El sueño hondureño – Periódico El Tiempo, Honduras

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Similar a la zaga de cuentos persas de “Las Mil y Una Noches”, Honduras se presentó en la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico con un plan de atracción de inversiones para ser realizado en los dos próximos años.

La cofradía comercial de la Alianza del Pacífico, segunda versión de la fallida ALCA (Alianza para el Libre Comercio de las Américas), la integran México, Colombia, Chile y Perú y a la que el gobierno de Honduras, entre otros de los países periféricos, dice estar ansioso de participar.

En esencial medida, la Alianza del Pacífico es impulsada para contrarrestar la Unión de Naciones Suramericana (UNASUR), aunque hasta ahora sin conseguir tal objetivo, al mismo tiempo que se ha debilitado con el avance real del proceso de integración subcontinental.

Sin embargo, los países pequeños y subdesarrollados como el nuestro le apuestan a todo, sin mucho que perder, especialmente si eso sirve para mantener por el mayor tiempo posible en suspenso del ojo crítico y avizor de la opinión pública, como lo hiciera, según el cuento, Scheherezade para salvar su cabeza del golpe de cimitarra del desalmado visir.

Así el ministro de Desarrollo Económico de la administración Hernández Alvarado, Alden Rivera, lució su verbosidad que le es característica en dicha Cumbre con la exposición de un proyecto nacional de inversión de 5,000 millones de dólares estadounidenses (más de 100,000 millones de lempiras) a ser aplicados de inmediato.

Esa enorme masa de dinero, capaz de causar indigestión en una economía pequeña y atrasada, se destinará a 170 proyectos, casi en su totalidad para producir granos básicos, frutas, verduras, y, de repente, hasta orquídeas, así como crear un impresionante hato ganadero y abundante energía eléctrica renovable.

Por esta vía, ha dicho el ministro de Desarrollo Económico, Honduras está lista a conquistar el liderazgo centroamericano en la producción de alimentos, con perspectiva de inundar con sus excedentes los mercados mundiales, y con capacidad de acción inmediata (“fast-track”) para realizar los 170 proyectos, de los que ya se cuenta con la pre-factibilidad, de un día para otro.

Es admirable ese numen promocional de nuestro gobierno, que, a no dudarlo, ha dejado con la boca abierta a la concurrencia de la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior en el contexto de la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico.

Por supuesto, con el dinero contante y sonante en las arcas nacionales y el crédito abierto sin cortapisa en la banca internacional, pero también, y lo más importante, con la mano de obra calificada, las tecnologías avanzadas y el impulso emocionado de las grandes, medianas, pequeñas y micro empresas del país y de la redondez mundial, ese desafío es, como se dice, pan comido.

No es paja, no es delirio, no es demagogia, no son sueños de opio…

http://www.tiempo.hn/component/k2/noticias/el-sueno-hondureno