El Salvador: el expresidente Funes juramenta como diputado del Parlacen pese a rechazo de Corte

Mauricio Funes, expresidente de la República, llegó a Guatemala ayer para juramentarse como diputado del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), a pesar de una orden de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que le prohíbe adscribirse a la institución regional.

De hecho, el presidente de la CSJ y de la sala, Florentín Meléndez, dijo ayer que la juramentación no tiene validez en el país.

“Mire, eso es allá en Guatemala. Aquí en el país, realmente eso no tendría mayor efecto”, dijo el magistrado.

Funes fue recibido por la presidenta del PARLACEN, la guatemalteca Paula Rodríguez, para que lo nombrara como el nuevo miembro del foro.

El exmandatario aseguró que no cometió ningún tipo de desacato contra la justicia salvadoreña, ya que lo ampara una resolución de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ, institución que tiene jurisdicción sobre el PARLACEN) y que a él como expresidente las leyes centroamericanas lo acogen y le dan el derecho de juramentarse como miembro del PARLACEN. Sin embargo, el exmandatario reconoció que si los magistrados consideran esta juramentación como un desacato entonces deberán proceder como la justicia salvadoreña lo establece.

El expresidente dijo que no ha buscado integrarse al PARLACEN para buscar inmunidad ante cualquier denuncia en su contra y mencionó que su nuevo fuero no es un “refugio”.

“Hubo un momento en que se puso en duda que yo formara parte de este foro regional por una medida cautelar que emitió la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de mi país. No solo yo, muchos más, somos de la opinión, y la CCJ así lo pronunció la semana pasada, de que la Sala de lo Constitucional no tiene facultades jurisdiccionales para impedir que yo tome posesión como diputado del PARLACEN y mucho menos modificar el artículo 2 del Tratado Constitutivo del parlamento”, explicó Funes antes sus nuevos colegas diputados centroamericanos.

Sin embargo, el presidente de la CSJ reiteró ayer que Funes no tendrá fuero en el país.

Funes, acusado penalmente de difamación por el dirigente arenero Ernesto Muyshondt, dijo ayer no haber cometido ningún ilícito.

“Yo no he cometido ningún delito. No busco el parlamento para evadir la justicia ”, reiteró.

¿Cambio de casa?

El nuevo diputado centroamericano descartó que va a buscar un cambio de residencia tras su juramentación en el PARLACEN. Funes aseguró que permanecerá en El Salvador, así como todos los demás diputados salvadoreños del PARLACEN que mantienen su residencia en el país, por lo que rechazó que buscará cambiar su lugar de residencia a Guatemala.

Además reiteró que es la Sala de lo Constitucional la que decidirá si cometió desacato o no. “Habría que esperar cuál va a ser la posición de la sala. De todas formas la sala tendrá que decidir si ellos consideran o no esto como un desacato de particulares y tendrá que acudir al ministerio público para que este ejecute la acción penal correspondiente. La Fiscalía también tendrá que decidir si esto es ilícito. Ahora, sería la primera vez en la historia de Centroamérica que el ejercicio de un derecho es considerado un ilícito penal”, reflexionó el expresidente.

Recordó que además de la demanda que existe en su contra por parte del dirigente de ARENA Ernesto Muyshondt por difamación y calumnia, él también mantiene demandados a dos diputados de ese mismo partido y al dirigente Muyshondt por difamación y calumnia, por lo que él tendrá que mantener presencia en los tribunales del país, acotó.

“Una burla para el país”

Por su parte, Muyshondt, el dirigente de ARENA, no dudó en asegurar que la prisa de Funes por llegar al PARLACEN es por temor a enfrentar procesos judiciales actuales o futuros.

“El fuero es lo que persigue el expresidente Funes. (Tiene miedo) definitivamente. Él hubiera intentado que lo juramentaran el mismo primero de junio a fin de no quedar en ningún momento sin fuero”, dijo Muyshondt.

El temor que según Muyshondt tiene el exmandatario es porque hay suficientes indicios para que Funes pueda ser investigado por supuestos actos de corrupción en su administración.

Finalmente, el dirigente arenero aseguró que con la juramentación de Funes se comete una “burla” a la institucionalidad del país. “Es otra burla, una contravención a una resolución de la sala que había emitido resolución que impedía que el expresidente se juramentara. Es un intento por parte del expresidente de seguirse cobijando de manera cobarde en un fuero”, dijo Muyshondt.

http://www.laprensagrafica.com/2014/06/25/mauricio-funes-desafia-a-sala-y-jura-en-el-parlacen