Bancada oficialista propone legalizar la marihuana con fines medicinales

La fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), presentó este lunes un proyecto de ley que busca permitir el uso regulado y controlado del cannabis y el cáñamo para uso medicinal en el país.

El diputado Marvin Atencio Delgado, quién fue el que presentó el proyecto asegura que tiene el respaldo de su bancada, y que ya se ha conversado con legisladores de otras bancadas.

Aclaró que se excluye del proyecto exclusivamente el cultivo, la distribución y venta de la marihuana con fines recreativos, sin embargo se regulará dentro del sector público y privado los lineamientos para la distribución de medicamentos canabinoides y con extractos del cáñamo.

“Nosotros nos estamos enfocando primeramente en cinco enfermedades con base en diversos estudios científicos que han demostrado el potencial de la cannabis para el tratamiento de sida, cáncer, la epilepsia y la esclerosis múltiple. Por la salud de miles de potenciales pacientes, es necesaria una ley que regule adecuadamente la producción medicinal a partir de los cultivos de dicha planta”, señaló el diputado.

Según se mencionó en conferencia de prensa, de ser aprobado, la marihuana con fines medicinales sería distribuida por las distintas empresas farmacéuticas y por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), con el beneficio que por la Caja el servicio sería gratuito.

Atencio explicó que a la compra solo tendrán acceso personas con prescripción médica y en lo que respecta a la venta, solo tendrán derecho las personas que tengan un carné emitido por el Instituto de Investigaciones, Regulación y Control de la Cannabis y el Cáñamo (IIRCA).

El IIRCA, será el ente adscrito al Ministerio de Salud, que supervisará el uso medicinal de las plantas, entre sus funciones se encuentra garantizar que las plantas de cultivos contengan mínimos porcentajes de delta 9-tetrahidrocarbonnabinol (THC), el cual es el principal constituyente psico activo de la marihuana.

“La diferencia es muy clara, en el caso del THC máximo un 25%, y en el caso CBD 1.5%, esto convierte la droga en un producto no psico-activo, ya que el fin específico es que no sea de uso recreativo”, recalcó el diputado del PAC.

El proyecto espitula que el concesionario tipo A debe tener investigadores por ley para poder distribuir distintos productos en el mercado que contengan componentes del cáñamo o bien de la cannabis.

Además, las empresas que sean parte de esta industria, deberán pagar un impuesto de 7% anual sobre sus rentas, el monto total será destinado a instituciones como el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), la CCSS, la Universidad de Costa Rica (UCR), el Ministerio de Salud y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt).

http://elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/94318