Ecuador inicia la cuarta ronda de negociaciones con la Unión Europea para la firma de acuerdo comercial

Hoy inicia en Bruselas la cuarta ronda de negociaciones con miras a la firma de un acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europea.

Las sesiones de trabajo, que se desarrollarán del 7 al 11 de julio, estarán orientadas a la consecución de un acuerdo multipartes, para lo cual los equipos de ambas delegaciones han estado intercambiando información y preparando sus respectivas propuestas.

Ecuador y la UE han celebrado ya tres rondas de negociaciones en las que, según el ministerio de Comercio Exterior de Ecuador, se han conseguido “avances”.
En la capital belga, en la tercera ronda de negociaciones, se analizaron asuntos relacionados con los capítulos de contratación pública, servicios, acceso a mercados de bienes industriales y agrícolas e indicaciones geográficas. Ecuador ha solicitado a la UE que extienda el Sistema General de Preferencias arancelarias (SGP-plus), que vence en diciembre próximo, hasta que se ponga en marcha el acuerdo.

El objetivo es no perder, mientras tanto los beneficios arancelarios de que dispone en la actualidad el sector exterior ecuatoriano, que quedaría en desventaja frente a competidores de países que ya han suscrito el acuerdo multipartes, como Colombia y Perú. Al respecto, el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, ha reiterado que continúan los diálogos con las autoridades europeas, las cuales han manifestado la voluntad de trabajar en un mecanismo que permita a Ecuador mantener las preferencias.

http://www.eldiario.ec/noticias-manabi-ecuador/321449-ecuador-y-la-union-europea-tendran-cuarta-ronda-de-negociaciones/

 

Ecuador-UE: dando y dando – Por César Augusto Sosa

Esta semana está previsto cerrar la negociación entre Ecuador y la Unión Europea, al menos la que depende de los equipos negociadores de ambas partes. Si algún tema queda pendiente, este se decidirá a nivel político. En la parte final de la negociación, los temas por resolver son muy reducidos, pero al mismo tiempo definen si la negociación se concreta.

Esta semana se conocerá, por ejemplo, si el banano ecuatoriano podrá entrar a la Unión Europea en igualdad de condiciones que sus competidores: Colombia y los países centroamericanos, los cuales ya tienen firmado un acuerdo con la UE y están pagando menos aranceles. O si se podrán excluir ciertos productos lácteos de la negociación, para reducir la competencia externa y que los productores nacionales puedan aprovechar más el mercado interno. Para que lo anterior ocurra Ecuador deberá ofrecer algo a cambio a la Unión Europea, pues así funcionan las negociaciones comerciales y así han negociado los países vecinos, quienes marcaron la cancha para Ecuador.

El equipo nacional que viajó a Bruselas el fin de semana pasado también tiene bajo la manga temas que le interesan a la Unión Europea y que le servirán durante la negociación. Uno de ellos es la apertura del mercado ecuatoriano al ingreso de vehículos europeos, o también a los licores como el whisky, lo cuales han tenido restricciones.

En ese tira y afloja de la negociación, los resultados no serían muy diferentes a los alcanzados en meses y años pasados por Colombia, Perú y los países centroamericanos.

Ahora, en la tercera ronda de negociación, realizada hace un mes en Bruselas, Ecuador pidió a la UE la ampliación del Sistema General de Preferencias (SGP), para que los productos nacionales sigan ingresando al mercado europeo libre de aranceles mientras el acuerdo comercial entre en plena vigencia. El pedido fue aceptado, pero no es gratuito. La UE lo utilizará para pedir algo a cambio.

http://www.elcomercio.com/actualidad/cesar-augusto-sosa-ecuador-analisis.html