Organizaciones campesinas presentarán amparo contra reforma energética

Organizaciones campesinas afines al PRD anunciaron hoy que una vez que el presidente Enrique Peña Nieto promulgue las leyes secundarias de la reforma energética procederán a interponer juicios de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) porque, a su juicio, violentan el derecho a la propiedad y los derechos humanos de campesinos e indígenas.

En conferencia de prensa, José Narro Céspedes, dirigente de la Unidad Democrática Nacional (Udena) y Héctor Yescas, de la Coordinadora Plan de Ayala, (Dena) exhortaron a Peña Nieto a desistir de la publicación de la ley y que ésta se revise a la luz de una consulta popular.

“Le planteamos al Presidente que no firme el documento porque se consumaría el delito de traición a la Patria al entregar bienes y recursos naturales del patrimonio nacional a extranjeros”, dijeron.

Narro Céspedes dijo que si a pesar del llamado el presidente firma, dispondrán de 30 días para presentar juicios de amparo y de inconstitucionalidad porque esta ley está violando un principio fundamental de la sociedad mexicana, que es el derecho de propiedad.

“Con las reformas que se están haciendo prácticamente todas las propiedades a nivel nacional y privadas, ejidales o comunales quedan sujetas a la expropiación”, subrayó.

Narro dijo que por lo pronto ya iniciaron la formación de Comités de Defensa de la Tierra en los 33 mil ejidos y comunidades que existen en el país para impedir la ocupación temporal de estos predios.

En su opinión, la ausencia de crecimiento económico y las elevadas importaciones de alimentos que anualmente realiza México, la reforma energética -que da prioridad a la explotación de hidrocarburos sobre la alimentaria-, dejará al país a merced de la especulación del mercado alimentario internacional.

Como ejemplo, indicó que en Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas, destacadas por su alta producción de alimentos, también cuentan con grandes yacimientos de gas y su explotación que obligará a los agricultores a dejar de producir maíz y frijol, entre otros cultivos.

“En los últimos 30 años los gobiernos han impulsado reformas que sólo han generado bajo crecimiento de la economía, aumento en el desempleo y erosión del poder de compra de los salarios, por lo que, ahora, con la reforma energética, no solo se continuará por ese camino, sino que también las 4.5 millones de unidades de producción agrícola se verán afectadas y con ello la producción de alimentos”, afirmó.

Pablo Arreola Ortega, de la Udena, hizo un llamado al pueblo, principalmente ejidatarios e indígenas, a alzar la voz y expresar su rechazo en las urnas al PRI, PAN, PVEM y Panal.

“En el próximo proceso electoral, la ciudadanía debe cambiar el rumbo político en el país y cerrarle la puerta a las políticas neoliberales que impulsa el priismo y el panismo”.

 

http://www.proceso.com.mx/?p=378873

 

El Senado aprueba en lo general cuatro leyes fiscales de la energética

Tras avalar 15 leyes secundarias de la reforma energética —que ya fueron enviadas a Enrique Peña Nieto para su promulgación—, senadores aprobaron este martes 5 de agosto cuatro leyes más que contienen las reglas para que el Estado obtenga y administre ingresos por la explotación y exploración de hidrocarburos.
Con 92 votos a favor y 25 en contra, los senadores aprobaron en lo general cuatro de las seis leyes faltantes para completar el paquete legislativo que envió al Congreso el presidente Enrique Peña Nieto.

El dictamen aprobado en lo general contiene la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, la de Coordinación Fiscal, la Federal de Derechos y la del Fondo Mexicano del Petróleo; y ahora los senadores realizan el debate en lo particular.

Este debate dividirá en tres bloques temáticos: régimen fiscal, renta petrolera y Fondo Mexicano del Petróleo, la mayoría que integran el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) no propondrán ningún cambio ni avalarán las modificaciones de los partidos de la izquierda; por lo que tras concluir esta discusión, el dictamen se enviará al Ejecutivo.

Por lo tanto, luego del debate de este lunes —que se espera se extienda hasta la medianoche—, 19 de las 21 leyes secundarias estarán listas para su promulgación.

Los senadores decidieron discutir hasta el miércoles el último dictamen energético, el cual contiene reformas a las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la General de Deuda Pública y establece que el Estado podrá asumir la deuda en el pago de pensiones y jubilaciones de los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tras ciertas condiciones.

Senador del PRD vota a favor

Fernando Mayans, legislador de Tabasco —una de las entidades del país con mayor actividad petrolera—, sorprendió al votar a favor del dictamen que contiene la Ley sobre Ingresos por Hidrocarburos. El senador no registró su voto en el tablero electrónico y cuando el presidente de la Mesa Directiva, el priista Raúl Cervantes, se lo preguntó, el tabasqueño dijo “a favor”.

Por el sentido de su voto, Mayans recibió aplausos de los legisladores del PRI, PAN y PVEM, pues ha sido uno de los más fervientes opositores.

El tabasqueño votó a favor de este dictamen porque contiene modificaciones que blindan los recursos de las entidades federativas con actividad petrolera pese al ingreso de la iniciativa privada al sector.

En el proyecto —que también se reforma la Ley de Coordinación Fiscal— se incluye un transitorio para que cuando los ingresos petroleros de los estados no igualen a lo que obtuvieron en 2013, el gobierno federal les entregue una cantidad equivalente a lo que dejaron de percibir.

Asimismo, se aprobó aumentar de 79.73 a 80.29 el porcentaje de ingresos petroleros que van a la Recaudación Federal Participable, es decir, al fondo que obtiene la Federación por los derechos de extracción de petróleo; y de 0.65 a 0.87% lo que se entrega al Fondo de Extracción de Hidrocarburos, el cual transfiere recursos a los estados que tienen actividades de extracción de hidrocarburos para compensar daños ambientales.

Al respecto, Mayans dijo que esos cambios no son “gestos de generosidad” ni del PRI ni del PAN, sino “un punto a favor de la lucha de la izquierda”.

“Las modificaciones a la integración de la Recaudación Federal Participable, al factor para determinar el Fondo de Extracción de Hidrocarburos y la creación del Impuesto por la Actividad de Exploración y Extracción de Hidrocarburos, que permitirán que todos los estados, y no sólo Tabasco, reciban más recursos avanzó en una mejor dirección no por los buenos deseos del gobierno federal ni de los promotores de la Reforma Energética, sino porque no tienen manera de ocultar (…) lo grave e injusto que sería afectar las transferencias a las 32 entidades federativas y, en particular, a los estados productores de petróleo y gas. Ejemplo de ello es Tabasco”, dijo Mayans durante su intervención.

El perredista, que ha llamado a los senadores del PRI, PAN, y Partido Verde “traidores de la Patria” por votar a favor de las leyes reglamentarias, finalmente avaló este dictamen energético porque garantiza que su entidad recibirá recursos por la explotación y exploración de hidrocarburos.

El primer debate fiscal

Las leyes aprobadas son la de Ingresos sobre Hidrocarburos, la de Coordinación Fiscal, la Federal de Derechos y la del Fondo Mexicano del Petróleo.

En la primera se fijan las reglas para que el Estado obtenga ingresos por la exploración y explotación de petróleo y gas en manos de empresas privadas nacionales e internacionales.

Por un lado, se establece un pago por actividades en fase exploratoria así como la entrega de regalías por explotación, que será un porcentaje —que variará entre el 5 y 7.5%— que cada empresa deberá entregar por las ganancias de los hidrocarburos comercializados.

Cuando se trate de la firma de contratos con privados, éstos serán de dos tipos: de utilidad compartida y de producción compartida. En ambos las ganancias se distribuyen entre el Estado y las firmas, pero en el primero se acepta que sea en especie —petróleo o gas— y en el segundo en efectivo.

Estos ingresos se concentrarán en el Fondo Mexicano del Petróleo, mientras que los impuestos que cada empresa esté obligada a pagar se entregarán a la Secretaría de Hacienda.

Ese fondo será el encargado de recibir, administrar, invertir y distribuir los ingresos de las asignaciones que correspondan a Pemex y los contratos de la iniciativa privada.

En el proyecto que aprobaron los diputados y que desde este martes discute el Senado se propone que el Fondo esté en manos del Banco de México y opere a través de un Comité Técnico en el que participe el secretario del Hacienda, el de Energía, el Gobernador del Banco de México y cuatro integrantes independientes que deberán ser propuestos por el Ejecutivo y ratificados por el Senado.

En las reglas de este Fondo se busca que se transfiera al Presupuesto de Egresos de la Federación recursos equivalentes al 4.7% del PIB y con el resto se administre una cuenta de ahorro.

De esa cuenta, según el dictamen, saldrán recursos para becas, pensiones, proyectos de ciencia y tecnología y de infraestructura cuando acumule el equivalente al 3% del PIB.

Finalmente, los senadores discutirán si los controles que añadió la Cámara de Diputados a la Ley de Coordinación Fiscal para proteger los recursos que reciben las entidades federativas por actividades energéticas, son suficientes.

En caso de que el Senado apruebe estas cuatro leyes en los términos en los que fueron enviadas por los diputados, podrán ser entregadas al Ejecutivo para su promulgación.

Según un acuerdo de la Junta de Coordinación Política, los senadores discutirán este martes estas cuatro leyes y el miércoles continuarán con las dos restantes, en las que se establecen las condiciones para que el Estado asuma la deuda laboral que han acumulado tanto Pemex como la CFE en pensiones y jubilaciones.

Jornada de protestas

La sesión de este martes en el Senado inició en medio de protestas en contra de la reforma energética.

Por un lado, los senadores del Partido de la Revolución Democrática desplegaron una nueva marquesina en los ventanales de sus oficinas de la Cámara Baja en la que se lee: PRI, PAN, México no los perdonará.

“La hemos llamado la marquesina en la defensa del petróleo de México. Estamos dando el debate en el proceso legislativo (…) pero para nosotros está casi por concluir una etapa que se está dañando por muchas generaciones el destino de muchos mexicanos”, dijo el coordinador del grupo parlamentario del PRD, Miguel Barbosa.

Este es el tercer mensaje de protesta que el PRD ha desplegado en los ventanales del Senado; el primero decía “Y cuando México despertó…” y lo acompañaba un dinosaurio simulando un robo mientras cargaba un costal con los logos de Pemex y de CFE.

El segundo decía “Thanks dear senators” seguido por los logos del PRI y PAN y de la imagen del Tío Sam.

Pero además, afuera del recinto legislativo se manifestó en contra de la reforma energética el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Según Policía Federal —que resguardaba el Senado— 800 electricistas protestaban sobre Paseo de la Reforma, en la entrada principal de la sede legislativa reclamando “el despojo” que provocará la legislación energética y violaciones a los derechos de los trabajadores.

La policía del Distrito Federal se encargó de rodear la protesta de los electricistas para evitar que avanzaran y bloquearan accesos al Senado.

 

http://www.animalpolitico.com/2014/08/senado-inicia-debate-de-las-6-leyes-que-faltan-para-completar-la-reforma-energetica/#axzz39bnog4VN