Paraguay: Cámara de Diputados aprueba polémica ampliación presupuestaria

A pesar de críticas generalizadas, inclusive de diputados colorados, por la falta de resultados en la gestión del Ejecutivo, la Cámara Baja aprobó ayer, por amplia mayoría, la ampliación presupuestaria de US$ 670 millones para varios ministerios y entes del Estado. La misma será financiada con emisión de “bonos soberanos”.

La millonaria ampliación aprobada por los diputados será remitida ahora a la Cámara de Senadores para su consideración. La intención del Ejecutivo es que sea aprobada también rápidamente en esa instancia.

Según el mensaje del Ejecutivo, los fondos a obtenerse a través de la emisión de bonos serán utilizados en inversiones de infraestructura a ser ejecutadas por el MOPC y a programas de producción del MAG y Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), construcción de 5.800 viviendas, a cargo de la Senavitat, líneas de transmisión de la ANDE y compra de equipos para la Industria Nacional del Cemento (INC) .

El MOPC recibirá US$ 350 millones, de los cuales el 84% será utilizado para cubrir obras que actualmente están en ejecución; en tanto que el 16% lo destinará a contrapartidas de préstamos externos y a nuevos proyectos de inversión.

Dentro de este paquete del MOPC, sin embargo, cerca de US$ 20 millones serán para consultorías de nuevos proyectos, así como para pasajes y viáticos.

El Gobierno planea para mediados de julio la segunda colocación de bonos soberanos, por US$ 750 millones. Para eso necesita que el Parlamento apruebe lo antes posible esta ampliación de US$ 670 millones. A esta ampliación le sumarán US$ 80 millones, ya autorizados por la ley de presupuesto.

A favor de la aprobación, argumentó el diputado colorado Ramón Romero Roa, señalando que se harán obras beneficiosas para la ciudadanía y se crearán fuentes de trabajo. El también colorado Walter Harms indicó que tenían la esperanza de que se movilizaría la economía y se impulsarán obras y cuestionó la pobre gestión del ministro Ramón Jiménez Gaona, de Obras Públicas.

El liberal Dionisio Amarilla destacó la falta de resultados del actual gobierno, a pesar de contar con dinero de otros préstamos internacionales por un monto de US$ 1.800 millones. Cuestionaron la mala gestión de los ministerios. No obstante, acompañaron la aprobación.

Opinó que el proyecto de ley a la exportación de granos en estado natural, que fue rechazado, hubiese dejado unos US$ 300 millones al año. “Las futuras generaciones serán esclavas de esta deuda”, subrayó.

Karina Rodríguez (Avanza País) dijo que el Gobierno “no tiene vergüenza para pedir plata en el exterior”, pero sí para hacer tributar a sectores beneficiados en el país, con referencia a los agroexportadores.

Las dos diputadas de Avanza País se abstuvieron de votar y lo mismo hizo Ramón Duarte, del Frente Guasu, y Víctor Ríos, del PLRA.

Por su parte, Ricardo González, en nombre del PEN, justificó el apoyo a los bonos, señalando que el Ejecutivo no tenía otra alternativa para conseguir dinero. También Olga Ferreira (Independiente) dio su apoyo al proyecto.

El diputado Amado Flotentín advirtió que gran parte del dinero será para pago de deudas atrasadas. “Estamos contratando deudas para pagar deudas. Es una ‘calesiteada’ en términos vulgares”, subrayó.

Comisión de control

La Cámara Baja aprobó también ayer la creación de una comisión especial que hará el seguimiento de la utilización de los fondos provenientes de los bonos.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/aun-con-criticas-aprueban-us-670-millones-de-bonos-que-pide-ejecutivo-1257140.html