Chile evidencia preocupantes muestras de “defaunación”

 

Los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años. Con ellos, más de la mitad de las especies en el mundo desaparecieron. Una nueva fase de extinción hizo su arribo. Entre los científicos, las teorías predominantes apuntan a la caída de un meteorito o una intensa actividad volcánica. Este es, para muchos, el más conocido de los cinco periodos de extinción en los 600 millones de años en que los animales han poblado el planeta. La más grave ocurrió hace 250 millones de años, cuando el fenómeno barrió con el 70% de nuestros ancestros vertebrados y el 95% de las especies marinas y una vez más, asteroide y vulcanismo extremo se manejan entre las hipótesis. La situación podría estar próxima a repetirse, aunque esta vez el factor sería otro, según lo reveló una colección de ensayos cuyas conclusiones fueron publicadas en la Revista Science (Science Magazine). El artículo apuntó a que el planeta estaría entrando en una nueva fase de extinción masiva, donde el término “defaunación” aparece como uno de los principales propulsores.

El informe dado a conocer por el medio norteamericano se titula “Defaunación en el Antropoceno”*. Así como el término “deforestación” se refiere a la destrucción masiva de los bosques, la palabra “defaunación” se aplica para el caso de la fauna, tanto en su biodiversidad como en su población. En tanto el Antropoceno concierne a la época en que la actividad humana ha empezado a generar efectos globales. “Tan profundo es el problema que teníamos que aplicar el término ‘defaunación’ para describirlo. Este reciente pulso de pérdida de animales, en adelante denominado ‘la defaunación en el Antropoceno’, no es sólo una consecuencia conspicua de los impactos humanos sobre el plantea, sino de por sí un conductor primario hacia el cambio mundial en el medio ambiente”, señala la publicación.

En ese sentido, explica el texto, el término tiene además un propósito. “Debe tenerse en cuenta en el mismo sentido que la deforestación, ahora un término fácilmente reconocible e influyente para centrar el foco científico y la atención general sobre cuestiones de diversidad biológica”, aclara.

Los autores del estudio apuntan a que este período habría comenzado hace unos 500 años –aunque aún hay debate al respecto- y ha significado, entre otros efectos, la extinción de al menos 322 especies de vertebrados y una disminución promedio del 28% en las poblaciones de los que aún subsisten. Asimismo, de entre todas las especies, se estima que entre el 16% y el 30% se encuentran en peligro de extinguirse. “De un estimado conservador de entre 5 y 9 millones de especies de animales en el planeta, estamos probablemente perdiendo de 11 mil a 58 mil al año”, afirma el texto.

En tanto, entre las principales consecuencias de esta disminución en la biodiversidad del planeta se mencionan impactos en la polinización, en el control de plagas, en el procesamiento de nutrientes y la descomposición, en la calidad del agua, en la salud humana y en los patrones evolutivos.

Los autores del estudio apuntan a que este período habría comenzado hace unos 500 años –aunque aún hay debate al respecto- y ha significado, entre otros efectos, la extinción de al menos 322 especies de vertebrados y una disminución promedio del 28% en las poblaciones de los que aún subsisten. Asimismo, de entre todas las especies, se estima que entre el 16% y el 30% se encuentran en peligro de extinguirse. “De un estimado conservador de entre 5 y 9 millones de especies de animales en el planeta, estamos probablemente perdiendo de 11 mil a 58 mil al año”, afirma el texto. En tanto, entre las principales consecuencias de esta disminución en la biodiversidad del planeta se mencionan impactos en la polinización, en el control de plagas, en el procesamiento de nutrientes y la descomposición, en la calidad del agua, en la salud humana y en los patrones evolutivos.

Los autores del estudio apuntan a que este período habría comenzado hace unos 500 años –aunque aún hay debate al respecto- y ha significado, entre otros efectos, la extinción de al menos 322 especies de vertebrados y una disminución promedio del 28% en las poblaciones de los que aún subsisten. Asimismo, de entre todas las especies, se estima que entre el 16% y el 30% se encuentran en peligro de extinguirse. “De un estimado conservador de entre 5 y 9 millones de especies de animales en el planeta, estamos probablemente perdiendo de 11 mil a 58 mil al año”, afirma el texto. En tanto, entre las principales consecuencias de esta disminución en la biodiversidad del planeta se mencionan impactos en la polinización, en el control de plagas, en el procesamiento de nutrientes y la descomposición, en la calidad del agua, en la salud humana y en los patrones evolutivos.

 

http://www.elmostrador.cl/pais/2014/08/07/la-extincion-ya-esta-aqui/