Ecuador: la Justicia decide si llama a juicio al vicepresidente Glas por corrupción en el caso Odebrecht

Contexto NODAL
El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, fue detenido el lunes 2 de octubre por orden del juez Miguel Jurado, quien lo acusa de asociación ilícita en el marco del caso Odebrecht. Previamente, el 3 de agosto, el presidente Lenín Moreno le había retirado sus funciones profundizando la crisis en el oficialismo. Un sector de Alianza PAIS denuncia que se trata de una persecución política contra uno de los principales aliados del expresidente Rafael Correa. El pasado 4 de octubre, Moreno designó como vicepresidenta encargada a María Alejandra Vicuña.

Jurado decide hoy si llama a juicio a Glas

El escenario político y judicial no pinta bien para el vicepresidente de la República, Jorge Glas, detenido desde el 2 de octubre.

Luego de escuchar de parte de la Fiscalía los elementos de convicción para los trece procesados por el delito de asociación ilícita en la trama de sobornos de Odebrecht, el juez de la Corte Nacional de Justicia, Miguel Jurado, decide hoy si llama o no a juicio al segundo mandatario.

Glas es acusado por la Fiscalía General del Estado de haber recibido pagos de la constructora brasileña a través de su tío Ricardo R., también procesado en esa investigación.

Contra el vicepresidente pesan medidas cautelares como la prisión preventiva y la prohibición de enajenar bienes, dictadas el mismo día que se lo vinculó a la investigación durante el proceso de instrucción fiscal.

El fiscal general del Estado, Carlos Baca, acusó la semana anterior a Glas como autor del delito de asociación ilícita y presentó 28 elementos de convicción en su contra, acusaciones que figurarán como prueba si Glas es llamado a juicio por Jurado.

El juez de la Corte Nacional también resolverá el pedido de la Fiscalía para la incautación, decomiso y repatriación de los bienes y fondos que tengan los trece procesados en el exterior, producto de la trama de sobornos en Odebrecht.

Para el caso del tío de Jorge Glas, Baca solicitó esta medida para sus bienes en China. En cambio sobre los venezolanos Freddy S. y Alexis O., ambos vinculados a los sobornos en la Refinería del Pacífico y el acueducto La Esperanza, el fiscal pidió la incautación de bienes en Venezuela y Panamá por 8 millones de dólares para cada uno.

El Ministerio Público también ordenó la extradición de los dos procesados, pedido que también fue hecho para el excontralor general del Estado, Carlos P., quien se encuentra en Estados Unidos.

Cal. En relación a la situación política del segundo mandatario, Glas podría ser destituido en un juicio político.

El Consejo de Administración del Legislativo (CAL), deberá resolver esta semana un pedido de juicio político realizado por la bancada opositora de la Asamblea Nacional.

Patricio Donoso, asambleísta de CREO que integra el CAL, indicó que posiblemente en un máximo de 45 días el vicepresidente será censurado y luego destituido.

El CAL también deberá resolver un informe de la Contraloría General del Estado que pide la destitución predeterminada de Jorge Glas por irregularidades en la adjudicación del pozo petrolero Singue cuando el vicepresidente estaba encargado de los sectores estratégicos.

El acusador particular en el proceso judicial, el exasambleísta César Montúfar, mostró su preocupación por la vigencia del juicio.

“El juicio tiene una fecha fatal que es el 2 de diciembre, que es cuando se cumplen los dos meses de medidas cautelares para la mayoría de procesados, incluido el tío del Vicepresidente, Ricardo R. Si es que hasta el 2 de diciembre no hay sentencia, caducarían las medidas cautelares, por lo tanto, el señor Ricardo R. y todos los demás procesados podrían salir en libertad”, indicó Montúfar.

Jorge Glas. Pese a encontrarse detenido, el vicepresidente Jorge Glas emitió un comunicado a través de Twitter, en el que se dirige a la militancia del movimiento Alianza PAIS.

“El show montado por el fiscal no solo carece de legalidad y sigue repitiendo la declaración de un corrupto confeso que busca destruirme y destruir lo que represento, sino que humilla al Ecuador entero”, asegura Glas.
El segundo mandatario le pidió a la militancia de Alianza PAIS en nombre suyo y de su familia no desmayar y que tomen como propia su causa. “Hoy soy yo, mañana cualquiera de ustedes”, indicó.

El Diario


Vicepresidente Jorge Glas canalizará mensajes por twitter

El vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, canalizará sus mensajes a través de la red social Twitter mientras se encuentre en prisión preventiva en el marco de las investigaciones por presunta asociación ilícita en el caso de supuestos sobornos de la firma Odebrecht.

“Esta cuenta será utilizada para contar la verdad sobre el caso de @JorgeGlas, para publicar los mensajes que nos hace llegar el Vicepresidente Constitucional de la República mientras se encuentra #Injustamente privado de su libertad”, reza este 13 de noviembre un mensaje en la cuenta de Twitter de Glas.

“Tomen mi causa como suya. Hoy soy yo, mañana cualquiera de ustedes”, indica el mensaje a sus seguidores del movimiento Alianza País (AP), agrupación que sufre una crisis por la división entre quienes apoyan a Moreno y los seguidores del exgobernante, Rafael Correa, a quien es cercano Glas.

La Fiscalía General del Estado prevé que el juez Miguel Jurado, de la Corte Nacional de Justicia, revele este 14 de noviembre si llama o no a juicio a Glas y a los demás procesados. Así lo indicó la Fiscalía en un comunicado el 11 de noviembre al término del cuarto día consecutivo de audiencia “evaluatoria y preparatoria”.

El 8 de noviembre, al inicio de la instancia, la Fiscalía descartó presentar cargos contra cinco procesados, cuatro brasileños -entre ellos, José Conceicao Santos, exdirector de Odebrecht en Ecuador- y un ecuatoriano.

La trama de supuesta corrupción versa sobre cinco obras adjudicadas a la constructora brasileña -una de las mayores contratistas de Latinoamérica- por el Gobierno de Correa.

En caso de que la Corte acoja la argumentación de la Fiscalía, Glas, en prisión preventiva en una cárcel de Quito desde el pasado 2 de octubre, se convertiría en el político de más alto rango en sentarse en el banquillo de los acusados salpicado por el escándalo de corrupción de la trama Odebrecht.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en doce países de Latinoamérica y África.

En el caso de Ecuador, dicho informe señala que entre 2007 y 2016 la constructora brasileña pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a “funcionarios del Gobierno”, lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

Vistazo