Costa Rica: avanza la organización de próxima cumbre de la Celac

El pasado jueves, el presidente Luis Guillermo Solís, en uno de sus mensajes en contra a los recortes del presupuesto, advirtió que el país podría hacer el ridículo si no se cuentan con los recursos apropiados para organizar la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

El Ministerio de Relaciones Exteriores acelera el paso en la producción de la cita diplomática, que tendría un costo alrededor de los $5 millones, aunque las autoridades aspiran a disminuir los costos lo más posible, a $3,5 millones.

Esas fueron las cifras señaladas por el viceministro Administrativo, Eduardo Trejos, a crhoy.com, quien, al igual que el Presidente, también mostró preocupación por los recursos a disposición. Aunque dijo estar un 80% seguro de que contarán con lo necesario.

Por el momento, ya avanzó en la definición del lugar donde se realizará la actividad, las instituciones que se encargarán de detalles técnicos de electricidad, conexión y transmisión televisiva, así como de la empresa productora que definirá los carteles de contratación para el resto de elementos.

Justamente, el pasado lunes 13 de octubre, la Contraloría General de la República aprobó la contratación directa del Centro de Eventos Pedregal para realizar la Cumbre.

El ente contralor hizo lo propio para que la Cancillería contrate a la empresa Alzara Grupo de Comunicación S.L., como productora en esta etapa inicial.

A Corporación Pedregal se le pagará un máximo de ¢160.600.000, según la documentación de Contraloría (unos $290.000, de acuerdo con lo indicado por el Viceministro Trejos). Para Alzara se aprobó un monto máximo de ¢194.140.000 ($340.000), pero podría aumentar.

Compromiso estaba, pero no se sabía cuanto costaría

La Administración Solís-Rivera asumió el 8 de mayo, con la obligación de organizar la Cumbre, luego de que el país – liderado por ese entonces por Laura Chinchilla – asumiera la presidencia pro témpore de la Celac, el pasado 29 de enero, en Cuba.

El pasado gobierno y el entonces Canciller y hoy embajador en Londres, Enrique Castillo, siempre destacaron la relevancia del papel, la organización y el hecho de que seríamos la “capital política” de América Latina. Ahora se trabaja en la organización formal de esa capital.

Eduardo Trejos afirmó que al entrar en poder, el Ministerio no tenía cuantificado el costo total de la cumbre. Si se mostró que en el presupuesto 2014, se definieron 650 millones de colones, para trabajos de la presidencia de la Celac. En el 2014, Relaciones Exteriores contó con un presupuesto de 26.896 millones de colones.

Por eso, las nuevas autoridades investigaron cuánto costaron cumbres similares, previas, en otros países. Según Trejos, la primera en Chile costó $12 millones; en Cuba, entre 8 y 9 millones de dólares y la Cumbre Iberoamericana en Panamá del 2013, aproximadamente $7,5 millones.

La anterior administración ya había contactado a Alzara, empresa española, encargada de organizar el encuentro en La Habana y que se dedica a organización de eventos. El contacto mostró algunos costos y requerimientos. Se valoró que una sola compañía produjera todo, por alrededor de $2,5 millones.

Esa idea no convenció al Ministerio y comenzaron a detallar. El trabajo se centra en cuatro grandes componentes: la locación; la puesta en escena (oficinas, gráfica, iluminación, sonido, gráfica, etc) para la cual se estimó preliminarmente $850.000; electricidad e Internet, con unos $500.000; y finalmente la transmisión televisiva, incluyendo comunicación satelital, para los países.

Pedregal, Alzara, ICE, Sinart y carteles en camino

Las autoridades decidieron que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) se encargue la parte eléctrica e Internet, por las facilidades de contrataciones entre Estado. Igualmente el Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart) se encargará de la producción televisiva, desde el aeropuerto hasta la señal del lugar.

Igualmente definieron que buscarían a una productora general para formular los requerimientos técnicos del resto del montaje.

Pero además, tras una valoración con las autoridades de seguridad de las locaciones, se concluyó que el Centro de Eventos era el más idóneo, por nivel de exclusividad, forma de seguridad perimetral y acceso aéreo. Luego vino el detalle de la productora.

Mediante el oficio DCA-2681 la División de Contratación Administrativa de la Contraloría General de la República autorizó la contratación directa del Centro de Eventos Pedregal y la
empresa Alzara Grupo de Comunicación S.L. Esos contratos se están definiendo.

Además dio el visto bueno para realizar contrataciones directas concursadas para la “producción escenográfica y producción técnica necesarias para el evento”. La productora entregará insumos para generar carteles, que se colocarán en la plataforma CompraRed.

El Viceministro Trejos justificó que Alzara tiene la información técnica y de seguridad que requieren por su pasado, en Cuba. Algunas voces opinaron que se hiciera un cartel para contratar a la productora, pero Trejos dijo que podía ser una contratación “sesgada” que permitiría ofertar a una sola empresa que cumpliera los requisitos.

Además, se evitó dar todo el dinero a una sola empresa, esta productora española, para que se encargara todos los detalles.

Pedregal tiene compromisos como construir baños e instalar aire acondicionado. Pero está la cuestión de que el pago máximo a Alzara, de ¢194.140.000 según la Contraloría. Eduardo Trejos dijo que si Alzara pide un monto mayor, más adelante, porque los costos de la “obra” total crecen, tendrían que buscar recursos.

El intento de bajar el costo

En estos momentos, técnicos discuten y trabajan en definir detalles como lo que se contratará al ICE, el Sinart, lo necesitado de Pedregal y detalles como la iluminación apropiada para los Jefes de Estado de 33 países integrantes de la Celac.

Según Trejos, esperan tener los contratos con Alzara y Pedregal listos la próxima semana y los carteles definidos para noviembre.

Sin embargo, el Gobierno aún no tiene claro el monto total y final de lo que costará la Cumbre. Solo en hoteles se pagará alrededor de $140.000. Hay que sumar valoraciones de transporte, seguridad y mucho más. El Presidente Solís arrojó una cifra de $5 millones, pero se podría bajar.

El tema financiero está aún pendiente. Trejos destacó que el 80% del presupuesto del Ministerio de Relaciones Exteriores se maneja en dólares, lo que implica cambios por el tipo de cambio. El Gobierno solicitó un presupuesto extraordinario para concluir el año.

En Hacienda, también están trabajando posibles cambios en partidas, para financiar detalles de la Cumbre.

Además, el jueves, en el cierre de la discusión del proyecto de presupuesto en la Comisión de Hacendarios, se aprobó una moción para recuperar 650 millones de colones, “vitales” para la Cumbre. Fue parte del monto que Luis Guillermo Solís criticó, previamente.

Sin embargo hay pendientes en cuanto a gastos de otras entidades en la Celac. Por ejemplo el Ministerio de Cultura debe realizar actos; el Ministerio de Obras Públicas y Transportes destinará horas extra para oficiales de tránsito y reparación de vías; y Comercio Exterior apoyarán en cuanto a la marca país.

Con este panorama, el Viceministro Trejos tiene un 80% de tranquilidad para organizar el mayor evento diplomático que le ha tocado a Costa Rica.

CR Hoy