Estudio estima que la pasta de celulosa será el principal producto de exportación del Uruguay

El pasado 2 de enero el Instituto Uruguay XXI informó que las exportaciones de bienes uruguayos durante el año 2014 totalizaron 9.178 millones de dólares, lo que representó un incremento de 0,3% con respecto al 2013.

En ese marco también se informó que la soja encabezó las ventas, seguido de la carne bovina, mientras que los dos principales mercados fueron Brasil y China.

Asimismo, el Instituto Uruguay XXI realizó en las últimas horas una proyección en la evolución de las exportaciones de los principales productos uruguayos.

En ese marco, el instituto proyecta para el 2015 “el ingreso con fuerza de la celulosa al ranking del comercio exterior y la ampliación de la soja y de la carne bovina”, luego aparecen en importancia los lácteos, la madera y derivados y el arroz.
Celulosa

En el informe se indica que la planta de celulosa Montes del Plata, instalada en 2014 en la localidad de Conchillas, Colonia, “agregará productos a las exportaciones de pasta de celulosa para elaborar papel al punto de que se calcula que en 2015 será uno de los principales rubros del comercio exterior del país”.

Montes del Plata (consorcio conformado por la empresa chilena Arauco y la sueco-finlandesa Stora Enso) representa una inversión superior a los 2.000 millones de dólares y tiene una capacidad de producción estimada de 1.3 millones de toneladas anuales.

Junto con UPM producirán más de dos millones de toneladas de pasta celulosa por año.

De este modo, “la celulosa liderará en 2015 el ranking de las exportaciones de bienes de Uruguay, junto con la soja y la carne bovina”.

China es el principal comprador de soja, con 50,8% de lo vendido al exterior, y de carne bovina con 19%.

-Importaciones

Por otro lado, los principales productos importados -sin contar el petróleo- fueron automóviles, con 4,3% del total, teléfonos celulares con 4,1%, vehículos para transporte de mercancía con 2,4% e insecticidas, raticidas y fungicidas con 2,3%.

También se profundizó la importación de productos derivados del cambio en la matriz energética que procesa Uruguay.

Se compraron elementos para producción de energía eólica por 381 millones de dólares y para gas por 61 millones.

La Red 21