Tres de los cuatro presos mapuches deponen huelga de hambre después de 116 días

Contexto Nodal
Tres de los cuatro comuneros mapuche, que estaban en huelga de hambre desde hace 116 días, depusieron la medida luego de que el sábado 30 el gobierno retirara la querella por Ley Antiterrorista en la causa donde se los acusa de incendiar una iglesia evangélica. Por su parte, el mapuche Ariel Trangol se mantiene en huelga líquida a la espera de que el gobierno cumpla su compromiso.

Tres de los cuatro comuneros mapuche depusieron la huelga de hambre

Tres de los cuatro comuneros mapuche que llevaban 116 días de huelga de hambre finalmente depusieron la medida luego de que el Gobierno anunciara el viernes que recalificarían el delito para que no se aplique la Ley Antiterrorista.

El vocero de los comuneros, Cristián Tralcal, confirmó que Pablo y Benito Trangol, además de Alfredo Tralcal abandonaron la huelga y comenzarán a recibir alimentación desde esta tarde.

De esta forma, sólo Ariel Trangol continúa en ayuno debido a que siente desconfianza del anuncio realizado en la víspera por el Gobierno.

Los cuatro comuneros mapuche llevan 16 meses en prisión preventiva luego de que fueran detenidos acusados de incendiar un templo evangélico en junio de 2016. El Gobierno solicitó esta semana cambiar la medida cautelar, sin embargo, la Justicia desestimó la petición.

El lonko Alfredo Tralkal y los hermanos Pablo y Benito Trangol bajan la huelga de hambre en Temuco. Ariel Trangol seguirá en huelga líquida.

Carta de los huelguistas

Los tres comuneros expresaron mediante una carta una serie de agradecimientos a quienes los apoyaron en estos 116 días de protesta.

“Queremos expresar nuestro profundo agradecimiento por las diferentes formas de apoyo manifestadas en respaldo de nuestras legítimas demandas, sin ellas no hubiese sido posible resistir este difícil proceso y fueron fundamentales para lograr ser oídos por el gobierno chileno. Especialmente a los presos políticos mapuche que, en solidaridad a nuestras demandas, se sumaron a la huelga”, señala la misiva firmada por Pablo y Benito Trangol, además de Alfredo Tralcal.

Además, ratificaron que levantaron la huelga por el compromiso del Gobierno de recalificar como delitos comunes los hechos por lo que se lo acusa, además de derogar la ley antiterrorista, modificar las normas de la prisión preventiva, y a solicitar la revocación de la medida cautelar de prisión preventiva que cumplen por más de 15 meses.

“Esperamos que tras los compromisos adquiridos por el gobierno, ningún mapuche deba exponer su vida ni su salud para obtener un juicio justo, tramitado bajo un debido proceso”, añade el texto.

Asimismo, enfatizaron que tanto Benito Trangol y Alfredo Tralcal sufrieron severas consecuencias de salud por esta protesta y que este es “un pequeño avance en las reivindicaciones del pueblo mapuche”, exigiendo a la vez que este actuar del Gobierno “se replique en todos los otros casos donde se aplica injustamente la ley antiterrorista a nuestro pueblo”.

Imagen foto_00000017

Cooperativa


Comunero mapuche muere baleado en Cañete

Un comunero mapuche de 23 años murió baleado este domingo por la noche en la comuna de Cañete, Región del Biobío.

Según los primeros antecedentes del caso, el joven identificado Samuel Llebul, recibió un disparo proveniente desde un auto en movimiento y posteriormente llegó fallecido al Hospital Multicultural Kallvu Llanka de Cañete.

En principio este deceso se debió a un ajuste de cuentas por rencillas anteriores en la cárcel, según confirmó Mariely Meñaco, dirigenta mapuche de las comunidades de Cañete.

“Puedo decir que fue un ajuste de cuentas en la ciudad de Cañete, cerca de la plaza”, dijo la dirigenta, descartando la participación de personal policial.

“Al principio los amigos no querían decir lo que había pasado, pero tenía un ajuste de cuentas adentro de la cárcel y se la cobraron acá afuera, no fue enfrentamiento por como se dio”, añadió la dirigenta.

En un principio, mediante redes sociales, se señalaba que tras una redada de Carabineros había sido asesinado un lonko mapuche, lo que quedó descartado con el transcurso de los hechos y con la versión de las propias comunidades.

Además, el gobernador de Arauco, Humberto Toro, coincidió con la versión de la dirigenta mapuche, descartando la participación de funcionarios policiales.

“El fallecimiento de esta persona por un disparo tiene que ver con una situación de haber estado participando en una actividad de grupo y que eventualmente allí hubieran ocurrido los hechos vinculados o a alguna discusión o a algún otro tipo de circunstancias”, dijo la autoridad.

“De esos antecedentes ninguno hasta el momento indica que tenga que ver con alguna situación del conflicto mapuche, del tema de la huelga de hambre o de algún tipo de enfrentamiento con Carabineros”, agregó.

Llebul es primo hermano de la comunera Lorenza Cayuhán, la mujer quien dio a luz engrillada hace cerca de un año en el Sanatorio Alemán de Concepción.

José Cayuhán, primo hermano de Samuel Llebul, también descartó participación de Carabineros en el hecho.

“Podemos asegurar que Carabineros no está involucrado por los antecedentes que hemos recopilado hasta ahora. Las personas que andaban acompañando al Samy (dijeron que) no fue Carabineros quienes lo asesinaron, sino que sería otro tipo de personas”, manifestó el comunero a Cooperativa.

“La gente que andaba con él en ese momento dice que más bien se trataría de un ajuste de cuentas y sus familiares más cercanos también”, añadió Cayuhán.

El joven estuvo en prisión preventiva en la cárcel de Lebu y había salido hace pocos meses y en ese recinto tuvo alguna rencilla que terminó con este crimen.

Carabineros y la PDI buscan a los responsables de este crimen ya que la pareja del presunto autor del homicidio lo fue a denunciar a la Policía, quienes lo buscan intensamente.

Cooperativa