México: el gobierno confirma la cifra de 98 personas fallecidas por el sismo

​Han fallecido 98 personas por sismo: Peña Nieto

El presidente Enrique Peña Nieto señaló que hasta ahora 98 personas han fallecido como consecuencia del sismo de 8.2 grados que se registró la noche del pasado 7 de septiembre frente a las cosas de Chiapas.

En Jilotepec, Estado de México, el mandatario dijo que ante la devastación que dejó el movimiento telúrico es momento de ser solidario con Chiapas y Oaxaca.

Al rememora los daños que dejó el sismo de 1985, Peña Nieto señaló que el del pasado jueves también nos ha dejado mucho dolor, nos ha dejado pérdida de vidas humanas. “Hasta ahora 98 personas han fallecido. Junto a ello muchas personas perdieron su patrimonio, y perdieron sus casas”, refirió.

Indicó que hoy todo el gobierno, los titulares de la gran mayoría de las dependencias del gabinete, están allá, en Oaxaca y en Chiapas, los estados que mayormente resultaron afectados.

El presidente hizo nuevamente un llamado respetuoso a las grandes empresas y constructoras para ser sensibles ante la catástrofe y apoyar en la reconstrucción de las comunidades afectadas.

El Universal


Peña reitera llamado a la solidaridad para reconstruir Oaxaca y Chiapas

En cinco años, México será mejor si mantenemos el rumbo, si nos mantenemos en esta ruta, insistió el presidente Enrique Peña Nieto en un acto con sus paisanos del norte de la entidad mexiquense para despedir al gobernador Eruviel Ávila. Peña Nieto ubicó en 98 el número de personas fallecidas a consecuencia del sismo del jueves pasado. Apeló una vez más a la solidaridad de los mexicanos y de las empresas constructoras para auxiliar a la población damnificada de Oaxaca y Chiapas.

Los mexicanos representan una gran familia, aseguró Peña Nieto, y la fuerza destructiva del sismo es menor si es mucho mayor la fuerza de la unidad que tenemos los mexicanos.

La estela de daños, de pérdidas humanas y materiales a consecuencia del temblor ocuparon buena parte del mensaje presidencial; en particular para llamar a “esas empresas constructoras que han trabajado para los gobiernos, y las que están en el sector privado… es ocasión también de prestar una mano generosa, una mano solidaria y apoyarnos en la reconstrucción”. Si con esas compañías se forma un frente con el gobierno, dijo, muy pronto Chiapas y Oaxaca estarán de pie.

Destaca creación de empleos

Esta vez el mandatario pronunció un discurso de diferentes temas. Al hablar del desempeño económico, además de admitir que en ocasiones se tienen que asumir decisiones impopulares para cuidar la fortaleza económica del país, porque de ello depende la imagen en el exterior y recibir inversión extranjera, también aludió a las nuevas cifras de empleo difundidas ayer: con los 120 mil 643 puestos de trabajo registrados en agosto, apuntó, faltarán 2 mil para alcanzar en septiembre 3 millones en este sexenio.

De esos, agregó, 87 por ciento son permanentes, de calidad. El total equivale a más del doble de las plazas creadas en cualquiera de las tres últimas administraciones.

Pero ante todo, ni el mandatario ni su sucesor en la gubernatura, Ávila Villegas, ocultaron que esta gira fue para bajar el telón a una etapa política de cinco años de los dos mexiquenses en tareas de gobierno federal y local.

“Quiero dejar constancia de gratitud y reconocimiento al gran trabajo que ha realizado. Ha sido un gobernador entregado al servicio de los mexiquenses… gobernador, amigo Eruviel, muchísimas felicidades. Mi reconocimiento, que estoy seguro soy portavoz de muchos mexiquenses que testimonian tu trabajo, tu esfuerzo y dedicación de haberles cumplido.”

Y como ambos son militantes del PRI y este fue un acto para inaugurar un tramo de la carretera Ixtlahuca-Jilotepec, en el norte de la entidad, Peña Nieto no sólo defendió su origen en esta región, también rememoró sus años de diputado local, delegado de su partido y gobernador. Hizo un recuento detallado de las obras de infraestructura emprendidas por su administración en el estado y secundó las cifras del gobierno de Eruviel Ávila donde se muestran avances. Habló además de un distribuidor vial que inauguró ayer en Toluca, ubicado cerca de la sede estatal del PRI.

Con esas estadísticas, la identificación de paisanaje, de saludos a los políticos de la entidad (alcaldes, diputados locales y federales, funcionarios) el Presidente hizo un alto para aclarar que este no es un acto partidario, pero cómo no hacer memoria de dónde venimos y de nuestra raíz y nuestro origen.

Eruviel Ávila empleó su propia retórica de gratitud para reconocer el apoyo del gobierno federal a su gestión, en particular al presidente Peña. Incluso presentó un video donde casi exclusivamente se muestran imágenes de ambos.

Dijo que haber formado parte del equipo de Peña Nieto (hay de presidentes a presidentes) fue un honor, y no hay palabras suficientes para decirle gracias, y se despidió llamándose soldado del Presidente, un aliado que estará siempre a sus órdenes.

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes –a quien ayer la Secretaría de la Función Pública señaló múltiples irregularidades en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca–, no aludió al tema y se limitó a reseñar las obras carreteras inauguradas y las que están en proceso en el estado de México.

La Jornada


EU ofrece ayuda a México tras terremoto y huracán

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, señaló en una conversación con el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, que Estados Unidos está listo para ayudar a México tras la devastación causada por el terremoto y el huracán Katia.

Tillerson habló con Videgaray la noche del pasado lunes y expresó sus condolencias por la pérdida de vidas causada por el sismo de 8.2 grados que golpeó al país la semana pasada, así como por los daños ocasionados por el huracán Katia, en Veracruz y Puebla.

“El secretario enfatizó al canciller Videgaray que el gobierno de Estados Unidos está listo para ayudar a nuestros vecinos en México en este momento difícil”, señaló en un breve comunicado del Departamento de Estado.

México ofreció inicialmente ayuda a Estados Unidos tras el paso del huracán Harvey en Texas, pero después del terremoto aclaró que ya no se encontraba en posición de proporcionar la asistencia.

Tillerson y Videgaray discutieron además asuntos bilaterales y regionales, incluyendo Centroamérica, Venezuela y el combate a las organizaciones criminales transnacionales.

El canciller mexicano realiza una visita por el estado de California y tiene previsto realizar una visita de trabajo este miércoles a la capital estadounidense.

Aristegui