Por diferendos arancelarios, el Gobierno panameño decide paralizar TLC con Colombia

A finales de febrero, Panamá irá a una audiencia con Colombia para resolver un conflicto arancelario que está afectando los negocios de la Zona Libre de Colón (ZLC).

Para agosto, la Organización Mundial del Comercio (OMC) podría dictar su fallo sobre este caso.

Mientras no se resuelva, el Gobierno panameño no ratificará el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los sudamericanos, informó el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI).

Panamá interpuso ante la OMC una demanda a Colombia quejándose por la imposición de un exagerado arancel a los textiles y calzados que son reexportados desde la ZLC hasta Colombia.

La imposición de este arancel y el impago de una deuda de $535 millones de empresarios venezolanos han causado una profunda crisis en la zona franca panameña.

El monto de las pérdidas por el flujo de capital que se ha dejado de percibir se desconoce con exactitud, aunque hay quienes estiman que el emporio comercial podría estar cerrando el 2014 con una baja del 12% en el comercio.

El Gobierno ha cerrado filas para proteger los intereses de la ZLC. Como una medida de presión, Melitón Arrocha, titular del MICI, aseguró que no presentará ante la Asamblea Nacional el TLC con Colombia hasta que las condiciones de intercambio comercial sean favorables.

‘No se ha encontrado el clima propicio para darle paso a un acuerdo de libre comercio; sin embargo, esperamos que esto se supere a corto plazo’, dijo el ministro.

El funcionario detalló que no se puede ratificar un acuerdo comercial cuando se le han impuesto a la zona franca medidas que están fuera de las normas estipuladas por la OMC.

Arrocha explicó que en una reciente visita a las autoridades colombianas se advirtió la postura que sumiría Panamá. Incluso, se hizo un llamado para retomar la vía del diálogo con pleno respeto a la normativa internacional en materia de comercio.

Colombia, como en otras ocasiones, no presentó ninguna intención de resolver el conflicto.

Por su parte, los empresarios de la zona franca mostraron su respaldo a la decisión del ministro. ‘Lo vemos como algo muy positivo. Colombia tiene que entender que no puede faltarle el respeto a Panamá ni tomar medidas unilaterales contra la ZLC’, dijo Luis Germán Gómez, presidente de la Asociación de Usuarios del emporio comercial.

Gómez dijo, además, que ‘Colombia se comporta de una manera agresiva, no negociadora’.

El empresario recordó que mientras el 20 de septiembre de 2013 se firmaba el acuerdo existía la polémica por el artículo 74 que establecía las barreras arancelarias a los textiles y calzados que eran reexportados desde la ZLC.

En ese entonces ,los empresarios del área de libre comercio habían pedido que no se negociar ni firmara el acuerdo porque la imposición del arancel a los productos era contraria a la normas de libre comercio.

Arrocha, por su parte, espera que la OMC le otorgue la razón a Panamá en esta disputa comercial con Colombia. De hecho, el organismo internacional ha fallado anteriormente a favor de Panamá en casos similares.

La Estrella