Costa Rica: la Asamblea Legislativa empieza a analizar proyecto de canal seco interoceánico

La empresa Consorcio AMEGA, que diseña y planifica la ejecución del tramo terrestre en Costa Rica del proyecto de Canal Seco, que dará el servicio de transporte de carga entre ambos océanos, empezó este lunes reuniones con diputados en la Asamblea Legislativa.

La primera reunión se realizó con la fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), con el fin de explicar el proyecto a los legisladores.

“Estamos trabajando en la fase 1, que es la Megaterminal de Transbordo del Atlántico de la empresa AMEGA. Está por completarse la fase de diseño que podría estar lista en enero, y entonces se postularía la fase 2, que es ferrocarril y un puerto en el Pacífico”, comentó el vicepresidente de AMEGA en el país, Carlos Dengo.

Esta ruta comenzará en Limón, pasará por el norte de la provincia de Heredia y por el norte de la provincia Alajuela y acabará en Guanacaste, al lado de Bahía Salinas.

“Estos proyectos están en un estado ‘conceptual y de prefactibilidad’ y estamos pronto a iniciar bajo el mecanismo de iniciativa privada de concesión de obra pública, la etapa de postulación”, sostuvo Dengo.

El legislador del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Johnny Leiva, aseguró que este proyecto sería importante para toda la región y que ese fue el motivo de la reunión.

“Estamos hablando de un proyecto que no solo es importante para Costa Rica, sino para Centro América que viene a beneficiar a provincias tan desprotegidas y necesitadas de inversión productiva”.

Luis Vásquez, también del PUSC, agradeció “el gesto de la empresa AMEGA de traerles información de primera mano sobre el avance del proyecto ya que estamos viendo con optimismo la apertura del país para proyectos de infraestructura tan necesarios para el desarrollo y aplaudimos esta apertura”.

La ejecución de estos proyectos está a cargo de la empresa AMEGA, que es un consorcio internacional de empresas de logística y de transportes, creada específicamente para el proyecto del Canal Seco.

Los beneficios que, según los legisladores, aportaría se traducirían en mejor infraestructura, oportunidades de empleo directo e indirecto, oportunidades para empresas de emprendedurismo que podrán volverse parte del diseño constructivo u operativo.

La empresa calcula que la inversión extranjera directa sería cercana a unos $ 7.000 millones con el proyecto.

El País