El Gobierno anuncia que recibirá a refugiados sirios

El Gobierno argentino puso en marcha ayer un programa de visado humanitario para recibir a ciudadanos afectados por la guerra civil en Siria, en respuesta a los llamamientos de organismos internacionales para ayudar con la crisis de desplazados que causa el conflicto.

El Ministerio del Interior y Transporte, a través de la Disposición 3.915, publicada ayer en el Boletín Oficial, afirmó que el Programa Siria “tiene el objetivo de dar una respuesta concreta a la grave crisis humanitaria que continúa asolando a dicho país y a la situación de emergencia en que se encuentra la población refugiada”.

Los interesados deberán ser ciudadanos sirios o palestinos que se encontraban refugiados en territorio sirio y serán recibidos en el país por un plazo de dos años. Para acceder al visado humanitario deberán contar con un “llamante” que los reciba en la Argentina.

Los demandantes deberán presentar una carta de invitación “con fundamento en el vínculo de parentesco o afectividad con ciudadanos argentinos o con residentes en la Argentina que actúen en calidad de llamantes”, quienes asumirán el compromiso de brindarles alojamiento y manutención, según la información del Boletín Oficial. Entre los requisitos para ingresar se exige de los interesados no haber combatido en el conflicto armado y que no tengan antecedentes penales.

El Gobierno argentino, que en la disposición recuerda los constantes pedidos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) para colaborar con la crisis humanitaria siria, se sumó con la decisión a otros países que ya reciben a refugiados sirios, como Alemania, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, Finlandia, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suecia, Suiza y Uruguay.

En más de tres años de guerra civil en Siria, el número de refugiados superó los tres millones, según la ACNUR. Mientras 6,5 millones de personas se encuentran desplazadas dentro del país, lo que significa que cerca del 50% de los sirios se vieron obligados a huir de sus hogares.

Ámbito Financiero