Uruguay por Ayotzinapa: se realizó una masiva marcha hacia la embajada de México

Cientos de personas se movilizaron este lunes en Montevideo para solidarizarse con el pueblo mexicano que exige la presentación con vida de 43 estudiantes desaparecidos forzosamente el 26 de setiembre y justicia por otras seis personas asesinadas a manos de las autoridades de Iguala, Guerrero.

La marcha partió a las 18:30 horas desde la Plaza Independencia hacia la Embajada de México (25 de Mayo 643) en el corazón de Ciudad Vieja. Hacia allí se dirigieron familiares de detenidos desaparecidos uruguayos y otras organizaciones de derechos humanos que convocaban, como SERPAJ, también la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), sindicalistas de la central de trabajadores (PIT-CNT), estudiantes secundarios, integrantes de FUCVAM, colectivos que integran Uruguay por Ayotzinapa, entre otras.

Frente a la puerta de la Embajada, una joven estudiante mexicana que reside en nuestro país, se arrodilló y envolvió su rostro y luego su cuerpo con la bandera verde, blanca y roja. A sus pies, un cartel rezaba: “Quiero volver a mi país sin Miedo. Soy estudiante como ELLOS”.

Emilia Carlevaro, integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos Uruguayos, señaló a Uypress que habían decidio convocar a esta movilización porque “este tema nos incumbe a todos” y porque “la impunidad en México es total” y remarcó que esta situación no es de ahora, sino que hay que remontarse, por lo menos, al gobierno de Felipe Calderón.

En este sentido, desde esa organización de derechos humanos criticaron la “naturalización de la represión y la desaparición que quiere hacer el Estado mexicano”.

En la proclama que cerró el acto, leída por la actriz Margarita Musto, se critican los dudosos resultados de las investigaciones oficiales sobre las fosas comunes encontradas en Guerrero, presentados el viernes 7 por el procurador general de México, Jesús Murillo Karam. Las familias de los desaparecidos de Ayotzinapa señalan una y otra vez que no confían en las aseveraciones del gobierno que afirman que sus hijos fueron calcinados y la mayoría de sus restos arrojados a un río cercano, además de ofrecerles una cifra de dinero para que no insistan más en investigar.

Carlevaro dijo que “el procurador había recibido denuncias sobre lo que ocurría en Guerrero y lo que estaba haciendo el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y no había hecho nada. Hace una conferencia de prensa y no muestra una prueba. ¿En qué se basa? En declaraciones de tres sicarios. ¿Con qué autoridad le podemos creer como si fuera una prueba oficial?”

“Esto mismo pasó acá, cuando le señalaron a Macarena (Gelman) dónde estaban supuestamente los restos de su madre (María García, desaparecida hasta ahora); pasó en Chile, cuando le dijeron a los familiares que sus desaparecidos habían sido arrojados al mar y aparecieron en el borde de la Cordillera. La historia es la misma: la misma represión, la misma patraña de los Estados para sacarse los temas ‘de arriba’. Es una estrategia del Estado para decir ‘este tema se terminó'”, sostuvo Irma Leites, integrante de la Plenaria Memoria y Justicia.

Desde la FEUU, el responsable de Relaciones Internacionales, Martín Randall sostuvo que la Federación se solidariza con la búsqueda de justicia en crímenes de este tipo donde sea que ocurran, especialmente cuando reprimen a estudiantes, cuando no se respeta la libertad de expresión y se castiga la rebeldía.

Esta muestra de solidaridad en Uruguay se suma a decenas que se repiten a diario en las principales capitales del mundo desde principios de octubre, cuando el caso de las 43 desapariciones forzadas tomó publicidad en la región. Además, tres caravanas de familiares y organizaciones sociales que recorren México desde el jueves 13, llegarán este 20 al Distrito Federal para reclamar verdad, justicia y castigo a los culpables de estos delitos.

América latina y el mundo se unen bajo el grito de padres y madres de los normalistas: ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!

Uy Press