El Uruguay entero por la paz – Diario La República, Uruguay

El siguiente editorial responde exclusivamente a la visión de este medio

 

No se conocen organizaciones sociales, religiosas o de otra índole que promuevan la invasión a Siria. Esta coincidencia, por cierto, no es común, pues las guerras siempre dividieron a los pueblos.

De esta manera el presidente de Estados Unidos se está quedando solo, con pocos gobiernos que lo apoyan, mientras que el papa Francisco puso el tema de la paz sobre la mesa mundial al grado que ciertos medios de comunicación que por lo general apoyan cualquier iniciativa de EEUU en el terreno de las armas, rechazan la confrontación y el baño de sangre.

Incluso la primera dama, Michelle Obama, está en contra de una posible acción militar en Siria. Así lo anunció ayer el presidente estadounidense, durante una entrevista brindada a la NBC News. “Los propios miembros de la familia… son muy cautelosos y desconfiados”, manifestó el jefe de Estado.

Según informó la prensa, Obama afirmó que la primera dama no quiere que Estados Unidos participe en otra guerra. “Si le preguntas a Michelle: “¿Queremos estar involucrados en otra guerra? La respuesta es no”, indicó en declaraciones a NBC.

En nuestro país las reacciones han sido lentas, sin grandes convocatorias, pero las redes han tomado la iniciativa.

“Hay que movilizarse contra la guerra. En Uruguay nadie o casi nadie la apoya. Como pocas veces el rey está desnudo. Impulsemos una jornada nacional por la paz, contra la guerra, que nos reúna a todas las fuerzas sociales y políticas, a las religiones, a la ciudadanía de todo pelo y color, a las instituciones fundamentales del sistema educativo, a la prensa que no puede estar ajena a esta prédica”, se lee en un correo del Proyecto Miramar. Lo que buscan, según el texto, es que en un día a definir, que podría ser este viernes, todos los orientales luzcan una cinta blanca, para demostrar que el “Uruguay entero” está por la paz.

Es de esperar que el mundo se ponga de pie y comience a andar, y que el pueblo estadounidense, que en un 65% está en contra la guerra, haga sentir su voz de modo que el presidente Obama busque una salida negociada y diplomática, donde la ONU juegue su gran partido en defensa de la vida.

Todo nuestro aporte a esta causa humanitaria que no tiene banderas partidarias tiene un único sentido, y es el de consolidar la paz para que las mujeres y hombres, niños y ancianos, puedan construir una nueva realidad mundial que supere el hambre y la angustia del diario vivir.

http://www.republica.com.uy/el-uruguay-entero-por-la-paz/