Argentina: con el reclamo por Santiago Maldonado, marchan a 11 años de la desaparición de un testigo clave en los juicios de la dictadura

11 años sin Jorge Julio López

Organizaciones sociales y de derechos humanos marcharán en La Plata para recordar que hace 11 años desapareció el albañil Jorge Julio López, poco después de testificar contra el detenido represor Miguel Etchecolatz.

“¿Dónde está Jorge Julio López? Aparición con vida de Santiago Maldonado”, será el lema que tendrá la movilización que se concentrará a las 16, en la Plaza Moreno, de La Plata, frente a la municipalidad local, donde en 2016 se realizó el juicio al represor Miguel Ertchecolatz, en cuya marco desapareció López.

Rubén López, uno de los hijos del albañil desaparecido, explicó a Télam que desde la Plaza Moreno irán caminando hasta la sede de los tribunales federales, donde leerá un documento en el que volverá a pedir por la aparición de su padre.

“En la sede de los tribunales federales, leeré un documento en el que volveré a pedir por la aparición de mi viejo. Pero, a ese reclamo le sumamos el reclamo por la aparición de Santiago Maldonado”, remarcó el hijo de López.

Rubén López lanzó recientemente una campaña en la plataforma global Change.org para pedir que continúe la búsqueda de su padre, de quien se desconoce su paradero a pesar que sólo entre el 2006 y el 2015 se cotejaron más de 5 millones de registros telefónicos y se comparó el ADN de 98 cadáveres NN.

López desapareció de su domicilio en el barrio platense de Los Hornos el 18 de septiembre de 2006, cuando se esperaba que se dirigiera a la sede municipal para presenciar los alegatos del juicio que el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata seguía al comisario de la Policía bonaerense Miguel Etchecolatz por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

López había sido secuestrado en 1977 y estuvo detenido hasta mediados de 1979 en 5 centros clandestinos de detención. En sus testimonios brindados en el marco del juicio, había sido muy claro al identificar a Etchecolatz como el hombre que dirigía y ejecutaba las sesiones de tortura con picana en esa sede policial platense. Militante peronista, había identificado durante el juicio varios de los centros ilegales donde estuvo detenido, como la comisaría Quinta de La Plata y el Pozo de Arana, donde su profesión de albañil le permitió decribir sus lugares de cautiverio, aún cuando algunos de ellos habían sido remodelados.

Aquella mañana del 18 de septiembre de 2006, sobrevivientes de la última dictadura esperaron por horas que el hombre se presentara a presenciar los alegatos, pero López nunca llegó y hasta hoy se ignora su paradero.

Tiempo Argentino


El hijo de Julio López dijo que “lamenta mucho marchar por Santiago Maldonado”

Hoy se cumplen 11 años de la desaparición forzada de Jorge Julio López, testigo clave que declaró en contra del ex Jefe de policía bonaerense y represor en la dictadura, Miguel Etchecolatz, y del cual se vio por última vez el 18 de septiembre de 2006, en La Plata.

Su hijo, Rubén López, ha encabezado las marchas desde el primer día pero sabe que este lunes la convocatoria en las calles será distinta: por primera vez, se seguirá pidiendo por la aparición con vida de Julio López, pero también por la de Santiago Maldonado, joven desaparecido desde el 1 de agosto de este año.

“Esta marcha tiene mucho de especial por eso. Inclusive la convocatoria es con la consigna `Aparición con vida de Jorge Julio López, ¿Dónde está Santiago Maldonado?`”, explica para INFOCIELO, Rubén.

Sin egoísmos y con una fuerte convicción de la importancia que tiene el caso Maldonado, el hijo del albañil que también fue secuestrado durante la dictadura militar, confiesa que en esta oportunidad “puede que se sume aún más personas para pedir por Santiago”.

“Siempre hay gente. Pero puede que haya más gente porque convocamos por Santiago”, dice.

Rubén comenta que “no hay novedades” sobre la investigación de su padre, el cual atravesó avances y retrocesos a lo largo de esta década, en donde entre las hipótesis más fuerte sobre su desaparición se barajaba la posibilidad de que algunas fuerzas del Estado hayan estado involucradas en su último secuestro, a horas de volver a declarar contra Etchecolatz.

Es por eso que admite que entre la investigación de su padre y la de Santiago Maldonado existen muchas coincidencias: “Las investigaciones son casi iguales. Sobre todo por las primeras 48 horas claves en donde no se investigó”.

Pero agrega detalles importantes: “En el caso de Santiago existen muchas más pruebas, como por ejemplo las fotos. Lo de mi viejo no hubo cámaras de seguridad que muestren algo”.

Esperanzas

A más de once años de una nueva página de impunidad en la Argentina, el hijo de Julio López aún tiene esperanzas de que “alguien pueda contar algo”, para saber el destino del hombre que desapareció dos veces a lo largo de su vida, y de la cual la segunda permanece.

“Puedo hacer una salvedad, por ahí aparece uno que dice ahora voy a contar. Esa es una esperanza”, dice Rubén.

Sin embargo, más allá del dolor propio, transmite con voz calma que lamenta mucho “marchar por Santiago”. Un nuevo desaparecido en democracia, una nueva mancha en vida institucional del país.

Hoy la marcha en La Plata está programada para las 16 hs y terminará frente al edificio de gobernación en la Plaza San Martín. Como todos los años se espera miles de personas recordando y pidiendo por Julio López. Y ahora también, por Santiago Maldonado.

Infocielo


La familia de Maldonado insiste en pedir el apartamiento del juez

La familia de Santiago Maldonado se presentará el jueves ante la Cámara Federal de Apelaciones de la provincia de Chubut para apelar el rechazo a la recusación del juez Guido Otranto, quien investiga la desaparición del joven visto por última vez hace unos 45 días, en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen, en la que intervino la Gendarmería Nacional.

En la presentación, realizada por la abogada Verónica Heredia, la familia requirió además la intervención de un magistrado “imparcial y eficiente en la tarea a su cargo”.

Otranto rechazó el viernes una presentación de la familia Maldonado para que se aparte del caso, argumentando que “el querellante confunde el objeto procesal de esta investigación, que está pura y exclusivamente encaminada a establecer si Santiago Maldonado ha sido víctima del delito de desaparición forzada de personas”.

En una entrevista publicada ayer por el diario La Nación, el juez declaró que la hipótesis “más razonable” es que Maldonado “podría haberse ahogado” en el río Chubut al escapar del operativo de Gendarmería Nacional en la comunidad Resistencia Cushamen, el 1 de agosto pasado, como consecuencia de un corte de la ruta 40, en el noroeste de Chubut.

“No veo elementos que me permitan sostener que (Maldonado) pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes”, apuntó además Otranto.

Tiempo Argentino