Augusto Barrera, miembro de la dirección de Alianza PAIS (Ecuador): “De ninguna forma hay que regresar a un concepto de un paquetazo neoliberal”

Augusto Barrera, miembro del buró político de Alianza PAIS, ofreció una entrevista en EcuadorTV. En el espacio conducido por el periodista Carlos Rabascall se refirió a la tensión en Alianza PAIS y el supuesto pacto con la familia Bucaram.

¿Esta tormenta en Alianza PAIS nos pudiese hacer ver que estamos frente al principio del fin de un proyecto político?

Pienso que no, creo que el acumulado que existe en la militancia da la fuerza, la solidez y la capacidad para enfrentar una situación así. Es difícil pero toda crisis entraña una oportunidad y la que se presenta es hacer una lectura del momento político. Estos no son los desafíos de hace diez años, tenemos nuevos desafíos y es necesario enfrentar, sin dubitación un baño de verdad.

¿Este desafío es decir: nosotros somos los buenos y los otros fueron los malos?

No es así, me parece que es una forma maniquea de tratar las cosas, ese baño de transparencia y verdad implica la independencia de funciones (…). Lo que ha ocurrido en estas semanas evidencia lo dicho por el Presidente de que la Contraloría, la Fiscalía y la Justicia hagan lo que tengan que hacer. No es posible llevar un proyecto democrático progresista si no hay una agenda ética (…). Me parece que el parteaguas es entre una perspectiva de ética y quienes no tienen probablemente esa perspectiva. Creo que una inmensa mayoría se alinea desde una perspectiva ética, no es una discusión sobre matices programáticos o ideológicos, no es un debate político…

En Alianza PAIS se habla de una migración hacia el centro, a la derecha; dice: vamos a exigir que se aplique el plan de Gobierno de Alianza PAIS; da a entender que el Gobierno se aleja de principios programáticos e ideológicos…

La primera agenda es la ética, la segunda es la democrática y económica y la tercera es la social. Qué decisión ha tomado el presidente Lenín Moreno que se distancie un ápice del plan; cuando el Presidente le planteó al país lo que iba a hacer habló de diálogo y se está materializando…

Una cosa es diálogo y otra son pactos políticos. ¿Hay un pacto con los Bucaram, que se dice, se les ha entregado la CNEL?

Quiero ser enfático: desde el tiempo en que participo en este espacio de articulación, jamás se ha discutido eso, si hay elementos anteriores de la campaña, serán ellos los que tengan que decir. Pero un Gobierno que comienza y tiene una popularidad sustantiva…¿tiene sentido un acuerdo con Bucaram? Si hay que aclarar y transparentar hay que hacerlo, pero ¿a quién se le ocurre que hay una lógica de corrupción institucionalizada?…

¿El viaje a Panamá de Pepe (José) Serrano, que dice que fue a Panamá?…

Eso fue un elemento en la campaña electoral; en este momento hay que dar cuenta de este Gobierno y el siguiente elemento es la agenda económica, que es la que más preocupa y el país y el Gobierno deben estar concentrados; debemos salir de maniqueísmos que es decir: hasta un día, hubo una tormenta perfecta y al día siguiente tenemos mesa servida; ni lo uno ni lo otro, porque los elementos de la tormenta perfecta: bajos precios del petróleo, la apreciación del dólar y los efectos económicos de la desgracia que sufrió el país, existen…

Se viene el paquetazo, dicen…

No se viene el paquetazo, la discusión es que de ninguna forma hay que regresar a un concepto de un paquetazo neoliberal.

¿Qué capacidad de maniobra van a tener cuando tienen una Asamblea que también es una incógnita: hacia dónde va a responder su propio bloque porque van a necesitar los votos para pasar la reforma económica y aprobar el presupuesto 2018, que en septiembre lo tienen que presentar?

Apelando a la gente, apelando a la verdad, apelando a la comunicación, apelando precisamente a una política de diálogos.

¿Presión ciudadana?

Apelando evidentemente a los elementos desde los cuales hay que construir gobernabilidad democrática, pero esto ¿cómo se está enfrentando? primero el Presidente debía transparentar la situación, porque parece que esto se ha cuestionado y yo no creo que haya un viso de deslealtad, la lealtad es con el pueblo y con los principios; si cualquier ciudadano asume una función ¿no sería lógico que transparente cómo recibe?. Eso se ha hecho de la manera más técnica y menos adjetivizada…

El Telégrafo