Ecuador: Lenín Moreno afirma que la reelección indefinida es una “aberración política”

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, manifestó que “la reelección indefinida desde mi concepción y creo desde la ética política es una aberración, es una aberración política”. Esa aseveración la hizo en una entrevista realizada por Camilo Egaña, en el Palacio de Carondelet en Quito y transmitida por CNN en Español en el programa “Camilo”.

Esa afirmación la hizo al consultársele sobre las preguntas que se plantearían en la próxima consulta popular anunciada por el gobierno. “Otra de las preguntas que se está considerando es la posibilidad de que no haya reelección indefinida (…), porque las personas que quieren reelegirse piensan en el próximo período, no piensan en el lejano o próximo futuro del país”, señaló.

“El entorno administrativo, electoral, económico, social, generalmente trabajan por y para ello, entonces se le hace creer al Presidente que es el único escogido para gobernar, está casi elegido divinamente para hacerlo y se produce un endiosamiento un tanto extraño”, agregó Lenín Moreno respecto a la reelección indefinida.

Consulta popular

Respecto a la consulta popular Moreno resaltó: “El tema de la consulta (popular) es algo que creí yo que era necesario por varias razones. En primer lugar porque creo que esa institucionalidad que creaba la Constitución de Montecristi no ha dado los resultados que nosotros creíamos. Creo fundamentalmente que ha sido por una mala práctica de la institucionalidad”, entonces “una de esas preguntas irá dirigida hacia allá”.

“Es un derecho de los ciudadanos, es un derecho del Presidente llamar a una consulta. Es un derecho de cualquier ciudadano empezar a recoger firmas para una Constituyente, cualquiera de las dos. Yo he escogido la consulta porque creo que amerita a corto plazo hacer cambios sustanciales en la institucionalidad del Ecuador”, destacó Moreno.

Los otros temas de la consulta serían “algo de ecología” y el “tema de sanciones a la corrupción y el resarcimiento de bienes hacia el Estado”.

Primeros meses de gobierno

A la pregunta de cómo han sido estos primeros meses (de gobierno), Moreno respondió “agitados, como es todo ejercicio de poder, pero muy satisfactorios por la gran cantidad de objetivos que se van logrando”.

Sobre por qué decidió desmarcarse tan rápidamente de su predecesor Rafael Correa, el Primer Mandatario respondió: “No me desmarqué yo, no fue de mi parte la desmarcada, … yo respondo a un principio que generó esa Constitución de Montecristi de allá del 2008, que tiene unos principios maravillosos”.

Con respecto al expresidente dijo: “Yo conocí a un Rafael Correa, un joven lleno de entusiasmo, lleno de encariñamiento con esa Constitución, con esos principios y ese Rafael Correa fue cambiando, fue cambiando con el tiempo y de repente aquello que él manifestaba de que debe haber alternabilidad, inclusive a los jóvenes decía ‘jóvenes prepárense porque tienen que archivarnos a nosotros por inútiles’. Entonces la alternabilidad que se pregonaba y que está especificada en la Constitución de Montecristi de repente se convirtió en una especie de obsesión por mantener el poder, por seguir en el poder, por estar siempre en el poder, y creo que ese fue el propósito”.

Respecto a la situación económica en el país señaló: “Hay seres humanos que realmente la pasan mal, los índices de pobreza en el Ecuador siguen siendo altos”.

Candidatura presidencial

Sobre el por qué aceptó ser candidato presidencial recordó: “Él (Correa) fue a pedirme de manera insistente en Ginebra durante dos horas que sea su candidato a Presidente, porque me dijo que la revolución no tenía otra forma de continuar, que se me necesitaba, que el pueblo lo necesitaba, que él necesitaba un sucesor y me planteó un panorama de país que yo no lo conocía.., pero el momento que llegué al gobierno, el momento en que ganamos las elecciones y empecé a informarme de todas aquellas cosas que estaban medio encriptadas, ese momento me di cuenta que la situación era muy difícil, muy compleja”.

Agregó que: “Habíamos hablado mucho (con Correa) y él me dijo que la ‘mesa estaba servida’, bueno es una mesa servida pero sin nada, solamente con el servicio. La deuda que se decía que no rebasaba los 27 mil millones de dólares, es decir aproximadamente el 27% del Producto Interno Bruto, cifraba más o menos los 60 mil millones, lo que pasa es que estaba disfrazado de otra cosa. Todas las instituciones debían”.

Llamado a los diálogos

Al referirse a cómo reaccionó Correa ante el llamado del nuevo gobierno a los diálogos, Moreno destacó: “No le gustó que yo llame al diálogo… Dialogué con todos; con los movimientos políticos, con los movimientos sociales, dialogamos inclusive con las Fuerzas Armadas, con la Policía, se dialogó absoutamente con todos y de esos diálogos estamos ya recibiendo las propuestas”.

“Reconocíamos que era necesario un cambio… era necesario que la libertad de expresión se mantenga de forma más clara, más evidente, más libre; que los movimientos sociales puedan manifestar su aprobación o rechazo igual de manera libre… El país que yo recibí el 24 de mayo era un país confrontado, con unas polarizaciones terribles, con una agresividad verbal y física inclusive terrible”, destacó Moreno y acotó que “hemos logrado que el país se pacifique”.

Respecto a tener en su equipo de trabajo a personas que estaban en el anterior gobierno, Moreno respondió: “El problema no es de las personas, esas personas son los mismos jóvenes cargados de ideología positiva y revolucionaria que empezaron este proceso, ahora ya por supuesto todos ya un poco más viejos, pero con ese mismo ideal y no lo abandonaron nunca”.

Medios de comunicación

“Manifesté en los medios de comunicación que no estaba de acuerdo con la reelección, que creo que debía haber mayor libertad de expresión, que la relación con los medios de comunicación debía ser diferente, debía ser más dialogante, más amistosa, que no podría ser una confrontación permanente”, señaló Moreno.

Sobre si alguna vez el actual Primer Mandatario rompería el ejemplar de un periódico manifestó: “Me parece una groseria… Una cosa es que diga que no estoy de acuerdo con tus ideas (respondió al entrevistador) y que inclusive algunas ideas no coinciden con la realidad, pero otra cosa muy diferente es una agresión de romper un periódico”.

Caso Odebrecht

“Cuando se detectó irregularidades en la central San Francisco, inmediatamente el gobierno de forma muy honesta y directa reclamó a Odebrecht, le multó…, luego por alguna razón un tanto estrambótica se perdonó a Odebrecht, se le permitió que regrese y se le empezó a dar más y más contratos cada vez… Las denuncias de los mismo ejecutivos de Odebrecht marcan la pauta de acá en Ecuador también hubo esa red de corrupción. La pregunta es ¿si en los otros países hubo, hemos de pensar nosotros de que en Ecuador no?

Funciones del Vicepresidente

“Yo le asigné las funciones que él (Jorge Glas) me pidió, él me manifestó que estaba en capacidad de llevar adelante la actividad productiva del país. Le asigné esas actividades y en un momento sin previo aviso, sin haberme dicho abolutamente nada antes, me mandó una carta extremadamente grosera en la cual manifestaba que inclusive yo estaba armando una trama para la corrupción”, destacó el Primer Mandatario y agregó que “entonces yo lo que hice es quitarle las funciones, porque además es una atribución constitucional que tengo, yo puedo dar al Vicepresidente de acuerdo a mi potestad de Presidente las actividades, las funciones que yo crea en las cuales pueda ayudar al desarrollo del país”.

Recordó que: “Cuando yo fui Vicepresidente de Rafael Correa yo siempe lo respeté y él me respetó”.

Julian Assange

Sobre la pregunta de cuánto tiempo más estará Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres, Moreno respondió: “El tiempo que se necesite para cuidar y salvaguardar su vida… Pero sin embargo le hemos pedido de una manera cordial que deje de opinar en la política del Ecuador porque su condición de asilo no se lo permite, entonces él está sobrepasando esa condición”.

El Universo