Costa Rica: por supuesta corrupción, la oposición rompe con el Ejecutivo y se reúsa a participar en mesa de diálogo

Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario, el Frente Amplio y los partidos cristianos se reusaron este jueves a asistir a la mesa de diálogo, convocada por el Ejecutivo para analizar los temas país con miras a las sesiones extraordinarias.

Los legisladores de las distintas bancadas señalaron que no participarán de los encuentros “hasta que se aclaren los hechos de esta semana” entre los que destacan el posible pago a más asesores para el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), que el Ejecutivo estaría dispuesto a realizar, y que provocó el malestar en la bancada del Frente Amplio.

Además, las otras agrupaciones señalaron como destacados en sus razones los roces entre el presidente Luis Guillermo Solís y el diputado Ottón Solís, que se agudizaron este miércoles con la carta en la que el mandatario le exigía “una disculpa pública” por presuntamente haber llamado “sicarios” a 3 de sus hombres de confianza, ya que “no se puede dialogar con un gobierno que no dialoga ni con sus diputados”, según señaló el cristiano Mario Redondo.

El Ministerio de la Presidencia, por su parte, informó que la sesión del diálogo de este jueves se suspendió debido a diversas razones, entre ellas, el hecho de que hoy no hubo sesión ordinaria en la Asamblea Legislativa y que esta noche sesionaría la Comisión de Asuntos Hacendarios para estudiar el tema de presupuesto que finalmente terminó dictaminándose.

Aun así, Casa Presidencial anunció que las sesiones del Diálogo Político, que inició la tercera semana de setiembre, continuarán el próximo jueves 23 de octubre, en el Museo de Jade del Instituto Nacional de Seguros, donde han venido trabajando representantes del Poder Ejecutivo con las 9 fracciones representadas en la Asamblea Legislativa.

Queda ahora en manos de los opositores decidir si participan o no en este nuevo llamado.

El País