“Tenemos gobiernos más a la izquierda, otros más al centro y, sin embargo, hay una atmósfera de apoyo a la negociación y a la comprensión que nunca hemos tenido” – José Mujica, presidente uruguayo

El Presidente de la República, José Mujica, mantuvo un encuentro con su par de Colombia, Manuel Santos, en Nueva York, en el cual ambos afirmaron la necesidad de culminar el conflicto más viejo del occidente mediante un proceso de paz.

Además, Mujica se puso a disposición para trabajar a favor de ese proceso de paz entre los colombianos, para ayudar a terminar el conflicto interno más largo de América del Sur.

Mujica sostuvo que el conflicto en Colombia no es un problema únicamente de los colombianos, sino que es un asunto de toda la América del Sur. “Va llegando la hora de impulsar y ayudar” para “superar esta etapa”, dijo. Afirmó además que ya existe una mediación y un proceso de negociación, “lo que no existe es todo el tiempo del mundo, porque hay calendarios políticos y tensiones en la sociedad”.

“Uruguay lo que ofrece es lo mismo que ha ofrecido siempre: está dispuesto a acompañar a Colombia en aquellas cosas en que los colombianos vean que podemos servir de utilidad”, sintetizó Mujica. “Nuestra casa tiene las puertas abiertas, de necesitarlo”, aseveró.

Por su parte, el Presidente de Colombia, Manuel Santos, dijo que José Mujica es un líder regional con peso específico propio y agradeció el respaldo al proceso político que transita Colombia hacia una paz definitiva.

Sobre el proceso de paz, Santos enfatizó que “el tiempo se agota” y solicitó otro ritmo en las negociaciones. “Seguimos siendo optimistas” en cuanto al resultado de las negociaciones, con el respaldo del Presidente Mujica, con Uruguay como posible sede, por ejemplo, en una negociación con el Ejército de Liberación Nacional de Colombia”, dijo el Presidente colombiano.

El Presidente Mujica subrayó el momento político que vive el continente. “Hemos mejorado muchísimo la relación entre nosotros, esto que tenemos hoy y que no tuvimos durante 200 años. Tenemos gobiernos más a la izquierda, otros más al centro y, sin embargo, hay una atmósfera de apoyo a la negociación y a la comprensión que nunca hemos tenido”. Concluyó que “esta es una oportunidad de contribuir en todo lo posible para que Colombia y la región se saquen de encima un conflicto que lleva mucho tiempo”.