Informe de la ONU reafirma a Costa Rica como “punto clave” para recepción y envío de drogas en la región

116

Un informe publicado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) de las Naciones Unidas (ONU) reafirmó el papel de Costa Rica como punto clave para la reexpedición (recepción y reenvío) de drogas en el continente americano.

Junto con Honduras, conforman las dos naciones como principales puntos para la reexpedición y según el informe, publicado el 3 de marzo, la región centroamericana representa un aumento del consumo, el tráfico de drogas y la violencia. La organización identificó la frontera entre Guatemala y Honduras como el sector donde más transita cocaína ilícitamente.

“Costa Rica y Honduras siguen siendo puntos principales de reexpedición. La cantidad de cocaína que pasa clandestinamente por Centroamérica ha aumentado, sobre todo en la frontera entre Guatemala y Honduras, a raíz de la intensificación de la lucha contra la droga en México”, expone el informe.

Según la entidad afiliada a la ONU, “se calcula que más del 80% del total de la cocaína que se introduce clandestinamente en los Estados Unidos pasa por la región. Asimismo, aumenta la tendencia a producir drogas ilícitas en la región. El cannabis se produce principalmente en pequeñas cantidades para consumo local”.

Jife identificó el tráfico de cocaína como la principal fuente de ingresos para los grupos delictivos de la región y esto, a su vez, significa una competencia entre agrupaciones y un aumento de la violencia.

“Las zonas más preocupantes en lo que respecta a la violencia se encuentran en el litoral de Honduras, en ambos lados de la frontera entre Guatemala y Honduras, y en Guatemala, a lo largo de las fronteras con Belice y México”, expresó la junta.

El informe apunta a la existencia de 900 bandas criminales en Centroamérica, conformadas por unos 70 mil miembros. Sin embargo, Jife resaltó el papel del gobierno costarricense la puesta en marcha de varias recomendaciones giradas en 2011 tras una visita oficial.

“En 2012 Costa Rica introdujo cambios importantes en su marco jurídico de fiscalización de estupefacientes y sustancias sicotrópicas. Se aprobaron reglamentos para mejorar la vigilancia del cumplimiento de los requisitos de presentación de informes sobre estupefacientes y sustancias sicotrópicas por las farmacias, las droguerías y los laboratorios farmacéuticos”, dicta el documento.
Uso medicinal

Jife recalcó el hecho de que en Costa Rica los progresos son escasos “para asegurar la disponibilidad de estupefacientes y sustancias sicotrópicas con fines médicos”.

“La Junta alienta a las autoridades a que detecten y subsanen los obstáculos en ese ámbito, especialmente en lo que respecta al fomento de la capacidad y al aumento de los conocimientos técnicos de los profesionales de la salud, según proceda”, puntualiza la organización.
“Centroamérica presenta debilidades”

El exviceministro de Seguridad, Álvaro Ramos, señaló que la posición geográfica del país y la región centroamericana es desventajosa dentro del esquema de las organizaciones narcotraficantes que trabajan su mercado desde el sur hasta el norte del continente.

“Las dos más grandes masas acuáticas (pacífico y caribe) son puntos fronterizos para nosotros. Eso facilita una escala a nivel planetario del tráfico de drogas (…) Centroamérica presenta debilidades institucionales en sus sistemas judiciales, policiales y un tipo de fuerza armada que estaba politizado”, reseñó Ramos.

El especialista señaló que es normal que se tengan aumentos en el tráfico, amparados en el consumo interno que se hace en los países. “La prueba más grande son los enormes cargamentos que con gran éxito las autoridades policiales costarricenses capturan día a día”, dijo.

Ramos consideró que los narcotraficantes han adivinado todas las estrategias ideadas por los gobiernos de la región. “La lucha como la conocemos, diseñada hace 40 años, ha fracasado”, concluyó.

CR Hoy

Más notas sobre el tema