Brasil abrirá residencia para escritores extranjeros perseguidos

Brasil abrirá residencia para escritores extranjeros perseguidos

Ouro Preto, en Minas Gerais, acogerá a partir de 2015 a escritores extranjeros perseguidos en sus países de origen. En la ciudad histórica se instalará la primera Casa Brasileña de Refugio (CABRA), cuya creación será anunciada en la ceremonia de apertura del Fórum de las Letras de Ouro Preto, el miércoles.

El proyecto es el resultado de un acuerdo entre la Universidad Federal de Ouro Preto (Ufop), organizadora del Fórum, PEN Club do Brasil y la Red Internacional de Ciudades de Refugio. El Fórum, que se realizará hasta el domingo, tendrá como tema “Escritos en trance”, con varios debates sobre los 50 años del golpe militar de Brasil, en 1964. Entre los invitados están Mário Magalhães, Audálio Dantas, Paulo Markun, Ricardo Kotscho y Zuenir Ventura, además del iraní Mohsen Emadi y la hondureña Julia Olivera.

El proyecto de la residencia ha sido impulsado por Sylvie Debs, profesora de literatura brasileña en la Universidad de Estrasburgo (Francia) y representante de la Red Internacional de Ciudades de Refugio en Brasil, y el escritor y presidente del PEN Club do Brasil, Cláudio Aguiar. El lanzamiento de la CABRA contará también con la presencia del Helge Lund, director de la ONG que desde 2006 ofrece residencias a escritores perseguidos en 40 ciudades. La expectativa es que el primer escritor llegue a Ouro Preto en el segundo semestre de 2015, y el proyecto también prevé que los invitados dicten cursos en universidades locales.

El origen del concepto de ciudad-refugio data de 1993, cuando fue creado el Parlamento Internacional de los Escritores, en Estrasburgo, en Francia. Fue una reacción ante el asesinato del escritor Tahar Djaout por parte de un grupo radical islámico en Argelia, y la sentencia de muerte contra el escritor anglo-hindú Salman Rushdie, decretada por el líder iraní ayatola Khomeini, en 1989, tras la publicación del libro “Los versos satánicos”. El parlamento funcionó por diez años, siendo disuelto en 2003, y tuvo como presidente al propio Rushdie, al nigeriano Wole Soyinka y al estadounidense Russel Banks.

247