Brasil: ante la crisis hídrica, gobernador de San Pablo quiere ayuda de Dilma

Tres días después de las elecciones, el opositor gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, anunció el miércoles que pedirá auxilio financiero a la reelecta mandataria Dilma Rousseff para enfrentar la crisis hídrica que golpea al estado más poblado y rico de Brasil, sobre el que se cierne la amenaza de la escasez de agua.

“La elección ya terminó. No debe haber una ‘tercera vuelta’. Eso perjudica a la población. Nuestra disposición es al diálogo y la cooperación”, dijo Alckmin durante una visita a Santos, la ciudad portuaria del litoral paulista.

La declaración de Alckmin llega en momentos en que otros dirigentes opositores, como el senador Aloysio Nunes, ex compañero de fórmula de Aécio Neves, afirman públicamente que no aceptarán dialogar con el oficialista Partido de los Trabajadors (PT).

Alckmin pidió que el gobierno federal recorte impuestos que cobra a la distribuidora estatal de agua de Sao Paulo Sabesp, por unos 680 millones de reales al año.

“Vamos conversar con ella (por Dilma). El gobierno federal siempre fue nuestro gran socio”, agregó.

Brasil 247