Parlamento denuncia injerencia de la Sociedad Interamericana de Prensa

Con 91 votos afirmativos, 24 negativos, 1 blanco y 1 abstención, la Asamblea aprobó una resolución que rechaza un comunicado de  la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) sobre Ecuador.

La resolución, propuesta por la presidenta de laAsambleaNacional,Gabriela Rivadeneira, contiene 5 artículos que rechazan de forma “firme y categórica” las declaraciones de la SIP “por ser completamente atentatorias a la soberanía, independencia y autodeterminación del Estado ecuatoriano”.

La 70 Asamblea General de la SIP, realizada en Santiago de Chile, exigió a Ecuador “y a la Asamblea que cumplan los lineamientos de la Ley de Transparencia y Libre Acceso a la Información, respeten la libertad de expresión y deroguen la Ley Orgánica de Comunicación y, de ese modo, el país se encuadre en los tratados internacionales en esa materia”.

Rivadeneira, como ponente del proyecto de resolución, dijo que este organismo no representa a los periodistas, sino a la prensa monopólica. “La SIP es de propietarios de medios de comunicación de Latinoamérica”, insistió. Con ello criticó que esta institución internacional “opere fiel a su tradición en defensa de intereses de los grupos de poder”. Rivadeneira insistió en que “ninguna transnacional de la información puede ordenarnos lo que tenemos que hacer”.

Respecto al pedido de derogación de laLey deComunicación, el legislador MauroAndino, quien fue presidente de la mesa ocasional que trató esta norma, dijo que esta, junto a la Constitución, garantizan el derecho a la libertad de expresión. Y con ello criticó que la SIP no garantiza “de verdad” los derechos de los comunicadores, que a su criterio, han sido vulnerados en ciertas ocasiones.

Recordó que este organismo fue una “trinchera” en contra de los grupos progresistas y de izquierda de los años 70; y estuvo aliada con los gobiernos norteamericanos. En ese sentido expresó que tras el golpe de Estado en Honduras, la SIP no opinó sobre la desaparición y muerte de periodistas en 2009.

El cuestionamiento de la SIP sobre supuestas restricciones de la libertad de expresión, de un control de contenidos a medios independientes, entre otros, también fue rechazado por Andino al afirmar que se “pretende manipular” por las sanciones.

Entre otros de los puntos que contiene el proyecto deRivadeneira se eleva la protesta, frente a la pretensión de intervenir en las decisiones del Estado ecuatoriano y en especial en las decisiones legislativas de la Asamblea Nacional, adoptadas en ejercicio de las competencias atribuidas en la Constitución de la República del Ecuador, en la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

Por parte de la oposición, la legisladora de Madera de Guerrero-PSC, CristinaReyes, sugirió que este proyecto debería ser presentado desde las esferas del Movimiento AlianzaPAIS y no desde la Asamblea. Argumentó que se está defendiendo un proyecto político y se estaría desconociendo las diferentes posiciones de otros sectores.

Otro de los puntos que defendió Rivadeneira fue que se debería exigir de la SIP “el respeto a los principios de soberanía, independencia y no intervención en las decisiones del Estado ecuatoriano y en especial de la Función Legislativa”.

De su parte, la legisladora Mae Montaño, de CREO, explicó que su voto negativo fue porque considera que la Asamblea Nacional no debería colocarse a la altura de laSIP. “Es una entidad privada que debe opinar lo que quiera, porque la libertad de expresión permite eso”, aseguró.

Finalmente, con la aprobación de este proyecto, se resolvió notificar el contenido de la resolución al Parlamento Latinoamericano y al  Andino.

Además de ser un mandato constitucional, la Ley de Comunicación fue un pedido de la ciudadanía en la consulta popular de 2011.

DATOS

El 20 de octubre la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció “acciones antidemocráticas” que amenazan la libertad de prensa en América, durante la inauguración de su 70ª Asamblea General en Santiago, en la que participó la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

En esa cita Bachelet manifestó que “la libertad es también una responsabilidad frente a la ciudadanía, que le ha delegado (a los medios) la función de informar verazmente”. “El derecho de las personas a la información requiere de la mayor imparcialidad posible por parte de todos los medios de comunicación”, afirmó.

La Sociedad Interamericana de Prensa agrupa a unas 1.300 publicaciones de más de 30 países. Según cifras de este organismo, han muerto 17 trabajadores de medios en lo que va de este año.

El Telégrafo