Está tan acreditada la brutalidad de Gendarmería que lo único que tienen es sacarlo a Santiago del lugar, porque el resto está todo probado”, remarcó.

“Las autoridades siguen negando la desaparición de Santiago. Ahora no solamente niegan la participación de Gendarmería, sino que Santiago haya estado” en la zona, dijo.

Reclamó que “sean indagados los gendarmes” de los escuadrones 36 de Esquel; 35 de El Bolsón; 34 de Bariloche; y 37 de San Martín.

En un informe dirigido al Ministerio de Justicia y que será enviado a la ONU, Ávila informó recientemente que “no hay testimonios confiables que responsabilicen a la fuerza” de seguridad y apuntó contra los mapuches por, presuntamente, obstruir las pericias.

Sobre la Gendarmería, Ávila sostuvo que “en el escenario geográfico donde fue visto Santiago (Maldonado) por última vez, la Justicia avanzó sobre la obtención de elementos objetivos dirigidos a encontrar evidencias contra Gendarmería Nacional en el supuesto de haber trasladado al joven en algún móvil oficial”.

“Respecto al escuadrón 35 de El Bolsón, en sus dependencias se realizó una exhaustiva tarea pericial sobre un camión en el cual se encontraron varios elementos (soga con una supuesta mancha de sangre, pelo, cono de señalización de seguridad) que fueron sometidos a peritaje, a la fecha sin resultados y/o conclusiones”, dijo Ávila en su informe.

Infonews


El Gobierno endurece su posición y refuerza su defensa de Gendarmería

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a la carga con la estrategia exculpatoria que viene llevando adelante el gobierno nacional en la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado.

En ese marco, la cuestionada funcionaria subrayó el informe de la fiscal de la causa, Silvina Ávila, y volvió a defender a Gendarmería Nacional de la acusación que crece día a día por desaparición forzada del joven artesano.

“Lo de la desaparición forzada es la forma en la que los organismos en los derechos humanos presentaron la causa. Ahora, cuando uno lee el informe de la fiscalía para ser presentada a la Organización de Naciones Unidas, en ningún momento se refuerza esa teoría. Una desaparición forzada es un Estado que es cómplice y una fuerza de seguridad que se complota. Esa es una teoría muy politizada”, disparó la ministra.

Además, recargó las tintas sobre los organismos de derechos humanos y los relacionó con la oposición. También reiteró sus acusaciones de que lo que intentan es usar políticamente el caso: “En vez de buscar a Santiago, acá lo que se intenta es acusar al Gobierno y no estar todos juntos buscándolo que es lo que tenemos que hacer”, escupió.

Sin embargo, Bullrich también reconoció que la Casa Rosada maneja “todas las hipótesis” en relación a la desaparición.

Asimismo, señaló que se trabaja “permanentemente sobre la Gendarmería, pero la construcción de que el Estado se lo llevó y es el responsable no la vamos a aceptar de ninguna manera. Es una locura”.

Infonews


El Bolsón: dos mil personas marcharon al Escuadrón de Gendarmería

El Bolsón, la pequeña urbe rionegrina atravesada por el río Quenquemtreu, se vio sacudida durante el atardecer del martes por el avance de otro río, pero de personas, que avanzó por la ruta 40 hacia las instalaciones del Escuadrón 35 de Gendarmería.
Se trata de una de las cuatro unidades de aquella fuerza que participaron en el operativo en el cuál Santiago Maldonado fue visto por última vez. Su sede ahora parecía desierta; en realidad, el personal tenía orden de no asomar ni siquiera la nariz.

En tanto, los dos mil manifestantes –un número no menor en una urbe con 19 mil habitantes– coreaban el ya clásico “Ahora, ahora, resulta indispensable, aparición con vida y castigo a los culpables”. Una consigna que ya perecía sepultada en el pasado.

Los manifestantes portaron fotos y pancartas de Santiago Maldonado y no dejaron de cantar “¡con vida lo queremos!”. El final de la marcha dejó como imagen elocuente la fachada del escuadrón de Gendarmería lleno de pintadas a modo de testimonio desesperado de reclamo y justicia.

Tiempo Argentino