Nicaragua: informe de empresa constructora del Gran Canal indica que 50% de trabajadores vendrán del exterior

Un detallado informe preparado por la empresa china HKND Group, concesionaria del Canal Interoceánico, afirma que el 50% de los 50 mil trabajadores que se necesitarían para construir el megaproyecto serían reclutados del exterior, 12,500 de ellos de China y el resto de otras naciones. Estos empleados extranjeros ocuparían los puestos más calificados durante los cinco años que duraría la obra, mientras que Nicaragua aportaría prácticamente mano de obra barata.

“Se prevé la contratación de una fuerza de trabajo calculada en 50.000 empleados durante el periodo de cinco años que duraría la construcción. El 50 por ciento de la fuerza de trabajo se incorporaría del interior de Nicaragua. Es probable, sin embargo, que un contingente de personal calificado (por ejemplo, directivos, personal de entrenamiento, operados de equipo especial) tendrían que ser empleados expatriados, con alrededor del 25% de China y el 25% de otros países”, se lee en el informe, al que pudo acceder Confidencial.

HKND explica que el proyecto requeriría aproximadamente 1,500 posiciones administrativas y 48,500 posiciones “de campo”. La concesionaria advierte que Nicaragua cuenta con una “limitada fuerza de trabajo altamente calificada”, lo que tiene “implicaciones importantes para la dotación de fuerza del trabajo para el proyecto”. Es por ello que HKND justifica la contratación de miles de trabajadores de China y otros países, ya que habría una inversión “significativa” en formación, específicamente en personal de mantenimiento y operadores de equipos especiales.

Además de la cantidad de trabajadores extranjeros que necesitará contratar, HKND presenta una lista completa de los equipos que utilizará para la construcción del Canal, entre los que enumeran hasta 274 excavadoras, 84 ‘bulldozers’, 20 excavadoras anfibia, 58 grúas gigantes, 21 bombas de hormigón, 62 mezcladoras de cemento, 188 camiones de descarga, entre otros. Además, se necesitarán cantidades ingentes de materiales de construcción como acero u hormigón, “para muchos de los cuales no hay proveedores nicaragüenses, por lo que la mayor parte de los materiales tendrían que ser importados”.

Sindicalistas: “maestros de obra” tendrán trabajo

Dos dirigentes sindicales consultados por Confidencial reaccionaron sin sobresalto a la noticia.

Roberto González, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores, dijo al conocer las cifras que “no es muy grande la diferencia con lo que habíamos hablado”. Recordó que ellos tuvieron varios encuentros con HKND “para abordar el tema de las proyecciones y necesidades de fuerza de trabajo y su calificación, sin acordar cifras específicas, dado que se hablaba de realizar la obra en tres etapas”.

La inicial comprendía habilitar vías de acceso para traer la maquinaria pesada y trasladarla desde Brito, para lo cual se necesitaría de 3,000 a 3500 trabajadores, fundamentalmente nicaragüenses, y aunque se hablaba de importar mano de obra especializada, se entendía que una parte vendría de China, pero que podría haber también nacionales, “en base a las capacidades que el país tuviera”, detalló.

González dijo que tanto la Cámara de la Construcción como el gobierno, conocen estos detalles, porque de hecho, tanto Inatec como el Ministerio del Trabajo tendrán que certificar la fuerza de trabajo nacional que el país pondrá a disposición de HKND. Aunque las Obras de Inicio sólo requieren 150 trabajadores, el sindicalista recordó que “el arranque va por etapas, y la demanda de mano de obra crecerá en la medida que se amplíen las obras”.

Según lo que les explicó HKND, en la fase de Desarrollo se necesitarían al menos entre 15,000 a 20,000 trabajadores, “quizás un poco más”, mientras que en el momento álgido llegarían a 50,000.

“Como CST, hemos planteado que estábamos conscientes de que se iba a requerir fuerza de trabajo nacional; también fuerza de trabajo china, con mayor nivel de calificación, y que el canal facilitaría la integración de Centroamérica y El Caribe, al facilitar contratación de trabajadores de la región. No tiene sentido que una gran obra como ésta sólo requiera fuerza de trabajo china, sino que debería compartirse con los nacionales”, aseveró.

Por su parte, Luis Barbosa, Presidente de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, aceptó que la mayor parte de empleos a generar no sean administrativos porque “una administración nunca será muy alta en porcentaje. Si lo hicieran así, quebraría el proyecto”.

De todos modos, también recordó que tanto carpinteros, como maestros de obras, fiscales o bodegueros, son técnicos, y que aún entre los obreros de construcción, hay especialistas en gypsum o soldadores. “No es cualquiera que maneja un Caterpillar o una motoniveladora”, sentenció.

Confidencial