Diputados mexicanos aprueban estatización de deuda de Pemex y empresa de energía eléctrica

Diputados aprueban en lo general leyes de CFE y Pemex

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, con 331 votos a favor, una abstención y 132 en contra, el tercer paquete de leyes secundarias que reglamentarán la reforma a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales en materia energética, para hacer de Pemex y CFE empresas productivas del Estado.

En este tercer paquete se expiden las leyes de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), y se reforman las leyes federales de las Entidades Paraestatales; de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público y de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas.

La reanudación de la sesión extraordinaria fue a las 12:26 horas y la votación en lo general fue hasta las 16:40 horas. En total, desde el lunes, suman hasta ahora más de 40 horas de sesión.

Se presentaron 13 mociones suspensivas que fueron rechazadas, siguieron los posicionamientos de las siete fracciones parlamentarias (Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, Verde Ecologista, Partido de la Revolución Democrática, Partido Acción Nacional y Partido Revolucionario Institucional); unos 13 oradores en pro y en contra de todos los partidos, y se informó sobre el número de reservas.

Los legisladores continúan con el debate en lo particular para desahogar alrededor de 584 reservas, que se han agrupado por temas: Régimen de responsabilidades y combate a la corrupción, y testigos sociales; Pasivo laboral, y Fortalecimiento de las empresas públicas del Estado.

También se indicó que podría haber cambios a esta minuta en lo particular, como es el tema de transparencia para incluir a los testigos sociales en materia de licitación, que este dictamen no contempla.

Antes, al presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Energía, Marco Antonio Bernal destacó que las nuevas leyes establecen una estructura corporativa y organización que moderniza a Pemex y CFE.

“Estos organismos contarán con un régimen especial que incremente su competitividad, aumente su productividad y atienda las legítimas exigencias de la sociedad para atajar las prácticas de corrupción”.

Además de que se garantiza la propiedad de la nación y la rectoría del Estado, dijo, al abrir ambas industrias al sector privado, se tiene la finalidad de que esos organismos “alcancen las condiciones necesarias para competir exitosamente dentro del sector”.

El legislador priista señaló que el documento defiende con claridad los principios que rigen a la nueva organización empresarial, su administración, estructura corporativa y régimen especial.

Asimismo, el dividendo estatal que se aplicará conforme al nuevo marco jurídico, donde el Estado se convierte en propietario y deja de ser administrador.

Bernal Gutiérrez expuso seis ejes de cambios sobre los cuales descansa la integralidad de la reforma como que la empresa productiva del Estado como una nueva figura, con un nuevo régimen jurídico especial.

También contemplan el nuevo papel del Estado como propietario de la empresa; un gobierno corporativo, sólido y eficaz; un marco jurídico flexible y que obedece al principio de la máxima autorregulación; el rediseño integral de los esquemas de vigilancia y auditoría, y nuevos mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

Se propone una forma de administrar y operar las empresas estatales con nuevas herramientas que mejoren sus funciones, con una estructura empresarial autónoma y flexible, que integre las mejores prácticas de gobierno corporativo.

Se pretende impulsar una adecuada toma de decisiones en Pemex y CFE, que aumente su capacidad productiva, optimice la ejecución de sus proyectos y mejore sus índices de productividad y rentabilidad.

Para ello se dispone que las empresas son propiedad exclusiva del gobierno federal, cuentan con personalidad jurídica y patrimonios propios, así como autonomía técnica, operativa y de gestión, conforme a los principios establecidos en la reforma constitucional aprobada en diciembre de 2013.

“Pemex y la CFE son creadas por este Poder Legislativo, el cual establece el régimen especial aplicable a ellos, y garantiza que eventualmente el Poder Ejecutivo federal no pueda desaparecer estas empresas con argumentos coyunturales. Se da certeza y continuidad a sus operaciones”, precisó.

El diputado refirió que también se garantiza que el gobierno no pueda mermar, mediante la emisión de disposiciones de carácter administrativo o secundario, el régimen especial que requieren las empresas para realizar sus actividades con plena autonomía.

En el nuevo esquema institucional, el gobierno federal se asume como administrador principal, lo cual significa que podrá designar a algunos funcionarios dentro del consejo de administración y tendrá funciones de propietarios, es decir, como cualquier dueño de una empresa.

Se propone también el establecimiento de un modelo de gobierno corporativo moderno, que abarque todos los aspectos necesarios para el óptimo desempeño de las empresas estatales.

El nuevo diseño del marco regulatorio plantea que al ser Pemex y la CFE instituciones de origen público, se rijan por el principio de legalidad, lo que implica que sólo podrán realizar lo que la ley expresamente les autorice y confiera, al tiempo que les será aplicable el derecho privado.

Dijo que este dictamen recoge más de un año de trabajo intenso, de diálogo y debates en el que todas las voces fueron escuchadas e incluidas para fortalecer el sector energético, sobre la base del respeto irrestricto a la soberanía nacional.

En tanto, un grupo de unos 40 diputados, de 101 que integran la bancada perredista, colocaron mantas y pancartas alusivas al general Lázaro Cárdenas y la defensa del petróleo.

Al concluir el posicionamiento de esa fracción a cargo del diputado Luis Espinosa Cházaro, entonaron el Himno Nacional. En la protesta estaba con ellos su coordinador parlamentario Silvano Aureoles Conejo, quien también es presidente de la Junta de Coordinación Políticas (JUCOPO) en San Lázaro.

Los diputados que han rechazado desde la aprobación de la reforma constitucional energética en diciembre pasado, y que también han manifestado su voto en contra de las leyes secundarias, realizaron esta toma de tribuna durante unos 10 minutos, ya que al concluir de entonar el Himno Nacional quitaron pancartas y mantas y regresaron a sus curules.

Estas acciones fueron anunciadas por los diputados perredista, las cuales calificaron como “protestas creativas”; desde el lunes pasado que inició el periodo extraordinario han sacado cartulinas con la imagen del General Lázaro Cárdenas, y también colocaron la manta en la Mesa Directiva de esta soberanía.

http://eleconomista.com.mx/industrias/2014/07/30/aprueban-hacer-pemex-cfe-empresas-productivas-estado

 

PRI y PAN rechazan comisión que investigue los pasivos de Pemex antes de obligar a los mexicanos a pagarlos

Diputados del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza rechazaron la propuesta del PRD para no convertir pasivos en deuda pública hasta que se conforme una comisión especial de expertos que revise de fondo todo el sistema de pensiones y entregue nombres de los responsables del incremento de los mismos.

“No aceptamos que sin revisar el asunto se quiera hacer que esta Cámara, que esta soberanía, asuma un pasivo laboral sin ni siquiera depurarlo y sin ni siquiera saber qué contiene”, indicó el Diputado Miguel Alonso Raya, vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al presentar la propuesta en la tribuna de San Lázaro. Para dimensionar el problema durante la votación en lo particular de la Ley de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Partido del Trabajo advirtió que la magnitud del pasivo representa un tercio de la deuda total de la Nación.

“Esa bolsita del pasivo laboral que se revisaba cada seis años es lo que hoy nos vienen a presentar y no es otra cosa, no vengan aquí a querer engañarnos; mientras la deuda pública del país es de 6 billones de pesos, lo que hoy quieren venir a aprobar en los transitorios de esta ley es casi un tercio de la misma, es decir, 1.7 billones de pesos más a la deuda más a la deuda pública”, señaló la Diputada Lilia Aguilar Gil. La mayoría de priistas y panistas rechazó la propuesta. Legisladores del Sol Azteca criticaron que Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda (SHCP), calificara como “una buena idea” la propuesta para que los mexicanos asuman una parte del pasivo laboral de Pemex, que asciende a 1.3 billones de pesos.

El pasado lunes, el funcionario escribió en una columna en un diario de circulación nacional que no se incrementarán los impuestos para pagar dicho pasivo, y que sólo Pemex y sus trabajadores determinarán si modifican su régimen de pensiones. Los perredistas reprocharon que el secretario de Hacienda no dijera que será la Presidencia de la República, por conducto de la SHCP, quien establecerá los términos, condiciones, fechas y montos para cubrir la proporción del pasivo laboral que asuma el Gobierno federal. “No estamos en contra de las prestaciones de los trabajadores, sino de la corrupción de los malos gobiernos. Esta deuda asciende a la cantidad de 1.1 billones de pesos, más los estimados para este año que corresponde a un cálculo de 120 mil millones de pesos”, recalcó el Diputado Víctor Manuel Manrique.

El Diputado Guillermo Sánchez Torres criticó que los sistemas pensionarios de las empresas públicas se crearon sin soporte financiero ni fuente de financiamiento a largo plazo, sin que se transparentara el total de las obligaciones contraídas y la forma de hacerles frente. “Pemex, que cuenta con 120 mil trabajadores activos y 80 pensionados, creó un sistema de seguridad social independiente en el que los trabajadores no aportan, pero reciben pensiones más altas que el salario de un trabajador en activo, donde las jubilaciones se pueden otorgar sin importar la edad, y los beneficios son crecientes”, dijo el Diputado Sánchez. El perredista Silvano Blanco Deaquino destacó que los pasivos de Pemex crecieron de forma desproporcionada durante los sexenios panistas.

“Que la Auditoría Superior de la Federación quien revisara estos pasivos laborales, porque en el 2002 con Fox, eran por el monto de 265 mil millones de pesos y actualmente rondan en los dos billones de pesos; es decir, creció de manera desproporcionada en esos gobiernos del PAN corruptos e ineficientes”, dijo el perredista. Por su parte, el Diputado Francisco Coronato Rodríguez, reiteró la necesidad de que se investigue la presunta responsabilidad de líderes sindicales o de funcionarios públicos que permitieron que la deuda creciera hasta 1.3 billones de pesos.

“Antes de pagar estos pasivos laborales, impregnados de corrupción e impunidad, se debió haber hecho una investigación y un deslinde de responsabilidades, en donde la malversación y derroche de sus recursos ha sido evidenciado desde siempre quedando en la impunidad”, dio el legislador Ciudadano. La Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular la minuta por la cual se transforma a Petróleos Mexicanos (Pemex) y de Comisión Federal de Electricidad (CFE) de ser empresas del sector público a empresas productivas del Estado.

PRD PROPUSO RESOLVER PASIVOS: PRI

Durante la discusión de las reservas se abrió un nuevo espacio de debate cuando la Diputada priista Irazema González Martínez, pidió a la secretaria que leyera la iniciativa de reforma energética del PRD, en el punto que se refiere a los pasivos laborales. La legisladora priista por el Estado de México, una de las más férreas defensoras de la propuesta sostuvo que el PRD es incongruente con su propia propuesta legislativa. El texto dice: “El Director General de Petróleos Mexicanos deberá presentar al Consejo de Administración para su aprobación, en un plazo de 180 días, a partir de la publicación del presente decreto, una estrategia para resolver el pasivo laboral de la empresa pública”.

“El Consejo de Administración deberá enviar dicha estrategia a la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, por conducto de la Secretaría de Energía, en un plazo que no exceda los 45 días hábiles, a partir de que le sea presentada para ser considerada en el presupuesto de Petróleos Mexicanos para el ejercicio inmediato posterior”, se lee en el texto. La legisladora mexiquense puso el dedo en  la llaga al invitar a los perredistas a aceptar que su propia propuesta iba en el mismo sentido que la iniciativa priista.

“No está mal coincidir, no está mal ponernos de acuerdo, no está mal asumir que lo que está pasando con los pasivos laborales es un problema de todos los mexicanos y es nuestra responsabilidad, como Poder Legislativo, crear las condiciones y generar los incentivos para que este problema se resuelva”, dijo. En el mismo sentido que el secretario de Hacienda, el de Energía y funcionarios Pemex, La Diputada Irazema González Martínez recalcó que los pasivos laborales de Pemex se asumieron cuando por una empresa que es de todos los mexicanos, y por lo tanto es normal que los mexicanos asuman este compromiso.

“Pero sí es muy importante señalar que es un problema en que hemos coincidido todos, y que por eso asumimos como Poder Legislativo la responsabilidad de resolverlo de una vez, atendiendo por supuesto a la valentía del Poder Ejecutivo para asumir alguna parte de este pasivo”, dijo la mexiquense. En respuesta, la Diputada perredista Aleida Alavez sostuvo que se sacó de contexto la propuesta perredistas, porque aunque sí dice que hay que resolver el pasivo laboral de Pemex, la iniciativa del Sol Azteca jamás propone que se asuma como deuda pública.

“La iniciativa que firmamos diferentes diputados y diputadas de esta Legislatura, con respecto a la reconfiguración de Pemex bajo un esquema distinto al que ustedes están planteando e imponiendo el día de hoy”, dijo. La legisladora perredistas calificó como una mentira el hecho de que se pretenda decir que el PRD se contradice en este tema. “Entonces, que no se vengan a decir aquí mentiras, porque esta iniciativa tiene qué ver con que se haga un análisis del pasivo laboral y se haga una propuesta en un plazo de 180 días”, recalcó.

¡LES VALE MADRES!: PRD

Los partidos de izquierda reprocharon en todo momento la falta de interés de priistas y panistas a debatir realmente sobre la corrupción en el sector energético. Y es que la mayor parte del tiempo el salón del pleno lució semi vacío, solo con el mínimo necesario de legisladores para ganar las votaciones con el propósito de rechazar todas las reservas. Esto indignó a varios legisladores perredistas que incurrieron en insultos y descalificaciones para tratar de llamar la atención de sus contrapartes, o simplemente para descargar su frustración. “Decirles vendepatrias, rateros, cínicos, ladrones, creo que no significa nada para ustedes, creo que como dicen, les entra por un oído y les sale por el otro, porque al final de cuentas les vale madre”, dijo la perredista Yesenia Nolasco Ramírez. El Diputado Gerardo Villanueva Albarrán, vinculado al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fue más allá y llamó al Presidente Enrique Peña Nieto traidor a la patria y calificó como “lacayos” a los legisladores que lo apoyan.

“Que el pueblo lo sepa y que ustedes, como empleados de la mafia en el poder serán juzgados por la historia. Arturo [Escobar, líder de los diputados del Verde], te queda muy bien ese papel de lacayo de esta mafia. Te mando saludos”, recalcó el legislador de Morena. El Senado de la República recibió las primeras minutas modificadas en la Cámara de Diputados, para su revisión. Sobre el tema de los pasivos, los integrantes de la cámara alta también se pronunciaron. La Senadora Dolores Padierna Luna rechazó el texto del secretario de Hacienda, Luis Videgaray en el artículo “Una buena idea para Pemex y para México”.

También cuestionó ¿por qué Pemex no tiene una reserva, como todas las empresas, para su pasivo laboral y, si la tenía, por qué es necesario el rescate?, y ¿cuáles serán los efectos a corto plazo para Pemex y para México de absorber 1.7 billones de pesos? La perredista señaló la evolución de la deuda: En 2012 fueron de 731 mil millones de pesos, en 2013 aumentaron a 1 billón 288 mil millones, es decir, 76 por ciento más en un solo año, en diciembre de 2013 la empresa sólo tenía cuatro mil 318 millones de pesos en las reservas del fondo de pensiones, es decir, 0.4 por ciento que sólo alcanzaría a cubrir 12.4 por ciento de las pensiones en curso. “Las variaciones, según el informe del auditor externo, se debieron a factores ajenos al pago mismo de pensiones: disminución de 8.65 a 6.90 por ciento de la tasa de descuento y rendimiento de los activos; incremento de 4.50 a 7.1 por ciento en la gasolina; disminución de la tasa de incremento de la canasta básica”, dijo la perredista. Por su parte, el Senador priista David Penchyna Grub, anunció que el PRI en el Senado respaldará la propuesta de que el Gobierno federal asuma como deuda pública los pasivo laborales de Pemex.

“La deuda de Pemex ya es deuda pública, eso nos guste o no, es así. Hacienda por muchos años, décadas, por el modelo fiscal al que asistía con Pemex, que aporta por cierto 34 de cada 100 pesos al erario público, no le dejó en sus reservas financieras los recursos suficientes para financiar ese pasivo, por lo tanto ese pasivo si entendemos que Pemex es de los mexicanos, ya es de los mexicanos”, dijo en entrevista. “No trasladar esa tercera parte de la deuda, hacerla deuda soberana, es dejarla en la panza de Pemex, que genera dos problemas: que sea más cara financiarla, que lo que sería si la trasladamos a ser deuda soberana, lo cual es una tontería”, enfatizó el también presidente de la Comisión de Energía del Senado.


http://www.sinembargo.mx/31-07-2014/1073794