El Salvador: tras reunirse con el sector privado, el Gobierno realizará cambios a la reforma fiscal

El gobierno del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aceptó realizar al menos tres cambios a las propuestas de nuevos impuestos, luego de recibir un conjunto de 15 o 20 observaciones de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), con quienes sostuvo una reunión ayer en Casa Presidencial.

La ANEP rechazó nuevamente los nuevos impuestos por considerarlos un golpe a la economía de la clase media, y sugiere iniciar un plan para dinamizar la economía a través de nuevos empleos.

La primera modificación a la propuesta de reforma es la eliminación del impuesto a inmuebles urbanizados en la Ley de Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria Suntuaria, según el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres; con ello, se quedarían fuera “pagos de las cuotas de las personas que compran una casa”, interpretó el secretario técnico, Roberto Lorenzana.

La prescripción de los plazos para que Hacienda exija el cumplimiento de obligaciones tributarias sería otra de las reformas. El ministro de Hacienda expresó ayer que la gremial argumentó que el plazo de caducidad no debe aplicar cuando es atribuible a la administración financiera.

Hacienda propuso inicialmente una reforma al Código Tributario que permitía suspender el plazo de prescripción si se interponen recursos. Ello extendería el plazo que tendría la administración tributaria para poder exigir obligaciones fiscales.

Una tercera sugerencia aceptada por el gobierno fue la aclaración que se realizaba, en la propuesta de reforma a la Ley de Imprenta, de no eximir de impuesto sobre la renta a “las publicaciones de actos violentos o de pornografía”. Cáceres aseguró que se dejó fuera porque los empresarios creen que regula a los medios y aclaró que se mantiene la propuesta de gravar con el Impuesto sobre la Renta a dueños de periódicos.

Tanto Jorge Daboub, presidente de la ANEP, como Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio, respondieron ayer que, a pesar de esas modificaciones, “no están de acuerdo” con la reforma.

“El concepto debe ser ampliar la base tributaria, más que en cobrar más impuestos a las personas que ya pagan”, explicó Cardenal. El ministro de Hacienda indicó que proponen que, en los primeros tres años haya un ajuste de 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB), unos $500 millones, de ajuste fiscal, 50% de los ingresos y 50% de los gastos.

El presidente, Sánchez Cerén, informó que continuarán discutiendo. Parte del acuerdo fue nombrar un equipo de abogados de ambas partes para discutir aspectos técnicos.

Tres reformas que serían descartadas

Urbanizaciones

La propuesta de reforma a la Ley de Impuesto a la Propiedad Inmobiliaria Suntuaria gravaba “inmuebles urbanizados como resultado de un proyecto autorizado de acuerdo a la Ley de Urbanismo y Construcción”. El gobierno, según el ministro de Hacienda, eliminará esta disposición y propondrá la modificación a la Asamblea Legislativa.

Suspensión de prescripción tributaria

Se acordó eliminar de la propuesta de reforma al Código Tributario sobre la caducidad de plazos por adeudar pagos de impuestos. Una de las reformas plantea: “Se suspende el plazo de la prescripción al interponerse recurso, proceso o acción por el obligado o deudor tributario”. El plazo de prescripción es 10 años.

Publicaciones contra la moral

Se retiraría de la Ley de Imprenta el inciso: “Los productos de imprenta contrarios a la ley, la moral, las buenas costumbres o el orden público, tales como pornográficos, incitadores de la violencia o degradantes de la dignidad del ser humano… no se encuentran comprendidos para el goce de la exención”.

Funde señala lo positivo y negativo

La Fundación para el Desarrollo (Funde) presentó ayer a la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa sus observaciones a las propuestas de reformas fiscales que presentó recientemente el gobierno. La organización valoró positivo que se pretenda aumentar la recaudación tributaria, pero considera que deben evaluarse los impactos.

Funde valoró como acertada la reforma al Código Tributario para el control de precios de transferencia, prescripción y control de facturación. Considera esto ayudará a combatir la evasión y elusión fiscal.

Sin embargo, cuestionó la reforma a la Ley de Imprenta y del Libro. Cree que debe precisarse porque podría redundar en un incremento a los productos impresos.

En el caso de gravar a las propiedades con valores arriba de $350 mil, consideran que es positivo porque se grava a las personas que más tienen, pero consideran que debe precisarse mejor para no afectar a personas que sean de clase media y que tienen una propiedad. Funde expresó que gravar operaciones financieras mayores de $750 puede afectar a la micro y pequeña empresa. Dice que fomenta la desbancarización, es decir, que prescindan de los bancos para sus operaciones.

http://elmundo.com.sv/gobierno-hara-cambios-a-propuesta-reforma-fiscal