Ecuador: provincias de Azuay y Guayas ponen fin a conflicto limítrofe abierto hace más de cuatro décadas

376

En un ambiente de confraternidad, los prefectos de Azuay Paúl Carrasco y del Guayas Jimmy Jairala, firmaron ayer, en Machala, provincia de El Oro, el acuerdo mediante el cual se definen los límites en una zona de indefinición de 609 kilómetros cuadrados. El evento que estuvo previsto para las 10:00 se concretó dos horas más tarde, en el salón Guayaquil del hotel Oro Verde de Machala.

El acuerdo contempla, además, impulsar de manera conjunta el Programa Interprovincial Solidaridad y Desarrollo del Complejo Agroindustrial Cacao, en apego a la ley que abre la posibilidad de que los pueblos que resuelvan amistosamente un conflicto limítrofe, obtengan del gobierno nacional el apoyo financiero correspondiente.

“Fue un tema duro que nos ha tomado seis meses y aunque por ahí quede algún tema para la duda legítima de algunos ciudadanos, es importante el haber llegado a la culminación de este proceso y lo que primó fue el interés común. Sólo falta definir un kilómetro cuadrado en Abdón Calderón, el resto está absolutamente sellado”, expresó Jimmy Jairala, prefecto del Guayas, quien confesó que hubo momentos en que pensó que con Azuay resultaría muy complejo un acuerdo, más aún cuando su línea política dista de la de su similar del Azuay.

Por su parte, Paúl Carrasco, prefecto del Azuay, expresó su agradecimiento a los equipos técnicos de las dos Prefecturas por su dedicación durante los últimos seis meses dedicados a definir cada aspecto del acuerdo que se firmó ayer.

“La democracia se construye con tolerancia, con diálogo, y con diálogo se llega a la paz. Hay que entender que somos diferentes y que es necesario que esas diferencias sean respetadas y hoy hemos hecho eso. Fue el primer trabajo que iniciamos en Azuay y es el último en cerrar. Es importante que la población entienda así la democracia, por lo que abogo que desde ahora ese proceso de paz y cierre de límites entre Azuay y Guayas, no vuelva a tener confrontaciones ni a poner en riesgo la vida de los ecuatorianos, porque juntos somos Ecuador”, expresó Carrasco.

Comentario

Luis Castro, alcalde de Balao, en cuya jurisdicción está parte del territorio ahora definido, manifestó que ninguna de las partes debe sentirse ganadora ni perdedora porque el esfuerzo de las autoridades lo que ha permitido es dar un paso importante para evitar más confrontaciones.

“No debemos sentirnos afectados; hasta cuándo vamos a estar en este problema y quizá se podía lamentar un herido o un muerto. Son más de seis meses de diálogo, en realidad esos territorios siempre eran de Balao, prácticamente ese kilómetro donde se hará la consulta queda en el centro y si gana el Azuay, será un lunar porque el territorio que le rodea es del Guayas, pero hay la voluntad de los dos prefectos para la consulta y entonces hay que respetar, en todo caso es un paso gigantesco el que se ha dado”, dijo Castro.

Para el tratamiento del tema se definieron zonas de estudio, la primera denominada La Suya-Putucay, entre el cantón Naranjal de la provincia del Guayas y el cantón Cuenca, del Azuay, con aproximadamente 601.9 kilómetros cuadrados, y otra denominada Abdón Calderón, San José, La Adelina, siguiendo el río Balao, que involucra a los cantones Cuenca y Camilo Ponce Enríquez, del Azuay; y, el cantón Balao, de la provincia del Guayas, con un área aproximada de 7 kilómetros cuadrados. MACHALA.- (I)

UBICACIÓN DE COMUNIDADES

El acuerdo amistoso, que a decir de las autoridades de las dos provincias pone fin a los conflictos y enfrentamientos entre pueblos hermanos, los cuales se han venido suscitando desde hace unas 4 décadas, precisa la ubicación geográfica de cada comunidad.

Tras el análisis de la documentación existente y los criterios técnicos de las comisiones de las dos Prefecturas, las comunidades del Azuay que estaban dentro del sector establecido como de indefinición limítrofe, según el Comité Nacional de Límites Internos (CONALI), se fijaron de la siguiente manera: Jesús del Gran Poder, Putucay, Tres Ranchos, Estero Piedras, Cacao Loma Azuay, El Tamarindo, Corona de Oro, Villa Nueva, Luz María, El Descanso, San José, Zambal, El Potrero, Cooperativa Luz y Guía, Shagal, Río Blanco, Hermano Miguel, La Adelina, Unión Azuay, Río Balao y La Florida.

En tanto, quedan en territorio de la provincia del Guayas las comunidades: Teresa de Patul, La Suya, Luz de América, Chilca Playa, Cacao Loma Guayas, Aguas Calientes, El Porvenir, Flor y Selva, San Miguel, Comuna Shuar, Camacho, San Pedro, Cooperativa Tres de Noviembre, San José del Recreo.

MÁS DETALLES

– Treinta y cinco comunidades estaban en el área de indefinición limítrofe, según el Consejo Nacional de Límites (CONALI). De ellas, 21 quedan en el Azuay y las 14 son territorio de la provincia del Guayas.

– Mientras se firmaba el acuerdo limítrofe, un grupo de habitantes de la parroquia El Carmen de Pijilí, con pancartas, gritaban consignas exigiendo su pertenencia al cantón Camilo Ponce Enríquez.

– En Cuenca, dirigentes de la parroquia Molleturo, entre ellos Víctor Bueno, dieron una rueda de prensa señalando que no reconocen el acuerdo interprovincial y que plantearán un recurso de protección.

EN CIFRAS

136.1

kilómetros de longitud es la superficie de indefinición limítrofe que afectaba a las provincias de Azuay y Guayas, lo que ha generado conflicto por varias décadas.

1

kilómetro cuadrado comprende el área de la comunidad Abdón Calderón, donde las partes acordaron elevar a Consulta Popular para que la población decida a qué provincia pertenece.

El Mercurio

Más notas sobre el tema