Asesinato policial: pericias confirman que se usaron balas de plomo en desalojo

La Inspectoría General del Ministerio del Interior reconoció que los policías que participaron en el desalojo donde murió un poblador en Cajamarca dispararon intencionalmente escopetazos con perdigones de plomo y no de goma, como en un inicio informaron el titular del portafolio, Daniel Urresti y el director de la Policía, general Jorge Flores Goycochea.

En el desarrollo de las pesquisas, las autoridades policiales ordenaron el peritaje de las armas largas y de puño utilizadas por más de 30 agentes, analizaron los reveladores videos y tomaron testimonios a vecinos  para determinar cómo ocurrieron los hechos.

Fuentes del Ministerio del Interior aseguraron que un policía informó a sus superiores que se efectuó disparos con una escopeta que tenía perdigones de plomo, pero explicaron que, de acuerdo a un protocolo, la fuerza acude a ese tipo de operativos con cartuchos de  goma.

“Como consecuencia de las acciones realizadas y conforme a la pericia correspondiente se ha corroborado que la munición que produjo el fallecimiento del ciudadano Fidel Flores Vásquez contenía perdigones de plomo, razón por la cual se está realizando la investigación correspondiente para determinar la procedencia de la misma y la consecuente responsabilidad del personal policial por su uso indebido”, dio cuenta el Ministerio del Interior a través de un comunicado oficial.

Pase al retiro

Asimismo, se supo que el fiscal del Fuero Militar Policial, capitán EP Emiliano Fernández Díaz, inició la investigación preliminar en torno a los presuntos delitos de función, en los que habría incurrido el personal policial.

A su vez, la Procuraduría Pública de Asuntos Judiciales del Ministerio del Interior, a cargo de César Augusto Segura, ha solicitado la detención preventiva del personal policial involucrado.
Como se sabe, la Comisión Especial de Investigación del caso, integrada por civiles, entregó al titular del sector, Daniel Urresti, la relación de dichos agentes.

En la lista figuran el coronel Arturo Carbajal Bellido, comandante Pedro Carmona Reyes y los suboficiales de 3ra Norbil Gonzales Silva, y Franklin Linkol Farro Torres.

También los suboficiales Engles Melgarejo Criollo, Alejandro Rodríguez Llanos, Edinson Manuel Siguas Alata y Orlando Pastor Sangay.

Ellos habrían incurrido en infracciones graves y muy graves, tipificadas en el Régimen Disciplinario de la PNP y, conforme a la norma, serían pasados al retiro.

La Republica