Canciller peruano defiende pertinencia de demanda marítima boliviana

La demanda que Bolivia presentó contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no tiene que ver con el Tratado de límites de 1904, sino con un documento en el que “aparentemente” Santiago se comprometía a entablar una negociación, afirmó ayer el canciller de Perú, Gonzalo Gutiérrez.

El jefe de la diplomacia peruana hizo esta declaración en Lima, en momentos en los que Chile realiza una campaña internacional promoviendo la idea de que la demanda boliviana pone en riesgo los tratados internacionales de límites, advertencia que el gobierno del presidente Evo Morales la rechazó desde un principio argumentando que la acción legal no tiene ninguna relación con el Tratado y que únicamente busca una puerta a la negociación sobre la demanda marítima.

“Lo que Bolivia presentó ante La Haya no tiene que ver con su Tratado de límites, sino con una memoranda que se intercambió entre los países en la década del 50, en la que aparentemente Chile se comprometía a entablar una negociación para conceder una salida de Bolivia al mar”, sostuvo Gutiérrez durante una entrevista que concedió a Radio Programas del Perú, que posteriormente fue reproducida en parte por la agencia oficial Andina. La autoridad evitó hacer mayores comentarios sobre el proceso argumentando que no le correspondía a su país pronunciarse sobre un asunto bilateral y sugirió esperar la decisión que vaya a tomar la CIJ, en La Haya.

A principios de mes Bolivia entregó a ese tribunal su respuesta al recurso de incompetencia que había presentado Chile para neutralizar la demanda internacional, tras lo cual el canciller chileno, Heraldo Muñoz, insistió en que la demanda marítima boliviana ponía en riesgo el sistema global de los tratados limítrofes.

“Bolivia pretende desconocer de forma encubierta el Tratado de 1904, que fijó de manera definitiva, a perpetuidad, la frontera de los dos países”, señaló entonces en Santiago. Añadió así que el proceso que solicitó el país “pone un signo de interrogación sobre los tratados limítrofes en general”.

En julio de este año, la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile decidió iniciar una cruzada internacional con el argumento de que un fallo favorable a Bolivia pondría en riesgo las delimitaciones fronterizas avaladas mediante tratados internacionales y ratificados por los respectivos Estados.

Tres meses después, el jueves 2 de octubre, el Gobierno chileno presentó un video para responder a la demanda boliviana en el que también se menciona que Bolivia estaría cuestionando el Tratado de 1904, vigente por efecto de la Guerra del Pacífico (1879-1881) en la que también participó Perú.

“Esa demanda de Bolivia, con el mayor respeto, no es una demanda contra Chile, en último término es una demanda que afecta a todo el sistema jurídico internacional, porque si se acogiera la tesis boliviana no habría ningún tratado seguro”, advierte en el audiovisual el exgobernante chileno Ricardo Lagos. El video fue divulgado en todo el mundo y está además inserto en las redes sociales.

Desde el inicio de la demanda, Bolivia explicó que el proceso legal planteado ante la CIJ no tocaba el Tratado de 1904. El 6 de junio de 2013, por ejemplo, el presidente Evo Morales hizo esa explicación durante una entrevista con la cadena estadounidense CNN. “No se puede adquirir derechos con una invasión, ni con guerras, por eso nosotros no estamos pidiendo el cumplimento del Tratado (de 1904), sino la devolución de la salida al mar con soberanía”, puntualizó el Mandatario en esa oportunidad, en la que además ratificó su confianza en la CIJ.

La Razón