Bolivia: el Gobierno aumenta la cantidad de coca permitida para producir

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, informó ayer a los productores de coca de La Paz que cada asociado puede incrementar su cupo mensual de seis a ocho taques (un taque equivale a 50 libras), con el objetivo de comercializar la hoja en forma directa y abastecer a lugares deficitarios.

La medida fue aprobada por una resolución. El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, justificó esta determinación asegurando que en algunas regiones “hay poca cantidad de coca”, por lo que se vio la necesidad de cubrir esa ausencia.

El investigador Fernando Salazar, del Instituto de Estudios Sociales y Económicos de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), dijo que con los datos actuales sobre la producción y consumo de la hoja de coca no se justifica el incremento en los cupos.

“El Gobierno tendrá que detallar cuáles son esas zonas deficitarias y si está en relación al estudio integral de coca”, explicó.

El vicepresidente Álvaro García Linera presentó ayer a la Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) una resolución gubernamental que permitirá, a partir de la fecha, que cada productor incremente su cupo mensual de 6 a 8 taques (50 libras).  El anuncio se realizó en el marco de la celebración del 31 aniversario de esa organización.

A la medida que beneficia a cocaleros de La Paz, se suma el anuncio que hizo el presidente Evo Morales el domingo, de legalizar el cato de coca (1.600 metros cuadrados) en el  trópico de Cochabamba. Cáceres dijo que el Estado tiene que mejorar y asegurar la comercialización de la hoja de coca para que vaya directamente al consumidor y no sea desviada al narcotráfico.

El viceministro Cáceres justificó que “en el Congreso de las Seis Federaciones y también en  los Yungas  mencionaron por ejemplo que en Yotala en Chuquisaca, la libra de coca había estado en 25 y 30 bolivianos ¿porque es tan caro? porque hay poca cantidad de coca. Ahí lastimosamente los comerciantes hacen su negocio”, dijo.

Aseguró que por esa razón los productores que llevan la hoja de coca directamente a los mercados “han pedido que dos taquesitos más y vamos a ver cómo es el comportamiento, ahí en la comercialización”.

Fernando Salazar, investigador del Instituto de Estudios Sociales y Económicos de la Universidad Mayor de San Simón (IESE-UMSS), dijo que con los datos actuales que se tiene acerca de la producción y consumo de la hoja de coca no se justifica el incremento en los cupos.

“La pregunta es dónde están llevando esa coca que están incrementando, a qué regiones, cuáles son esas zonas deficitarias. Si está en relación al estudio integral de coca que se hizo o no”, dijo Salazar.

Aseguró que es necesario que la Dirección General de Comercialización e Industrialización de la  coca (Digcoin) presente un informe técnico que justifique ese incremento y se haga conocer a la opinión pública los datos “porque solamente ampliar por ampliar no dice nada”.

“Existe coca excedente que se comercializa y el Gobierno no dice nada, solamente dice que se está luchando contra el narcotráfico pero en los hechos no se está haciendo nada en concreto para reducir la comercialización de coca para que se llegue a las 14 mil hectáreas que se determinó mediante el estudio”, dijo Salazar.

Cáceres aseguró que se hará un seguimiento del transporte de la coca para que ésta no sea desviada a actividades ilícitas.

“Tenemos inspectores tanto de Digcoin como en el control policial. Yo tengo dentro de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico un grupo de élite que se llama GECC, es el Grupo  Especial de Control de Coca, son los que hacen  las interceptaciones a camiones, flotas o cualquier otro transporte que se utilicen  para seguir el desvío de hoja de coca”.

En 2013, el Gobierno presentó los resultados del estudio integral de la hoja de coca que determina que en Bolivia existen 3,08 millones de consumidores, por lo tanto, se requiere el cultivo de 14.705 hectáreas de cocales.

“Una acción prebendal”

La oposición criticó ayer el anuncio del presidente Evo Morales de legalizar el cato de coca de Chapare en la próxima gestión.
Edwin Herrera, candidato del MSM a primer diputado plurinominal por La Paz, consideró la oferta de Morales, como una medida prebendal electoralista, que busca garantizar que todos los cocaleros del Chapare voten por el MAS.

“Ésta es la forma prebendal electorera como se está manejando el Gobierno y el presidente Evo Morales, no esperábamos otra cosa. Hay cocaleros hasta el copete con las exacciones, con los abusos que se cometen los fines de mes en Cochabamba y Yungas, donde unos recaudadores llegan y si no entregan su cuota los productores son amenazados con ser expulsados de las federaciones”, dijo Herrera. En tanto, según el candidato a primer senador por Cochabamba, Arturo Murillo, la promesa de Morales es una maniobra del Gobierno para recuperar los votos perdidos del trópico. “Ha sido presidente nueve años y nunca se ha tocado el tema de la legalización dela coca, se ha  dejado que la gente haga los que quiera y ahora viene a ofrecer legalización, dijo.

Cifras de la ONU

Según el informe de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (Unodc), el 2013 la superficie con cultivos de coca fue de 23.000 hectáreas.

La cantidad de coca comercializada en los dos mercados autorizados (Villa Fátima y Sacaba) alcanzó a 19.150 toneladas métricas, equivalente al 53% de la producción total.

El 93% de la comercialización tuvo lugar en Villa Fátima, mientras que el restante 7% fue comercializado en Sacaba.

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20140722/aprueban-venta-de-mas-coca-de-yungas_267484_586605.html