Argentina y Brasil avanzaron en una alianza estratégica bilateral para la industria aeronáutica

El ministro de Defensa, Agustín Rossi y su par, Celso Amorim, firmaron una carta de intención con el fin de establecer una alianza que permita profundizar el camino iniciado con la provisión por parte de Argentina de componentes para la fabricación del jet bimotor KC-390 de la brasileña Embraer.

Así lo hicieron luego de participar, en la planta de Embraer en Gaviao Peixoto –estado de San Pablo-, de la ceremonia de presentación (roll out) del nuevo avión de transporte militar y reabastecimiento en vuelo de la Empresa Brasileira de Aeronáutica, un desarrollo que lleva adelante junto a la Fuerza Aérea Brasileña.

“Estos últimos 12 años, con Luiz Inácio Lula Da Silva y Néstor Kirchner como presidentes, y luego con Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner, han sido los más fructíferos de la relación bilateral”, destacó el ministro Rossi en declaraciones formuladas a la prensa.

En tanto, Celso Amorim remarcó que, para Brasil, la alianza con Argentina “es fundamental” y “la más estratégica de todas las alianzas”, y expresó el compromiso de su país para respaldar la “revitalización de la industria aeronáutica argentina”.

“La disposición de Brasil para colaborar con la Argentina es total”, definió Amorim, quien a pocos días del balotaje que definirá la elección presidencial de su país, sostuvo que se trata de “una política de Estado de dos países vecinos y amigos”.

Por su parte, Rossi destacó el acuerdo sellado hoy con su par brasileño y sostuvo que se trata de “un desafío que claramente nos entusiasma”.

En ese marco, subrayó la intención de “poner a la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) en un nivel de excelencia” y sostuvo que, “para que Embraer certificara cada uno de los componentes argentinos para el KC-390 hubo que hacer adecuaciones y ajustarse a normas internacionales”.

En este sentido, el secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez, indicó que, “como FAdeA ya està calificado como proveedor de Embraer”, eso abre las puertas para que la compañía aeronáutica estatal sea “proveedora de otros socios de Embraer a nivel mundial”.

De hecho, una de las aspiraciones de Argentina a partir de la firma de este acuerdo que permitirá profundizar la alianza estratégica en el ámbito de la industria aeronáutica, es poder participar del proyecto Gripen que Brasil lleva adelante en sociedad con Suecia.

“Brasil ya firmó contrato para adquirirlo con transferencia de tecnología y fabricarlo en Embraer y, en ese marco, se firma este acuerdo para tratar de que Argentina se incorpore en ese proyecto”, precisó Rodríguez en declaraciones a Télam.

También Amorim consignó que se está “analizando la posibilidad de que Argentina participe en el nuevo avión de combate Gripen que nuestro país está desarrollando en cooperación con Suecia”.

Telam