Presidentes del Triángulo Norte anunciarán en EEUU plan frente a migración ilegal

“Vamos a dar a conocer allá en Washington el plan de una Alianza para la Prosperidad para el Triángulo Norte”, aseguró el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, durante un acto público en una comunidad de la periferia capitalina.

Ese plan, que contará con el financiamiento de Estados Unidos según Sánchez Cerén, buscará “levantar fondos grandes” para invertir en el desarrollo económico y social, con el fin de que los niños y jóvenes se queden en sus países.

“Me preocupa que muchos jóvenes y niños se decidan a realizar (recorrer) este camino de viajar a Estados Unidos, unos por problemas de amenazas, pero la mayoría quieren unirse con sus familias que están en Estados Unidos, pero es un riesgo esa travesía”, comentó Sánchez Cerén.

El gobernante salvadoreño aseguró que es necesario brindarles oportunidades a esos jóvenes.

Para ventilar aspectos económicos, de seguridad y de migración, el consejero del Departamento de Estado norteamericano, Thomas Shannon, realizó del lunes al miércoles una gira por los países del Triángulo Norte, que están en el centro de una crisis por el flujo migratorio a Estados Unidos.

Shannon, al cerrar la gira el miércoles en Tegucigalpa (Honduras), prometió dar un “empujón fuerte” a los tres países para mejorar la seguridad y el desarrollo en ellos.

La gestión de Shannon se produce previa a una conferencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulada “Invirtiendo en América Central: Oportunidades para desbloquear el desarrollo”, programada para el 14 de noviembre.

En la cita de Washington, los líderes de los tres países centroamericanos se encontrarán con el vicepresidente estadounidense Joe Biden, con el fin de dar seguimiento a la reunión que realizaron en julio pasado con el presidente Barack Obama y a un posterior encuentro de los cancilleres del istmo con el secretario de Estado, John Kerry, en setiembre.

El flujo migratorio de los países de la región despertó especial preocupación por la presencia de millares de menores de edad que hacen el trayecto hasta Estados Unidos sin compañía de adultos.

Siglo 21

Triángulo norte busca fondos para plan de prosperidad

Honduras, Guatemala y El Salvador coinciden en que el bajo crecimiento económico del triángulo norte de Centroamérica ha provocado una tímida reducción de la pobreza y la desigualdad en la región.

En el período 1990-2013, las reformas estructurales implementadas en el istmo permitieron que el producto interno bruto (PIB) se incrementara a una tasa media anual de 3.5%.

Sin embargo, con un crecimiento poblacional del 2%, el crecimiento per cápita es bajo, lo que ha limitado la generación de empleo y disminución de los índices de pobreza.

Este comportamiento ha desencadenado un flujo creciente de emigración, asociada a la falta de empleo, la violencia e inseguridad y la reunificación familiar.

Eso establece el Plan Alianza para la Prosperidad (PAP) que presentarán la próxima semana en Washington los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador en búsqueda de recursos para revertir dichos indicadores.

El documento contiene un diagnóstico general de la situación económica y social de la región y una serie de lineamientos estratégicos a implementar para evitar la emigración de personas.

El Plan, elaborado en conjunto por las tres naciones, engloba una propuesta regional de inversión que sobrepasa, incluso, la capacidad de endeudamiento del triángulo norte, inversión que no es precisada en el documento.

“Sí advierte que la falta de oportunidades de empleo, la violencia y la reunificación familiar han sido las principales razones para emigrar de nuestra región”.

Señala que hasta el 31 de agosto de este año, 50,303 niños procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador han sido detenidos en la frontera de Estados Unidos, superando en más de 15 veces la cifra de 2009.

El próximo 14 de noviembre, los mandatarios Juan Orlando Hernández (Honduras), Otto Pérez (Guatemala) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador) presentarán el documento en un encuentro con el vicepresidente norteamericano, Joe Biden.

El Plan será presentado como parte de los acuerdos definidos en julio pasado entre los presidentes del triángulo norte y el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, en la búsqueda de una solución definitiva al problema de emigración.

El Plan establece que para acelerar las acciones de crecimiento y desarrollo se considerarán cuatro elementos fundamentales.

La Prensa