El oficialismo y la oposición llevan a la OEA la disputa por la posible repostulación de Evo Morales

El oficialismo y la oposición trasladaron su pulseta por la repostulación hasta Washington, donde este miércoles y jueves acudirán a la OEA para explicar sus posturas y presentar denuncias, los primeros contra el secretario general, Luis Almagro, y los segundos contra el gobierno de Evo Morales y los miembros del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

Los oficialistas acudirán al Consejo Permanente para sentar su denuncia contra Almagro y explicar explicar sus argumentos jurídicos para solicitar una nueva repostulación del presidente Evo Morales. Serán recibidos este miércoles a las 11.00, hora boliviana.

En cambio, los opositores acudirán el jueves a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA para denunciar al Gobierno y a los magistrados del TCP por violar los derechos de los ciudadanos bolivianos al desconocer los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, que rechazó una eventual nueva repostulación de Morales.

En representación del oficialismo viajaron a Washington el ministro de Justicia, Héctor Arce, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño. En el caso de los opositores, este miércoles parten hasta la capital estadounidense los senadores Óscar Ortiz y Arturo Murillo, además del abogado constitucionalista Carlos Alarcón.

“Presentaremos una denuncia por la violación de los derechos de los ciudadanos que acudimos a votar en el referéndum de 2016 y cuyo resultado está siendo desconocido por esta acción del Tribunal Constitucional Plurinacional”, anunció Ortiz en conferencia de prensa.

Explicó que su presencia ante la CIDH es una acción de seguimiento al memorial que expresidentes y líderes de la oposición presentaron ante el TCP para solicitar que se rechace la Acción Inconstitucional Abstracta presentada por legisladores del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) para abrir las puertas a una nueve repostulación de Morales.

Antes, el embajador de Bolivia ante la OEA, Diego Pary, informó que Arce y Montaño serán recibidos por el Consejo Permanente (que representa a los 34 países miembro de la organización) este miércoles en la mañana.

Allí harán conocer “nuestros fundamentos jurídicos de por qué nosotros estamos rechazando cualquier intervencionismo del secretario general de la OEA”, explicó el embajador.

El gobierno boliviano cuestiona la reacción de Almagro ante las gestiones que inició el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) para lograr que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) autorice la repostulación indefinida de autoridades electas.

“@evoespueblo deberá respetar decisión popular q dijo NO a reelección. Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo” (Sic), escribió el secretario general de la OEA en su cuenta en Twitter, poco después de que el MAS presentara su recurso para la repostulación ante el TCP.

“Creemos claramente en el bilateralismo, pero también exigimos que se respete el principio de no intervención a asuntos internos. Hemos sido bastante claros en sesiones pasadas sobre este tema y no podríamos actuar de otra manera cuando se refiere a nuestro país”, dijo Pary.

El 19 de septiembre el MAS presentó una Acción Inconstitucional Abstracta solicitando al TCP declarar la inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley Electoral y la inaplicabilidad de cuatro de la Constitución Política del Estado (CPE) referidos al límite de participación en elecciones para el Presidente, Vicepresidente, gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes y concejales.

Para ello, el oficialismo apela al artículo 23 del Pacto de San José, referido a los derechos ciudadanos, y al artículo 256 de la CPE, que establece que los tratados internacionales en materia de derechos humanos se aplican de manera preferente a la Carta Magna.

El recurso fue admitido el 29 de septiembre por el TCP, lo que activó protestas en la oposición, que también prevé acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA para solicitar una interpretación del artículo 23 del Pacto de San José, ya que considera que no se aplica para justificar la repostulación indefinida.

Además, cívicos de al menos cinco departamentos se movilizan en una marcha con destino a Sucre, sede del TCP, para exigir el rechazo a una nueva repostulación de Morales, quien gobierna desde 2006 y aspira a su cuarta reelección continua.

La Razón