Reconocieron en el Congreso a las naciones que apoyaron al país ante los fondos buitre

La “Mesa Ciudadana en Defensa de la Soberanía Popular” realizó un reconocimiento a los diplomáticos de los países que acompañaron con su voto a la Argentina en la Asamblea General y en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, en su política de “Deuda Soberana” e investigación de las actividades y consecuencias del actuar de los fondos buitre en el mundo.

Del acto, que se realizó en el Salón de los Pasos Perdidos, participaron el director de la Biblioteca Nacional y miembro de Carta Abierta, Horacio González; el diputado nacional Carlos Vilariño (Frente para la Victoria-Salta); el integrante de la Mesa Ciudadana, Eduardo Sigal y Carlos Ferreyra, de la “Mesa Ciudadana en Defensa de la Soberanía Popular”, uno de los organizadores del encuentro.

Asistieron embajadores y representaciones diplomáticas de Bolivia, Ecuador, Chile, Perú, Uruguay, Paraguay, Guatemala, Colombia, Egipto, Argelia, Túnez, Rusia, y Venezuela, entre otras.

En la oportunidad, se hizo entrega a los diplomáticos de una misiva de agradecimiento y afecto popular dirigida a los primeros mandatarios de los 124 países que acompañaron a la Argentina con su voto positivo, con la solicitud de que se hagan conocer los contenidos y sentimientos de este mensaje a los ciudadanos de esos pueblos homenajeados.

Al abrir el acto, y tras la actuación del ballet folclórico “Raíces”, el diputado Vilariño dio la bienvenida a los diplomáticos y agradeció su actitud “solidaria” frente a la postura adoptada por la Argentina con los fondos buitre.

En tanto, el embajador de Bolivia, Liborio Flores, sostuvo que Argentina “no debe agradecer a los pueblos hermanos que hemos apoyado su justa causa” y consideró que “son otros tiempos donde debemos practicar de manera eficaz esa hermandad y solidaridad y pasar del discurso a los hechos”.

Horacio González puso de relieve que se trata de reconocer la preocupación “por la profunda injusticia cuando se toman decisiones a espaldas de la democracia” y destacó la importancia de que “los oscuros poderes internacionales sean cuestionados porque son una amenaza contra toda la humanidad”.

Ferreyra, por su parte, abogó por que este proceso de confluencia internacional colectivo “se profundice y pueda diseñar un nuevo sistema financiero y democratizar las Naciones Unidas” y puso de relieve que “estamos en un nuevo despertar para buscar justicia social, justicia económica y soberanía popular”.

En tanto, destacó en declaraciones a Télam que la participación de más de 25 embajadores, “habla de una actitud de respeto” hacia la Argentina, que hoy día tiene “un planteo de vanguardia para ver como podemos modificar la arquitectura financiera mundial”, por lo que la participación de los embajadores y el apoyo de 130 países, da cuenta del “compromiso” que hoy existe, para generar “los cambios que el mundo necesita”.

Al igual que en las misivas de agradecimiento que se les enviaron a los mandatarios de los países que apoyaron a la Argentina frente a los fondos buitre, Ferreyra resaltó los votos como respuesta “inteligente dirigida a la construcción de un sistema de democracia económica que los pueblos libres del mundo hoy necesitan, como cuestión indispensable, para avanzar hacia un sistema de verdadera “multilateralidad”.

En este sentido, aclaró que “la soberanía de los pueblos es fundamental” y para eso “es muy importante que los pueblos comiencen a transitar la diplomacia popular”, porque también “los pueblos son responsables de construir hermanamientos” porque “es claro que hoy persisten mecanismo que nos intentan hacer retroceder”, aseguró.

Con respecto a la postura que tomó el arco opositor y los medios hegemónicos, Ferreyra cuestionó el apoyo que brindan a los grupos económicos que sostienen la especulación financiera mundial y a la idea que intentan instalar sobre que Argentina está aislada del mundo.

En contraposición calificó al país “como una potencia cultural en estas cuestiones de buscar una nueva arquitectura del mundo financiero”, y añadió que “durante estos años nuestro país ha recuperado un lugar primordial en el escenario mundial”.

Finalmente, marcó que las actividades que desarrollan desde la “Mesa Ciudadana en Defensa de la Soberanía Popular”, son un “esfuerzo” de los pueblos, de los ciudadanos, “para apoyar a nuestra Presidenta”, al tiempo que detalló que proyectan encuentros en los distintos países que conforman la Patria Grande para trabajar la lucha por la soberanía económica frente a los fondos buitre y la cuestión Malvinas como “tierra de la Patria Grande”.

El acto concluyó con la presentación de un cuadro artístico de la Coral de las Américas, danzas tradicionales de distintos países suramericanos y una ceremonia espiritual Rogativa de los Pueblos Antiguos en lengua mapuche.

Télam