Costa Rica: Solís pide perdón a nombre del Estado a 154 años del asesinato de Mora Porras

El presidente Luis Guillermo Solís pidió este martes perdón, a nombre del Estado, por el “avieso y cobarde” asesinato del héroe nacional Juan Rafael Mora Porras, en un acto destinado a recordar la obra de este costarricense que hizo todo lo necesario para salvar al país de la opresión esclavista.

Miembros de los supremos poderes, autoridades municipales, cuerpo diplomático y numerosos costarricenses se dieron cita en torno al monumento a Mora, frente al edificio central de correos en el centro de San José, para rendir tributo al ex presidente y conductor de la campaña de 1856 contra el filibusterismo, al cumplirse este 30 de setiembre 154 años de su muerte.

“Recordar la muerte de Mora no es baladí, no es inútil, hay que recordarla para nunca más cometer atrocidades como aquella, y hay que recordarla también para rescatar- pidiéndole perdón- la obra extraordinaria y egregia de este que fuera nuestro libertador y nuestro héroe”, afirmó el mandatario.

“El asesinato de Juan Rafael Mora retrata lo peor de los valores humanos porque no solamente se expresó de la peor manera posible, tras un juicio sumario e impío, que dice mal de la ley cuando ésta es mal aplicada con propósitos que no son los de la ley misma, sino también porque se hizo de manera innecesaria, con saña, contra un hombre que había dado lo mejor de sí para salvar a la República”, agregó.

Don Juanito, como fue conocido por los costarricenses de su tiempo, fue fusilado el 30 de setiembre de 1860 en Puntarenas, tras haber regresado de su exilio para encabezar una rebelión que le regresara al poder.

Un año antes Mora fue derrocado por una conspiración de adversarios políticos y militares que lo expulsaron del país y entablaron un régimen espurio, encabezado por el que había sido su cuñado, el médico José María Montealegre.

Este grupo político no solo asesinó al héroe sino que durante muchos años montó una sistemática campaña de desprestigio para opacar su recuerdo, acusándole de tirano y de ladrón y deformando los hechos históricos relativos a la campaña nacional.

Sin embargo, Solís dijo hoy que “más grande que la muerte de Mora fue su vida, más importante que su muerte fue su obra. Y es esa vida y esa obra por la que debemos darle gracias. Gracias por enseñarnos el valor de la libertad que no tiene precio para un pueblo que se honra de ser un pueblo que se quiere a sí mismo. Gracias por enseñarnos a vivir un futuro enhiestos, de cara al sol, mirando a los ojos a los desafíos que la vida nos depara. Gracias porque con tu vida nos enseñaste también a que hay momentos en que es la guerra contra la injusticia y la opresión el único camino hacia la libertad y hacia el bien”, expresó Solís.

El presidente agregó que la gesta de Mora es también la gesta de Centroamerica y, en un sentido muy general, la gesta de la América toda.

“Su liderazgo que trascendió las fronteras nacionales y concitó en toda América los apoyos que solo Simón Bolívar había concitado. Es una figura gigantesca, heroica”, a quien cabe el mérito de haber derrotado la doctrina del Destino Manifiesto en Centroamérica.

Mausoleo

Por su parte, la alcadesa de San José, Sandra García, anunció que el municipio capitalino construirá un mausoleo con llama perpetua, donde serán trasladados los restos de don Juanito, así como los de los generales José Joaquín Mora y José María Cañas.

El diseño del monumento ya ha sido elaborado y solo se trabaja en aspectos financieros para iniciar la construcción de la obra, cuya ubicación no fue detallada.

Costa Rica celebra este 2014 los 200 años del nacimiento del ex presidente, quien ha sido honrado por el Congreso con los títulos de “libertador” y “héroe nacional”.

Informa-Tico