Sin declaración consensuada y tras histórico encuentro de cancilleres de Cuba y EEUU, arranca la VII Cumbre de las Américas

La VII Cumbre de las Américas inicia en Panamá sin una declaración final debido a que el Gobierno de los EE.UU., ha manifestado su desacuerdo con algunas de las cláusulas; situación que impidió el acuerdo absoluto.

Esta información fue confirmada por el canciller de Argentina, Héctor Timerman, quien calificó al evento como “un debate entre presidentes”. En ese sentido lamentó la ausencia de consenso y destacó que “lo importante es hablar sobre las diferencias que tenemos”.

Aunque la convocatoria cuenta con la participación de 33 jefes de Estados (35 fueron convocados) y la calificación de ‘histórica’ por la participación de Cuba tras décadas de exclusión promovida por Estados Unidos, la reunión de cancilleres no logró un acuerdo en todos los temas de la agenda.

De acuerdo con información del diario La Estrella de Panamá los ochos ejes centrales abordados por las delegaciones diplomáticas fueron: seguridad, educación, migración, energía, medio ambiente, participación ciudadana, gobernabilidad democrática y salud.

Pese a que los mandatarios no recibirán la Declaración de Panamá podrán tener en sus manos las conclusiones de los cuatro foros previos: sociedad civil, juventud, rectores y el empresarial.

La canciller panameña, Isabel de Saint Malo explicó la situación: “Lo que tenemos es un proceso donde ha habido acuerdos y es posible que lo presentemos directamente a los organismos sin presentarlo a la reunión de cancilleres.

Los Gobiernos participantes de la VII Cumbre de las Américas instarán al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a derogar el decreto emitido el pasado 9 de marzo que declara a Venezuela como una amenaza para su seguridad nacional; así como a levantar el bloqueo sobre Cuba impuesto desde hace más de 50 años.

Escenarios previos

Antes del inicio oficial de la Cumbre una serie de acontecimientos marcaron el desarrollo de los foros previos.

La delegación cubana que asiste a la agenda paralela de la Cumbre de las Américas en Panamá denunció el miércoles la presencia de mercenarios pagados por Estados Unidos como el asesino de Ernesto Ché Guevara, Félix Rodríguez Mendigutía, alias “El gato”, al servicio de la CIA.

Por su parte el portavoz de la delegación venezolana en VII Cumbre de las Américas, Luis Pérez, afirmó el miércoles que las delegaciones suramericanas han sido víctimas de ataque por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A su vez informaciones de Prensa Latina detallan que la Organización de Estados Americanos logró la acreditación de civiles representantes de sectores adversos a Cuba y Venezuela financiados por Washington.

Telesur

Panamá se queda sin declaración final

La VII Cumbre de las Américas arranca oficialmente hoy, pero ya fue anunciado el fracaso del proclamado ‘Mandato de Panamá’, que quiso ser incluyente y vinculante.

En la reunión de cancilleres de ayer, en la que se concretaría el documento, los países no llegaron a un acuerdo y, por lo tanto, no habrá una declaración final.

La Cumbre en Panamá será un éxito en convocatoria y asistencia, con 33 de los 35 presidentes de la región presentes. Se lleva, además, la proclamación de ‘histórica’, por ser sede del primer encuentro entre un presidente de Cuba y otro de EEUU, tras más de medio siglo de conflicto bilateral. Tal vez era mucho esperar que también contara con una proclama conjunta que recogiera las firmas de todos los polos políticos de la región.

El escollo principal, según fuentes diplomáticas internacionales presentes, no ha sido Cuba ni el hecho de que aún no sea miembro pleno de la Organización de Estados Americanos, que auspicia la Cumbre. Tampoco se debió a que siga vigente su inclusión en la lista —elaborada por Estados Unidos—de los países relacionados con movimientos terroristas, ni las sanciones comerciales que aún le impone EEUU.

La culpa del fracaso del Mandato de Panamá fue el rechazo de Caracas hacia los últimos cuestionamientos contra algunos de sus funcionarios.

El descontento del gobierno venezolano ha sido tal que llegó a condicionar la asistencia del presidente Nicolás Maduro a la cita panameña. Para evitarlo, la diplomacia de Isabel Saint Malo tuvo que hacer gala de sus mejores oficios y la ayuda del gabinete del presidente Barack Obama, que suavizó su enfrentamiento contra el régimen venezolano la pasada semana hasta el punto de enviar al consejero del secretario de Estado, Thomas Shannon.

La reunión de ministros exteriores del continente, que se celebró a puerta cerrada, terminó con el ‘respaldo’ a la propuesta panameña de ‘trasladar’ los ‘Mandatos para la Acción’ , preparados para la Cumbre, a las instituciones del Sistema Interamericano y al Grupo de Trabajo Conjunto de las Cumbres, ‘para que gestionen la implementación de todo lo acordado’.

Una manera sutil, según los analistas consultados, de tapar el hecho de que no hubo compromiso ni forma posible de un acuerdo a 35 bandas.

El primer signo de esta discordia lo reveló la misma canciller, quien el pasado miércoles declaró a la agencia de noticias EFE que el documento final (de la Cumbre) no se haría público.

Saint Malo justificó la medida en el deseo de evitar ‘falta de consenso por matices políticos’. El presidente Juan Carlos Varela ratificó después la información a la prensa local, al señalar que el encuentro hemisférico concluiría con una ‘declaración institucional’ que formulará él. La Cumbre se queda sin proclama.

==========

SIN ACUERDO

Los ocho puntos de una propuesta que no fue

La Declaración de Panamá contenía ocho puntos o ejes temáticos que las 33 naciones del continente debían atender: seguridad, educación, migración, energía, medio ambiente, participación ciudadana, gobernabilidad democrática y salud.

El vicecanciller de la República de Panamá Luis Miguel Hincapié explicó que cada uno de los puntos contenía una agenda de trabajo y citó, como ejemplo, el área de seguridad, sobre la que se proponía aumentar la imprescindible lucha transfronteriza contra el narcotráfico.

Lo cierto es que los presidentes no recibirán la Declaración de Panamá, pero sí las conclusiones de los cuatro foros que se desarrollaron paralelos a la VII Cumbre de las Américas: el foro de la sociedad civil, juventud, rectores y el empresarial, que organizó el BID.

También recibirán un mensaje de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), por intermediación del presidente Varela, que reclama la libertad de prensa y la libertad de expresión como un derecho inalienable de todos los pueblos.

Se espera, asimismo, encuentros bilaterales y multilaterales y el avance de gestiones de trabajo de la OEA, que cambiará próximamente de manos.

La Estrella

Se reunieron en Panamá el canciller cubano y el secretario norteamericano de Estado

El canciller cubano, Bruno Rodríguez y el Secretario norteamericano de Estado John Kerry se reunieron durante varias horas en la capital panameña, previo al comienzo de la VII Cumbre de las Américas..

El departamento de Estado colgó en su cuenta oficial de la red social Twitter una foto en la que se ve a ambos diplomáticos estrechándose la mano.

El encuentro de Rodríguez y Kerry es el de más alto nivel diplomático en más de me­dio siglo.

La Habana y Washington avanzan en el proceso para el restablecimiento de relaciones diplomáticas desde que el pasado 17 de di­ciembre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran su intención de abrir un nuevo capítulo en la convulsa historia que une a los dos países.

Sin embargo, todavía persisten obstáculos como la injustificada inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo internacional y la ausencia de servicios bancarios para la misión diplomática en Washington.

El Departamento de Estado recomendó re­cientemente que Cuba debía salir de la lista, pero todavía el presidente no ha notificado su decisión al Congreso, que tiene 45 días para emitir una opinión pero carece de capacidad para revertirla.

Hasta el momento se han celebrado dos rondas de conversaciones para implementar el restablecimiento de los nexos, una en la capital cubana y otra en la estadounidense, y se han llevado a cabo otros encuentros bilaterales sobre temas específicos.

Radio Habana Cuba

Presidentes del SICA a encuentro con Barack Obama en Panamá

Los presidentes de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) deben demandar del gobernante de Estados Unidos, Barack Obama, que asuma un mayor compromiso de cooperación con la región.

El rector de la Universidad José Simeón Cañas de El Salvador, André Oliva, hizo esa recomendación de cara al encuentro que los mandatarios de Sica sostendrán este día con el presidente Obama en Panamá, previo a la VII Cumbre de las Américas, que se llevará a cabo el 10 y 11 de abril.

“Sería importante que el presidente Obama y Estados Unidos asumiera un compromiso de desarrollo con la región centroamericana, de manera que ese desarrollo lo vean como algo que no solo va a beneficiar a la región sino a Estados Unidos”, expresó el rector a EL HERALDO, primer medio de comunicación de Honduras presente en la VII Cumbre de las Américas.

De igual manera, en este encuentro sería oportuno que los gobernantes del Sica pidan al gobierno de Estados Unidos la aprobación de un estatus migratorio permanente y más amplio a favor de los inmigrantes centroamericanos, considero el rector Oliva.

Oliva participa en el Foro de Rectores que se lleva a cabo en el centro de convenciones Megápolis, uno de los tantos encuentros alternos a la cumbre.

Según Oliva, Estados Unidos resulta ganancioso de que Centroamérica obtenga mejores indicadores económicos y sociales, ya que de esa forma se frena la migración ilegal de centroamericanos.

Para esta reunión están invitados el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, que llegó a Ciudad de Panamá acompañado de sus cercanos colaboradores.

En la reunión con Obama también estarán presentes el mandatario de Guatemala, Otto Pérez; el de Nicaragua, Daniel Ortega; el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; el de Costa Rica, Luis Guillermo Solís; y el primer ministro de Belice, Dean Oliver Barrow.

Temáticas

Temas bilaterales, energía, comercio, migración y seguridad son parte de los tópicos agendados en el encuentro.

Otro tema importante que se debe de plantear a Obama es que exista un comercio más igualitario entre Centroamérica y Estados Unidos desde el punto de vista de subvenciones.

Los cancilleres de los países del Sica sostuvieron reuniones para preparar el encuentro presidencial y otros puntos sobre la participación de los dignatarios en la Cumbre de las Américas.

El encuentro con Obama también servirá para que los gobernantes de, Honduras, El Salvador y Guatemala se refieran al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte mediante el cual Estados Unidos aportará 1,000 millones de dólares para proyectos de desarrollo.

Con esos fondos, de los cuales Honduras tendría acceso a 330 millones de dólares, se pretenden poner en práctica estrategias encaminadas a lograr mayor crecimiento de las economías de los tres países por medio de un crecimiento de la inversión privada y la promoción de actividades económicas en áreas geográficas estratégicas

Una de las inversiones privadas que se piensa fomentar con el Plan para la Prosperidad consiste en la creación de zonas económicas especiales en donde se les brindará un tratamiento diferenciado, es decir, las Zonas Especiales de Desarrollo (Zedes).

El congreso de Estados Unidos ha solicitado mecanismos de rendición de cuentas para aprobar el desembolso de los 1,000 millones y se planea pedir los mismo para anteriores aportes financieros sobre los que considera ha existido poca vigilancia.

El Heraldo