Descubren en Guatemala el sepulcro más antiguo de un gobernante maya

Descubren en Guatemala una tumba real maya de hace 1.700 años

El Perú-Waká es un sitio arqueológico maya ubicado al norte de Guatemala, a unos 40 kilómetros al oeste de Tikal (uno de los mayores yacimientos arqueológicos y centros urbanos de esta civilización), en el Parque Nacional Laguna del Tigre. En el período clásico, esta ciudad real comandó las rutas comerciales importantes que corrían del norte al sur y del este al oeste. Se cree que una de las primeras dinastías mayas conocidas, la Wak (ciempiés en maya), se estableció en el siglo II de nuestra era. Ahora, un descubrimiento realizado por arqueólogos guatemaltecos del Proyecto Arqueológico Waká, revelan que una tumba de un gobernante maya excavada en la ciudad maya y conocida como Tumba 80, data de los primeros años de esta dinastía real.

El gobernante ha sido identificado como un hombre maduro. Y aunque permanece anónimo, porque no estaba acompañado por artefactos inscritos, el equipo sugiere que pudo haber sido el rey Te ‘Chan Ahk, un monarca Wak conocido históricamente, que gobernó en el siglo IV. El sepulcro ha sido provisionalmente fechado por análisis cerámicos entre el 300-350 d.C., convirtiéndola en la tumba real más antigua descubierta en el sitio, con unos 1.700 años. El hallazgo se presentó en un simposio patrocinado por el Ministerio de Cultura del país.

La identificación de la tumba como real se basa en la presencia de una máscara de retrato de jade con una lengüeta en la frente que tiene un símbolo único de la cruz griega que significa amarillo y precioso en maya antiguo. Este símbolo está asociado con el Dios del Maíz, que era como se retrataba habitualmente a los reyes mayas, equiparándolo con él. “El maya clásico veneraba a sus gobernantes divinos y los trataba como almas vivientes después de la muerte”, cuenta el co-director de investigación David Freidel, profesor de antropología en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington en St. Louis.En la tumba 80, también se hallaron 22 recipientes de cerámica, conchas de Spondylus, adornos de jade y un colgante de concha tallado como un cocodrilo. Algunos adornos como la máscara de retrato fueron pintados de rojo brillante. Una investigación anterior en el sitio había revelado seis tumbas reales y los sacrificios que ofrecen los entierros que datan de los siglos V, VI y VII, informa en un comunicado la Universidad de Washington en St. Louis (EE.UU.). En el famoso sitio arqueológico de Tikal, en la década de 1960, descubrieron una máscara de piedra verde similar en la tumba real maya más antigua, que data del primer siglo de nuestra era.

Una herramienta de escaneo en 3D de alta tecnología llamada LIDAR, que revela información topográfica sobre áreas incluso cubiertas por espesas selvas, permitió descubrir en Guatemala una antigua red de linderos antiguas que alguna vez conectaron pirámides maya. El alcance de la red coloca a esta civilización al nivel de la romana, por el tejido urbano de sus asentamientos. LIDAR es el acrónimo de Light Detection and Ranging, un método de detección remota que utiliza la luz en forma de un láser infrarrojo disparado desde las alturas (alcanzadas en aviones o helicópteros) para medir distancias variables en la Tierra. Los rayos, combinados con otros datos registrados por el sistema (que también consta de un escáner y un GPS), generan información precisa, en tres dimensiones, sobre la forma de la Tierra y sus características superficiales.
NMas1


Arqueólogos descubren en Petén una tumba real de hace 17 siglos

La tumba de un gobernante maya fue descubierta recientemente en el sitio arqueológico “Waka-Perú” ubicado en el departamento de Petén, hallazgo que consiste en la tumba real más antigua descubierta en dicho lugar.

Según Juan Carlos Ramírez, jefe del departamento de monumentos prehispánicos del Ministerio de Cultura y Deportes, los arqueólogos consideran que se trata del rey Chan´Ak, lo cual han determinado basados en la descripción de los glifos encontrados en el lugar que estaban acompañados de textiles, vasijas, espinas de mantarrayas y collares de conchas.

Asimismo, dentro de la tumba de alrededor de 1 mil 700 años fue encontrada una máscara roja de jade que estaba sobre una camilla de madera, lo cual se convierte en el hallazgo más importante.

Según Ramírez, el color rojo de la máscara se debe a la aplicación de cinabrio, el cual es un mineral que se aplicaba en la antigüedad a los cuerpos al momento de ser enterrados.

Aunque por el momento el hallazgo se encuentra en la fase de análisis y conservación, Ramírez considera que el hallazgo podría ser expuesto al público dentro de seis meses por medio del Museo Nacional de Arqueología, aunque todo dependerá del avance que tengan los trabajos de laboratorio.

SOY502


Descubren en Guatemala la tumba del gobernador maya de la primera dinastía de la civilización

Un episodio desconocido en la cronología de la historia maya, acaba de ser descubierto por arqueólogos en la jungla guatemalteca al norte del país. Se trata de la tumba más antigua de uno de los monarcas perdidos de la civilización maya: el rey Te’ Chan Ahk de la dinastía de los Wak, en la añeja ciudad de Tikal.

De acuerdo con los historiadores, basados en la evidencia arqueológica, el gobernante maya vivió durante el siglo IV d.C, su tumba fue hallada en lo que los expertos llaman: la zona arqueológica de El Perú-Waká, así lo informó el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala.

La localización cronológica exacta de las tumbas de los Wak, data entre el 300 y el 350 d.C, en su interior se hallaron artefactos religiosos, ofrendas sacrificio, vasijas y estatuillas; según los arqueólogos.

Se supone que dichos entierros de la nobleza nombrados como Burial 80 (sepultura), se dieron a raíz de la muerte del rey Te’ Chan Ahk, el cual ha sido mencionado en múltiples manuscritos, leyendas y murales; sin embargo no se sabía nada de sus restos hasta ahora. Chan Ahk formó parte de la que podría ser la dinastía más antigua del mundo maya establecida a principios del siglo II d.C.

De acuerdo con los historiadores y expertos en cultura maya, las tumbas y mausoleos de los reyes y nobles se distinguen por las bellísimas máscaras hechas con jade, conchas, joyas y huesos humanos reales. «Entre más elaborada es la máscara, más alto era su rango en la nobleza», explicó David Freidel, maestro en antropología en la Universidad de Washington.

La máscara representa la fertilidad concebida por la gracia del dios del maíz, el cual era habitual en el lecho de muerte de los monarcas.

«Los mayas de antaño veneraban a sus gobernantes como seres divinos, después de su muerte se les trataba como almas vivas», explicó Freidel.

Un artefacto hallado en la tumba de Te’ Chan Ahk que llamó la atención de los arqueólogos fue la presencia de 22 recipientes de cerámica, conchas de spondylus, extraños adornos de jade nunca antes vistos y conchas talladas en forma de cocodrilo. Los adornos fueron pintados de color rojo brillante el cual aún se apreciaba, se calcula que datan del 600 d.C.

Publicado en CulturaColectiva