Chile: diputados exigen renuncia de colegas implicados en financiación ilegal de campañas

Desde el Congreso se exige la renuncia voluntaria de los políticos que se hayan visto implicados en el Caso Penta. En la derecha consideran que ésta es una tesis apresurada. No obstante el Alcalde UDI de La Florida, Rodolfo Carter, aseguró que si fuera por él, renunciaría al cargo. En la arista judicial, la fiscalía anunció las primeras formalizaciones para los dueños de Penta, Carlos Delano y Carlos Lavín. Nombres a los que se suman otros cuatro ejecutivos.

Iván Moreira, Ena Von Baer, Jovino Novoa y Felipe De Mussy son los actuales miembros de la UDI que se encuentran envueltos en el Caso Penta. Tres de ellos son miembros del Parlamento y a pesar de que legalmente no se contempla su expulsión de las Cámaras, desde un marco ético personeros políticos exigen la renuncia voluntaria de los gremialistas.

En ese sentido el diputado independiente Vlado Mirosevic manifestó que, desde ahora en adelante y en la mayoría de las votaciones del hemiciclo, estos diputados y senadores van a ser mirados con ojos críticos por parte de la ciudadanía.

“La pregunta que me hago es: con qué cara van a terminar votando proyectos relacionados, por ejemplo, a la banca. Esto incluye una serie de otras políticas, en donde también me cuestiono, si es que el financiamiento irregular por parte de algún grupo económico también hace ilegitima su votación en el Congreso. Por mi parte, estoy de acuerdo con que los parlamentarios renuncien, aunque cada uno hará lo que le dicte su conciencia.”, aclaró Mirosevic siguiendo la línea de lo planteado en Radio Universidad de Chile por Juan Pablo Cárdenas.

Solo en el caso de una enfermedad grave o cuando existe incompatibilidad de cargos, como en el nombramiento de un ministro, se puede demandar la renuncia de un parlamentario que ya fue electo. El diputado democratacristiano que, además, integra la Comisión Investigadora del Caso Penta, Fuad Chahin, explicó que legalmente es imposible que la tesis planteada se lleve a la práctica, aunque afirmó que se debe avanzar en esta materia.

“Pienso que sería bueno establecer en nuestra legislación que se pierda el cargo como sanción a los incumplimientos graves de las leyes de financiamiento electoral. Me parece que es una sanción que debe estar contemplada. La pérdida del escaño en el caso de los parlamentarios que infrinjan la ley de financiamiento y la pérdida del cargo en caso de los consejeros regionales, los concejales o los alcaldes.”, anunció Fuad Chahín.

Desde Evópoli, el ex ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke reconoce que éticamente existen problemas. A pesar de considerar estos hechos como aberrantes, según su opinión, sería prematuro solicitar la renuncia de Moreira, Von Baer y De Mussy.

“Si no hay un delito propiamente tal, me parece un poco prematuro solicitarle a alguien una eventual renuncia. En esta materia, si se abre la caja de pandora existirían un montón de aristas, donde no sé si queda alguno con una piedra en la mano para poderla lanzar.”, aseguró el miembro de Evópoli.

Contrario a las palabras de Cruz-Coke, está el Alcalde, Rodolfo Carter, compañero de partido de los políticos acusados, quien en un programa de televisión declaró que si él estuviese implicado en este caso, no solo renunciaría al cargo sino que además se saldría del partido para defenderse personalmente.
Formalizaciones

Agitada jornada se vivió este jueves en el caso Penta. Durante la tarde la Fiscalía Oriente solicitó la primera audiencia de formalización en este caso. Todo esto en el marco de investigación por los delitos de Lavado de Activos, Delitos Tributarios y Cohecho, respecto a funcionarios públicos, y Soborno, en relación a particulares. Los imputados serán los dueños del grupo empresarial investigado Carlos Delano y Carlos Eugenio Lavín, además de Manuel Antonio Tocornal, Samuel Irarrázaval, Carlos Bombal y Pablo Wagner.

De esta forma, el abogado querellante del Caso Penta, Enrique Adúnate (PS), expresó que esto le eleva la ampliación de la querella que habían planteado específicamente en relación al posible cohecho efectuado por el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner. Así como la imputación de soborno a directivos de las empresas.

Esta no fue la única de las aristas del caso que se vivieron la jornada de jueves. Ya que los momentos difíciles con los que convive el partido Unión Demócrata Independiente y el Caso Penta se intensificaron con los resultados de la encuesta Adimark. En ese sentido, el presidente de los partidos peor evaluado fue Ernesto Silva de la UDI, con 27 puntos de aprobación y 64 de desaprobación.

Si bien, el diputado Silva asume que en toda la clase política existe un rechazo, la máxima autoridad de la UDI afirmó que el partido se encuentra en un momento difícil. “Mi prioridad es dar conducción a un partido en momento de dificultad” , dijo el gremialista.

También en la mañana el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, reconoció que si los involucrados en el Caso Penta asumieran su intervención, se podría alcanzar un juicio abreviado. Aunque aseguró que esta acción implicaría altas condenas para los que se encuentren envueltos. Situación que se dio a las pocas horas, cuando se conoció las declaraciones de Delano y Lavín aceptando su participación e involucrando a Jovino Novoa en el ilícito, pues le habrían entregado 25 millones de pesos, según se indicó a través de la prensa.

Tras conocerse este quiebre en el silencio entre los dueños de Penta y el ex parlamentario UDI, se supo que Jovino Novoa dejaba su estudio jurídico. Radio Universidad de Chile se contactó con el bufete de abogados, en donde no quisieron explicar, por ahora, las razones de su salida. No obstante se presume que podría ser por su vinculación al Caso Penta.

Diario U Chile

La crisis gremialista: Cinco analistas abordan impacto en la UDI y manejo de Silva en la directiva

Patricio Navia, Gonzalo Müller, Jocelyn-Holt, Cristóbal Bellolio y Camilo Feres enjuician manejo del partido, el rol de su presidente y el nexo de la colectividad con el empresariado. Jocelyn-Holt: “Sorprende el servilismo”

“No me sorprende, la modalidad es conocida. Tampoco me resulta novedoso que los políticos mientan, es más novedoso cuando uno los pilla, como en el caso de la senadora Von Baer”, indicó el historiador Alfredo Jocelyn-Holt.

Tampoco resulta sorpresivo, dijo esta mañana a Radio Zero, “el efecto que tiene la plata en general y qué están dispuestas a hacer las personas por conseguirla”. “Lo que sorprende es lo patéticos que pueden llegar a ser las personas”, comentó, aludiendo a las peticiones de los parlamentarios y ex candidatos en sus correos, donde dijeron “esperar con ansias” o estar “agradecidos de por vida”.

Así, el historiador apuntó al “grado de servilismo que hay envuelto. Ese tipo de detalles me llaman mucho más la atención. Esto es una buena novela de algo que a estas alturas ya es suficientemente conocido el guión”. También calificó de “torpe la manera como se exponen”, con “eso de hacer boletas truchas”, especialmente si después “un señor Bravo cuenta la firme”.
Bellolio: “Entrampa todo”

El académico Cristóbal Bellolio piensa que el caso Penta para la UDI “es uno de los escenarios mas complejos, sin duda. Pone a prueba a la generación de recambio en su capacidad política, hasta ahora; ante la ausencia del ala popular-longueirista, revive en todo esplendor la asociación mental entre gremialismo y empresariado; entrampa todo el trabajo de reconstrucción post debacle electoral”.

Sobre la directiva, señala que “la pregunta morbosamente interesante es si acaso Víctor Pérez, que no tiene los compromisos afectivos y familiares de Silva con los dueños de Penta, habría manejado el asunto de igual forma. Pérez, al igual que Moreira, cultiva un perfil más longueirista que a veces se sacude del empresariado.

Silva, heredero de la línea de Novoa, tiene menos libertad en ese sentido: sencillamente no puede llegar y decir que sus amigos cometieron delitos. Si esa falta de libertad es condicionante en la elección de la mejor estrategia, es natural que su continuidad en el cargo sea evaluada.
Feres: “Se rompió la cohesión UDI”

A juicio del cientista político Camilo Feres, el caso Penta dejó a la UDI en una “crisis profunda”. Sin embargo advierte que, “todavía faltan aristas por desarrollarse, pero la profundidad de la crisis se nota en que están rompiendo un activo de la UDI que es la cohesión interna”.

Asimismo indica que está por verse si la directiva, encabezada por Ernesto Silva, “tendrá la fuerza y legitimidad para conducir un proceso de reconstrucción, pero tiendo a creer que tarde o temprano habrá que cambiar los actores o reforzarlos y poner una figura que tenga distancia con el caso y que le permita buscar caminos. La actual directiva no dará el ancho”. Feres también cree que la histórica relación de la UDI con la clase empresarial sufrirá un cambio.

“Esto va afectar a todos los actores que, hasta hoy día, habían navegado mejor en este sistema. Si se toma Penta como caso demostrativo, además de su preferencia por la UDI, ha preferido no apoyar políticos emergentes”.
Navia: “Silva debería renunciar”

Para el analista Patricio Navia, “la crisis es profunda, y no es de la derecha. Fue un error de la UDI decir que afecta a la clase política.

Me parece que el gran error de la UDI fue convertir el caso Penta en un ‘ataque’ contra la UDI… Se hizo una defensa corporativa del partido cuando había evidencia que involucraba sólo a algunos”. Por lo mismo, agrega que “la directiva de Ernesto Silva lo ha hecho muy mal y sería bueno que den un paso al costado, aunque no creo que lo hagan…

No entiendo por qué Silva ha puesto las manos al fuego sin saber lo que habían hecho algunos candidatos. El no tenía por qué saber lo de las boletas o facturas falsas”, añadiendo que “el gremialismo debe cambiar la estrategia”. En cuanto al futuro del financiamiento de campañas, dice que “va a ser más difícil para todos los partidos y para todos los candidatos…

Con este escándalo las empresas van a cortar ese sistema de financiamiento. En las campañas vamos a ver muchas menos palomas y letreros en meses anteriores a campaña”.
Müller: “Mantener rostros nuevos”

El profesor de la Facultad de Gobierno de la UDD -militante UDI y cercano a Silva-, Gonzalo Müller, estima que “el cuestionamiento de figuras importantes de la UDI la pone en una situación compleja, difícil de enfrentar. La clave de cómo salir de esto es establecer una diferencia entre lo que son conductas individuales y lo que es institucionalmente el partido”. Sostiene que “el mayor error sería cambiar la conducción del partido en medio de esta compleja situación.

Lo ha hecho bien al lograr un equilibrio entre tener lealtad con sus liderazgos cuestionados y un actuar de manera transparente ante la ciudadanía”, y agrega que “haciendo un balance hasta ahora, la directiva ha ido enfrentando el tema de manera correcta”, primero fue atacando las filtraciones que golpeaban al partido”. Así, dice que es necesario “que el esfuerzo inicial de renovación de rostros y estilo se profundice”, aunque sostiene que “es una oportunidad para establecer un cambio en el funcionamiento (de la UDI)”.

La Segunda